Secciones
×

Síguenos en

Piden renuncia al presidente del Tribunal Constitucional

Izquierda le cuestiona que su militancia compromete su independencia e imparcialidad

Francisco Pérez de los Cobos, presidente del Tribunal Constitucional.
Francisco Pérez de los Cobos, presidente del Tribunal Constitucional.

Por

Jul 30, 2013- 19:00

ESPAÑA. El partido Izquierda Unida exige la renuncia del murciano Francisco Pérez de los Cobos como presidente del Tribunal Constitucional ya que su participación en el Partido Popular lo desautoriza para ejercer ese cargo.

A la vez, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) envió un escrito a la Mesa del Congreso pidiendo que reconsidere su decisión de no admitir a trámite la solicitud de comparecencia del presidente del Tribunal Constitucional, para que explique por qué ocultó su militancia en el PP (derecha) cuando fue nombrado magistrado.

La Constitución española prohíbe a jueces y magistrados pertenecer a partidos políticos y exige “total independencia”.

El pasado miércoles por la mañana la Mesa de la Cámara, con el voto del PP, no aceptó tramitar esta petición, decisión que, por la tarde, generó un tenso debate en el seno de la Diputación Permanente entre la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, y la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos.

Ahora, los socialistas han presentado un escrito en el que reclaman a la Mesa que reconsidere su negativa y, para ello, esgrimen una serie de antecedentes de peticiones de comparecencia de otros altos cargos de órganos constitucionales que sí han sido aceptadas, según consta en el escrito.

Tal ocultación, alegan, “condujo a un desconocimiento que, sin duda, afectó a la formación del juicio favorable de idoneidad de los miembros de la Comisión Consultiva de Nombramientos”, que trasladaron al pleno un criterio favorable de idoneidad que “tal vez no hubiera obtenido” de haber puesto en conocimiento de los parlamentarios esa militancia.

Los socialistas aseguran que no quieren “controlar” al TC ni la función de su presidente como tal, sino examinar su idoneidad teniendo en cuenta que cuando fue analizado por las Cortes Generales ocultó que era militante del PP.

Para el PSOE, decir que es irrelevante la afiliación partidista del presidente del TC y el hecho de que la ocultara es tanto como mantener que “se puede mentir o presentarse como algo que no se es, actuación esta última que perfectamente se acomoda a la actuación de Pérez de los Cobos”.

Las primeras informaciones periodísticas señalaban que Pérez Cobos pagó su cuota de afiliado entre 2008 y 2011. El presidente del alto tribunal se reunió con sus pares y admitió su afiliación al PP cuando ya era magistrado pero –indicó– que ya no paga las cuotas.

Según López Cobos, su militancia era legal puesto que, según la ley del Tribunal Constitucional, la incompatibilidad se aplica sólo a funciones directivas en partidos políticos, lo que no es su caso.

Tras escuchar sus explicaciones, ninguno de los 11 magistrados que componen el tribunal ha solicitado su renuncia ni ha emitido queja alguna durante la reunión.

Pérez de los Cobos fue elegido por el Senado en diciembre de 2010 a propuesta del Partido Popular, tomó posesión en enero de 2011 y se convirtió en presidente del TC el pasado mes de junio tras la renovación de un tercio de sus miembros por el Gobierno y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Tras el pleno celebrado, el Tribunal Constitucional ha aclarado en una nota que, según la Carta Magna, sus miembros, a diferencia de los del Consejo General del Poder Judicial, pueden ser afiliados a partidos políticos como su actual presidente, aunque no dirigentes de los mismos.

Por su parte, los miembros del PP en la Mesa consideran que no hay ningún precepto en la Constitución ni en el Reglamento del Congreso que permita esa comparecencia. Se han remitido, entre otros, al artículo 159.5 de la Constitución, que establece que “los miembros del Tribunal Constitucional serán independientes e inamovibles en el ejercicio de su mandato”.

Es decir, que no están sometidos al control del Parlamento. La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, según explican, solo establece tres motivos de relación de la institución con el Parlamento: en la tramitación de recursos de inconstitucionalidad, en la comunicación de vacantes y en la elección de sus miembros.

En la nota recogida, que no menciona a Pérez de los Cobos, asegura que el artículo 159.4 de la Constitución y el 19.1 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, establecen que la condición de miembro del mismo es incompatible, entre otros supuestos, “con el desempeño de funciones directivas en un partido político o en un sindicato y con el empleo al servicio de los mismos”.

Por el contrario, el 127 de la Constitución prohíbe a los miembros del Poder Judicial, al que no pertenece el Tribunal Constitucional, la militancia a partidos políticos o sindicatos, sin distinguir entre dirigentes y afiliados, informa Servimedia.

Los jueces discrepan

Los jueces y magistrados han discrepado sobre si el presidente del Tribunal Constitucional, debe presentar su dimisión tras conocerse su militancia en el PP.

Mientras que Jueces para la Democracia y el Foro Judicial Independiente creen que debería renunciar al cargo para dar credibilidad a la institución, la Asociación Profesional de la Magistratura ha defendido la independencia de Pérez de los Cobos y que ya ha dado muestras de ella en las sentencias en las que ha intervenido.

Para la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), lo relevante del asunto es si a lo largo de sus resoluciones de su actuación “se deriva la existencia de alguna actuación partidista en lo que ha realizado como magistrado”, explica su portavoz, Antonio Piña.

“No vemos que haya sido tendente hacia el PP de una manera evidente”, ha dicho Piña, sino que ha dado probadas “muestras de que ha mantenido su independencia por encima de cualquier interés”.

El TC no tiene nada que ver con la carrera judicial, según la APM, sino que son “órganos distintos” y sus magistrados no tienen la prohibición de pertenencia a partidos políticos como los miembros de la carrera judicial.

“El Tribunal Constitucional siempre ha mantenido un carácter totalmente distinto. Sus magistrados provienen de otros ámbitos y es normal que tengan su propia vida, vida que a veces viene relacionada con la pertenencia a un partido político”, ha dicho Piña.

Por su parte, el portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch, ha mantenido que funcionalmente “no puede ser compatible el cargo de presidente del TC con estar afiliado al PP” porque se trata de “un órgano constitucional de una gran trascendencia que debe preservar los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia”.

Para Bosch, la militancia política de Pérez de los Cobos “priva de credibilidad” al TC ante la ciudadanía “en muchas de sus resoluciones”, ya que este tribunal tiene que resolver numerosas cuestiones que ha aprobado el Gobierno o el Parlamento.

—AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios