Secciones
×

Síguenos en

Francisco rompió el protocolo para saludar a enfermo

El Santo Padre se bajó del jeep para bendecir a un hombre cuadripléjico que era cargado en brazos por un familiar ante la emoción de los fieles.

Francisco había advertido a su guardia que iba a parar en el camino para saludar a sus fieles, y lo cumplió.
Francisco había advertido a su guardia que iba a parar en el camino para saludar a sus fieles, y lo cumplió.

Por

Mar 19, 2013- 19:00

ARGENTINA. Haciendo honor a su nombre elegido para su pontificado, el Papa Francisco rompió ayer todos los protocolos de la ceremonia de asunción papal y se bajó del jeep, que lo dirigía a saludar a sus fieles, para bendecir a un hombre enfermo que estaba en primera fila siguiendo la ceremonia junto a sus familiares.

El Papa inmediatamente se acercó a él y lo besó en dos oportunidades no sin antes impartir bendición para su recuperación.

Este acto fue valorado por los cientos de miles que lo acompañaron durante la ceremonia de inicio de su papado.

De la misma forma que lo hizo el domingo pasado cuando, luego de celebrar una misa se acercó al vallado para saludar a varias personas que no habían podido entrar a la Iglesia, Francisco se alejó del protocolo, ante la sorpresa de la gente de seguridad, y comenzó a tomar las manos de los fieles.

Luego volvió a subirse al papamóvil y recorrió todas las calles de la Plaza San Pedro hasta llegar a la Santa Sede.

La célebre Guardia Suiza y la Gendarmería del Vaticano, que se ocupan de la seguridad de los pontífices, tendrán que acostumbrarse a estos modos: el primer papa latinoamericano de la historia reafirmó desde su primer día su voluntad de seguir siendo espontáneo y se niega a “encerrarse” entre sus guardaespaldas para estar cerca de la gente.

Papamóvil sencillo

En un otro gesto de humildad, Francisco decidió ayer no viajar en el papamóvil blindado que se utiliza tras el atentado a Juan Pablo II, en 1981. Sonriente y sereno, el Papa avanzó entre la multitud a bordo de un jeep blanco, rodeado de custodios, pero sin protección del blindex que habitualmente utilizan los vehículos que transportan al Sumo Pontífice.

El jeep abierto, de color blanco místico Vaticano, y perteneciente a la marca Mercedes Benz, modelo G500 Cabriolet, es utilizado para las audiencias públicas en la mítica plaza y ya había sido utilizado por Benedicto XVI en el año 2007.

Equipado con un parabrisas plegable y pasamanos, el interior es blanco y se accede a través de unas escaleras bordeadas en rojo en la parte trasera. Se prevé que el Papa Francisco se mueva con él en entornos seguros.

En las ciudades que visite, Francisco se moverá en el Papamóvil, que cuenta con la cúpula antibala para evitar un eventual intento de asesinato. Pero no será el mismo que el de Joseph Ratzinger, que será subastado este miércoles en internet para destinar el dinero al grupo benéfico Habitat for Humanity Great Britain. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios