×

Síguenos en

Actualidad

¿Quién es el hombre que envió un auto al espacio?

Elon Musk es el multimillonario que lanzó su carro al espacio y quiere conquistar el cosmos y las profundidades de la Tierra. Para muchos es un loco, para otros, un visionario.

Esta imagen tomada de un video en vivo de SpaceX muestra a "Starman" sentado en el roadster rojo cereza Tesla del CEO de SpaceX Elon Musk después de que el cohete Falcon Heavy lo lanzara en órbita alrededor de la Tierra. Foto/AFP

Por Expansión/BBC Mundo

Feb 13, 2018- 05:15

Desde la semana pasada, un Tesla color cereza “rueda” por el espacio.

No es un carro cualquiera, es uno de los automóviles de Elon Musk, el famoso multimillonario nacido en Sudáfrica, fundador de PayPal, creador de The Boring Company -una empresa que prevé conquistar el subsuelo- y de SpaceX, una compañía que busca conquistar el cosmos.

En los 12 años transcurridos desde que Musk vendió la empresa de pagos en línea PayPal por $1.5 mil millones, se ha convertido para muchos en un genio, para otros en un loco y para otros tantos en un visionario, un iluminado, un playboy o en un superhéroe, dice una publicación de bbc.com.

En los últimos tiempos, el reconocido empresario ha cambiado las formas en que el mundo entendía las industrias del vuelo espacial privado y del automóvil eléctrico, de la energía solar y la inteligencia artificial.

Musk ha prometido que muy pronto los seres humanos viajarán en trenes magnéticos de velocidades súper altas dentro de un tubo subterráneo y también que realizarán viajes turísticos al cosmos y colonizarán Marte. El lanzamiento de Falcon Heavy fue para muchos el primer paso.

¿Pero quién es en realidad Elon Musk y cómo comenzó su ascendente carrera futurista y su fortuna?

Todo comenzó en Pretoria, Sudáfrica. Cuando era niño, Musk estaba obsesionado con las novelas de ciencia ficción.

Sus padres, Maye, una modelo, y Errol, un ingeniero, se separaron cuando él tenía ocho años.

Su hermano menor y su hermana decidieron que se quedarían con su madre, por lo que él se ofreció como voluntario para irse con su padre.

A los 17 años, se mudó a Canadá para estudiar física y economía en la Queen’s University de Ontario.

De allí, emigró a Estados Unidos en 1992, pasó a estudiar a la Universidad de Pensilvania y luego comenzó con un doctorado en física en Stanford, California. A los dos días, se retiró.
Fue entonces cuando fundó, junto a su hermano menor, Zip2, una plataforma de periódicos en línea.

En 1999 la vendieron a Compaq por $300 millones. Con ese dinero Musk se aventuró para crear un banco en línea, X.com, que luego se convertiría en Paypal.

Tres años después, en 2002, la vendería a eBay por $1.5 mil millones. Musk tenía solo 31 años y su fortuna ascendía a $165 millones.

Después de la venta de Paypal en 2002, Musk tomó sus millones para fundar tres nuevas compañías: Tesla, SpaceX, y una de energía solar llamada Solar City.

Tesla parecía a todas luces una empresa quijotesca: una compañía de carros eléctricos en una nación adicta a la gasolina.

TE RECOMENDAMOS:

El cohete espacial Falcon Heavy pone en órbita un carro eléctrico Tesla

El gigantesco cohete Falcon Heavy, de la empresa privada SpaceX, inició hoy desde el Centro Espacial John F. Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida) su primer vuelo, que sitió en el espacio un automóvil eléctrico Tesla, y logró además el objetivo de recuperar sus tres impulsores.

Con Musk a la cabeza, la compañía estableció un plan: primero, comercializar un automóvil deportivo de alto rendimiento, dotarlo de un motor que lo diferenciaría del estereotipo de vehículos eléctricos pequeños y poco potentes, diseñar un sedán de lujo, y finalmente, un automóvil eléctrico de bajo costo y de gran consumo.

Altibajos

En 2008 Tesla estuvo a punto de caer en bancarrota, pero un préstamo de $456 millones del gobierno de EE. UU. la salvó.

Pero graves demoras en la producción de su modelo 3 de bajo costo han agravado años de pérdidas.

De hecho, el miércoles de la semana pasada, un día después de que su carro se lanzara al espacio, Tesla Inc. topó con un bache: la empresa anunció que sufrió una pérdida de $675.4 millones en el último trimestre de 2017, más de cinco veces peor que el año anterior (aunque los ingresos aumentaron un 44%).

La ruta al cosmos

En los últimos cinco años Musk ha delineado diferentes planes y fechas límite para su objetivo final de enviar humanos a colonizar el planeta Marte.

A fines del año pasado dijo que esperaba que SpaceX enviara una misión de cargamento en 2022, para sentar las bases, seguido por una misión tripulada en 2024.

Pero mientras tanto, SpaceX comienza a cosechar sus logros.

Misiones de reabastecimiento a la Estación Espacial Internacional, lanzamientos de satélites comerciales, contratos con la NASA y la Fuerza Aérea la han llevado al primer puesto de la lista de las compañías privadas más valiosas del mundo, por un valor de $21.2 mil millones.

Tesla Roadster rojo cereza. Foto/Cortesía

La compañía ha sido, además, pionera en la nueva tecnología de lanzar cohetes reutilizables y ha vencido a la NASA y a otros rivales, como Boeing, al proporcionar vuelos espaciales (relativamente) baratos.

Viaje al centro de la Tierra

Y a medida que SpaceX mira hacia el cielo, otra de las compañías de Musk se hunde hacia el subsuelo. En octubre, su empresa The Boring Company obtuvo el permiso del gobierno de EE. UU. para excavar un túnel de prueba de unos 12 kilómetros bajo Maryland, para revolucionar el tráfico en las grandes ciudades.

Musk espera que algún día albergue el “Hyperloop”, un tren bala electromagnético del que se jactó que transportará pasajeros a hasta a 1,223 kilómetros por hora.

En julio tuiteó que había ganado la “aprobación verbal del gobierno” para construir un Hyperloop entre Nueva York y Washington D.C, lo que reduciría el tiempo de viaje de tres horas a 29 minutos. Sin embargo, el gobierno negó tal versión.

Mientras tanto, las ideas de Musk siguen viajando por el cosmos, por la superficie y hacia el centro de la Tierra.

Tags Espacio NASA SpaceX Tesla

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios