Secciones
×

Síguenos en

Miles protestan y exigen renuncia de gobierno portugués

Rechazan los recortes, la austeridad y la política de ajuste. Las protestas han sido convocadas en 40 ciudades

La Plaza del Comercio de Lisboa se llenó de manifestantes, con pancartas contra los recortes y los problemas sociales. Foto EDH / REUTERS
La Plaza del Comercio de Lisboa se llenó de manifestantes, con pancartas contra los recortes y los problemas sociales. Foto EDH / REUTERS

Por

Mar 02, 2013- 19:00

LISBOA. Un millón y medio de personas se manifestaron por las calles de 31 ciudades portuguesas y otras siete en el extranjero para pedir la dimisión del Gobierno luso por las medidas de austeridad impuestas en el último año y medio.

Las protestas estaban dirigidas también contra las condiciones de austeridad que estableció la troika formada por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) al gobierno en Lisboa.

Bajo el lema “El pueblo es el que manda” la protesta de Lisboa ha sido la más masiva, aproximadamente medio millón de personas (según las cifras de la organización), tal y como ocurrió en la pasada manifestación del 15 de septiembre.

La Plaza del Comercio, la mayor de Lisboa, se llenó de manifestantes que portaban pancartas contra los recortes y los problemas sociales del país y entonaron el himno “Grandola Vila Morena” y otros lemas de la Revolución de 1974, en una de las mayores protestas contra el Ejecutivo de Pedro Passos Coelho desde que llegó al poder hace veinte meses.

Manifestaciones similares, aunque menos numerosas, recorrieron decenas de ciudades lusas organizadas por el movimiento “Que se lixe a troika” (Que se fastidie la troika) para rechazar los ajustes económicos exigidos por la troika formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del rescate financiero del país.

La manifestación se produjo mientras una misión de la troika realiza una de sus inspecciones trimestrales para verificar que Portugal cumple las duros ajustes presupuestarios vinculados al rescate que le fue concedido en 2011.

Portugal fue el tercer país después de Grecia e Irlanda que tuvo que recurrir al rescate de la UE para evitar la suspensión de pagos.

Los medios de comunicación lusos coincidieron en que la manifestación de hoy fue una de las más multitudinarias registradas en el país, donde se han repetido las huelgas y protestas en los dos últimos dos años al calor del descontento popular con las políticas de austeridad.

Convocada por los activistas del grupo “Que se fastidie la troika”, la marcha celebrada entre Marqués de Pombal y la Plaza del Comercio ha reunido a toda clase de ciudadanos. Jóvenes, parados, jubilados, militares, sindicalistas, trabajadores precarios, deficientes, profesores, médicos y un largo etcétera, incluyendo muchos niños, pidieron a una sola voz la dimisión del primer ministro.

Tras realizar el año pasado bajas de salarios y jubilaciones, el gobierno decretó este año un alza generalizada de los impuestos y prevé economías suplementarias de $5,000 millones por medio de una “Reforma del Estado”.

El Gobierno, que en sus veinte meses en el poder ha sufrido dos huelgas generales y las mayores manifestaciones registradas en el país desde la Revolución de los Claveles, no hizo comentarios sobre la marcha de hoy, pero esta semana Passos Coelho ratificó su determinación de mantener las políticas de austeridad. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios