Secciones
×

Síguenos en

Pánico y 1,100 heridos al caer un meteorito en una ciudad rusa

La caída del meteorito fue cerca de la ciudad de Chelyabinsk, en la zona de los montes Urales, en Rusia

La estela de humo vista desde la villa de Bolshoe Sidelnikovo, a 50 km de Chelyabinsk, donde luego cayó.
La estela de humo vista desde la villa de Bolshoe Sidelnikovo, a 50 km de Chelyabinsk, donde luego cayó.

Por

Feb 15, 2013- 19:00

RUSIA. Un meteoro estalló el viernes con la potencia de una bomba atómica sobre los Montes Urales de Rusia, donde generó una onda sónica que rompió los cristales de numerosas ventanas y dejó unas 1,100 personas heridas.

El espectáculo celeste causó un profundo terror entre miles de personas, e incluso algunas ancianas gritaban que había llegado el fin del mundo. Muchos de los heridos sufrieron cortaduras por los fragmentos de vidrio expulsados cuando se acercaron a las ventanas a ver a qué se debía el resplandor intenso.

El meteoro “que se calcula pesaba unas 10 toneladas” ingresó en la atmósfera de la Tierra a una velocidad hipersónica de al menos 54,000 kph y se desintegró a una altura de entre 30 y 50 km por encima de la superficie, dijo la Academia de Ciencias de Rusia.

La televisión rusa difundió un video que tomó un aficionado en el que aparece un objeto que cruza el cielo a muchísima velocidad alrededor de las 9:20 am hora local. Acompañaba al objeto una estela densa y un destello de gran intensidad.

“Hubo pánico. La gente no sabía qué estaba sucediendo. Todos iban a otras casas para ver si las personas estaban bien”, dijo Sergey Hametov, residente de Chelyabinsk, ciudad de un millón de habitantes a 1,500 km al este de Moscú. “Vimos un gran estallido de luz, salimos para ver qué sucedía y escuchamos el sonido de un gran estruendo”, relató a The Associated Press.

El meteoro se presentó menos de un día antes de que el asteroide 2012 DA14 efectuara el acercamiento más próximo de su tipo a la Tierra del que se tenga noticia, a unos 28,000 km.

Sin embargo, la Agencia Espacial Europea dijo en un mensaje por Twitter que sus expertos han determinado que ambos fenómenos son ajenos el uno del otro; una simple coincidencia cósmica.

El estallido liberó una energía de varios kilotones sobre la región de Chelyabinsk, dijo la Academia de Ciencias de Rusia. Según la NASA, el objeto tenía unos 15 m de ancho antes de que penetrara en la atmósfera y su tamaño era de una cuarta parte del asteroide que pasó junto a la Tierra.

Algunos fragmentos del meteorito cayeron en una represa en las afueras de la localidad de Chabarkul. El lugar donde se estrelló el meteorito dejó un cráter de 8 m en el hielo.

Las explosiones rompieron unos 100 mil m cuadrados de cristales y 3,000 inmuebles resultaron dañados en la ciudad. Parte de un techo se vino abajo en una fábrica de cinc por la onda de choque.

El Ministerio del Interior dijo que tras la onda, 1,100 personas buscaron atención médica y 48 fueron hospitalizadas. La mayoría de las lesiones fueron causadas por fragmentos de vidrio. No se sabía de inmediato si hubo muertes o si alguien fue golpeado por fragmentos espaciales.

Los meteoros ordinariamente provocan ondas sónicas muy poderosas cuando entran en la atmósfera porque viajan a una velocidad superior a la del sonido. Sin embargo, es extraordinariamente excepcional que haya tantos heridos como la cantidad informada ayer.

Pequeños fragmentos de residuos espaciales “a menudo partes de cometas o asteroides” que están curso de colisión con la Tierra son llamados meteoroides. Se convierten en meteoros cuando ingresan en la atmósfera terrestre. La mayoría de los meteoros se incendian en la atmósfera, pero si sobreviven al calor por la fricción y golpean la superficie de la Tierra se les llama meteoritos.

Defensas impotentes

Los sistemas de defensa antiaérea de Rusia y EE.UU. son por ahora incapaces de detectar a tiempo la llegada de meteoritos, declaró a RIA Novosti el redactor jefe de la revista rusa Defensa Nacional, Ígor Korótchenko.

“Es obvio que los sistemas antiaéreos de Rusia y EE. UU. no detectaron la inminente llegada del meteorito”, dijo .

Según el experto, los sistemas de defensa antiaérea son destinados sobre todo para detectar lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales. “Para vigilar el espacio circunterrestre, se requiere de unos radares mucho más potentes y de otro diagrama direccional”, indicó.

Alertó que el suceso de ayer demuestra que los meteoritos son una amenaza real y representan peligro para la humanidad. Por eso, opina, Rusia y EE.UU. deben reorientar sus negociaciones sobre el escudo antimisiles en Europa hacia la prevención de caídas de meteoritos en vez de luchar contra las “quiméricas” amenazas de misiles. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios