Secciones
×

Síguenos en

ABC: régimen de Norcorea sobrevive traficando armas, drogas, y hasta viagra

Con sus actividades delictivas ganaría hasta $1,000 millones al año

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli difundió en su cuenta en Twitter fotografías de los aviones Mig-21 hallados en un barco norcoreano proveniente de Cuba. foto edh / Internet
El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli difundió en su cuenta en Twitter fotografías de los aviones Mig-21 hallados en un barco norcoreano proveniente de Cuba. foto edh / Internet

Por

Jul 23, 2013- 19:00

PEKÍN. El 10 de julio, el barco norcoreano Chong Chon Gang fue detenido por sospechas de transportar droga, cuando se disponía a transitar el Canal de Panamá, rumbo a Corea del Norte, procedente de Cuba.

Pero cuando se inspeccionaron los contenedores, ocultos, bajo 10,000 toneladas de azúcar, había incluso dos cazas Mig 21 de fabricación soviética. Además, varios equipos de misiles, 15 motores de este tipo de aviones, 9 cohetes en partes y piezas. También fueron encontradas baterías antiaéreas, radares para controlar antimisiles y sus respectivos vehículos de transporte.

Mientras, los agentes de aduanas siguen sacando los 220,000 sacos de azúcar que transportaba el navío en busca de más armas o incluso droga en las bodegas que todavía no han registrado.

Cuba ha reconocido que le pertenece la carga aduciendo que son 240 toneladas métricas de “armamento obsoleto que iba a ser reparado en Corea del Norte”.

Pablo M. Díez, corresponsal en Pekín del diario ABC de España, explica que con la captura del barco Chong Chon Gang se pone de manifiesto el tráfico de armas con que se financia el régimen de Pyongyang.

Debido a su programa de armas nucleares, Corea del Norte tiene prohibido por Naciones Unidas importar y exportar la mayoría de las armas que existen en el mercado.

Según ABC, no es la primera vez que uno de sus barcos es atrapado in fraganti.

De hecho, el Chong Chon Gang, ya fue detenido en el puerto ucraniano de Oktyasbrk en febrero de 2010, cuando se encontró a bordo municiones y drogas.

Otro de los episodios más sonados tuvo lugar a finales de 2002. A petición de EE.UU., la Armada española interceptó en el golfo de Adén al carguero So San con 15 misiles Scud que iban a ser vendidos en Yemen, una operación que finalmente se llevó a cabo con la autorización de la Casa Blanca.

El diario español agrega que entre junio y julio de 2009, el carguero Kangnam 1 fue seguido durante tres semanas porque llevaba armas a Myanmar (Birmania), pero al final se dio la vuelta y regresó a puerto.

Luego, en agosto de ese mismo año, las autoridades de Emiratos Árabes Unidos interceptaron en Dubái un buque de una empresa austro-gala con bandera de Bahamas y diez contenedores de armamento fabricado en Corea del Norte que tenía como destino Irán.

En diciembre de 2009, un avión de Georgia procedente de Pyongyang fue detenido en el aeropuerto de Bangkok con 35 toneladas de misiles, granadas y lanzamisiles que también iban para Irán. Los 4 integrantes de la tripulación, de Kazajstán y Bielorrusia, fueron arrestados por la Policía tailandesa.

En mayo de 2012, las autoridades surcoreanas apresaron en el puerto de Busan otro barco con 445 cilindros de grafito procesados en el Norte que, al parecer, iban a ser usados para fabricar misiles en Siria.

“Las actividades delictivas le reportan a Corea del Norte entre $500 y $1,000 millones al año”, asegura en su libro “El estado imposible. Corea del Norte, pasado y futuro” Victor Cha, número dos de la Administración Bush en las conversaciones a seis bandas de Pekín con el régimen de Pyongyang.

Además de vender armas y misiles, la hermética y aislada Corea del Norte se ha ganado fama de ser un Estado criminal por traficar con drogas, piedras preciosas, tabaco de contrabando y falsificaciones perfectas de billetes de $100, los famosos “superdólares”, que generan unos beneficios anuales de entre $15 y $100 millones, éstos ya auténticos.

Según el Gobierno surcoreano, el tráfico de armas le registra a Pyongyang $154.7 millones al año.

El Servicio de Investigación del Congreso norteamericano calcula una cifra superior, ya que sostiene que Pyongyang “facturó” $1,057.7 millones entre 200 1 y 2004 sólo por la venta de armas.

Otro informe del Congreso estadounidense también afirma que Corea del Norte proporcionó armas a los Tigres Tamiles de Sri Lanka entre 2006 y 2009 y a Hezbolá en el Líbano, mientras que el Departamento de Estado sospecha que hizo negocios en 2000 con la guerrilla del Frente Moro Islámico de Liberación en Filipinas.

Vendiendo drogas

Pero no sólo de la venta de armas vive el régimen, que desde 1976 se ha visto involucrado en 50 casos de tráfico de drogas en más de 20 países. Entre ellas la cocaína y el hachís, pero las más habituales son el opio y sus derivados, como la heroína y el “cristal”, una popular metanfetamina.

Con una capacidad de producción anual de 50 toneladas de opio y de entre 10 y 15 de metanfetaminas en cooperativas estatales, los expertos Stephan Haggard y Marcus Nolland calculan que el narcotráfico le reporta unos beneficios de entre $70 y $200 millones a “Narcorea”, como ya ha sido bautizado este país.

Además de ganar entre $80 y $160 millones al año con el contrabando de cigarrillos falsificados, sobre todo de la marca Marlboro, Corea del Norte vende imitaciones de gran pureza de las populares pastillas Viagra y Cialis, que curan la impotencia y, de paso, financian al régimen. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios