Secciones
×

Síguenos en

Aniston y Sudeikis mantienen la química

Los actores vuelven a unir fuerzas para la película humorista "¿Dónde están los Miller?"

Los protagonistas de la cinta: Jason Sudeikis (David Clark ) y Jennifer Aniston (Rose O'Reilly ).
Los protagonistas de la cinta: Jason Sudeikis (David Clark ) y Jennifer Aniston (Rose O'Reilly ).

Por Tomás Andréu Twitter: @tomazs_andreu

Ago 06, 2013- 20:00

NUEVA YORK. No es muy difícil hacer que los actores Jennifer Aniston y Jason Sudeikis se sumerjan en un buen diálogo cómico. La sola mención de algún tema casual y ambos pronto entablan una plática que parece sacada de una película de comedia.

Una inspiración: La prolongada pero hace tiempo extinta serie con Aniston, “Friends”.

—Aniston: “‘Friends’ ya está fuera de antena”.

—Sudeikis: “Yo sé, pero acabo de grabar un episodio”.

—Aniston: “Eso es raro”.

—Sudeikis: “Hago el papel del (familiar) de Monica, eh…”

—Aniston: “¿Hermano? ¿Otro hermano?”

—Sudeikis: “Hermanastro. Nos besamos. Ha tomado un giro oscuro. Courteney Cox no hace de Mónica en esta versión”.

—Aniston: “¡No! ¿Nos reemplazaron a todos?”

—Sudeikis: “Es como (la serie) ‘The Carrie Diaries’. Todos hacen de ustedes en la escuela secundaria”.

Aniston y Sudeikis, quienes compartieron la pantalla en la cinta de 2011 “Horrible Bosses” (“Quiero matar a mi jefe”), se reúnen para “We’re the Millers” ( “¿Quién estánlos Miller?”), en la que el personaje de Sudeikis junta un grupo muy variado para hacer de su familia con el fin de completar un negocio de drogas.

Como en “Horrible Bosses”, la nueva cinta —en la que Aniston da vida a una bailarina nudista que se hace pasar por una mamá— es una comedia oscura y subversiva. Aniston dijo que lo que la hace atractiva es que es divertida.

“Es highbrow, pero no demasiado. Está basada en la realidad, pero obviamente, una realidad loca”, dijo la actriz de 44 años en una entrevista reciente. “Creo que es divertido tener a un grupo de gente chiflada en estas situaciones. Y se siente diferente. Esa mezcla de tráfico de marihuana, estriptís, hijos, una familia ficticia, todo eso”.

Gran parte del foco de “We’re the Millers” ha sido la decisión de Aniston de desvestirse (aunque no aparece completamente desnuda) en la película, y su impresionante y tonificada figura. Aniston, una aficionada al gimnasio, dijo que hizo ejercicio todas las mañanas para prepararse para su gran momento en la pantalla. Agregó que todo ese cotilleo lo entiende como un cumplido ambiguo.

“Cuando era pequeña, mi mamá de cuarentona lucía como cuarentona. Nosotros como que hemos borrado los números en cierto modo. Yo, al menos. Creo que también hoy estamos más conscientes de la salud”, dijo. “Nutricionalmente, estamos muy conscientes de lo que es bueno para nosotros y de lo que no, mucho más que hace un par de generaciones. Así que creo que estamos aprendiendo cómo mantenernos en forma física y mentalmente y mantenerlo todo en marcha”.

Agregó: “Odio cuando la gente me dice, ‘Para tu edad, te ves superbién’. No lo soporto”.

En una escena memorable, Aniston le permite a la actriz Kathryn Hahn tocar uno de sus pechos. Sudeikis no tuvo que lidiar con nada así de íntimo, aunque en una escena en la que Nick Offerman le penetra el oído con un dedo mojado sin duda se sintió incómodo.

“No es algo que disfrute, per se. No me importa que me incerten un Q-Tip ahí, pero Nick es un hombre. Ese es un dedo fuerte, grueso, calloso. Lo metió hasta adentro, no podía oír nada más que los latidos de mi propio corazón”, dijo Sudeikis mientras Aniston estallaba de risa.

Para Sudeikis, el filme podría solidificar más su atractivo en taquilla, afuera de “Saturday Night Live”. “Horrible Bosses” fue un éxito, pero fue una comedia de grupo. En “We’re the Millers”, él se lleva el crédito principal, junto con Aniston.

Aunque Sudeikis anunció oficialmente que no volverá a “SNL”, dijo que aún no termina de caer en cuentas de que se fue.

“A decir verdad, no lo sentiré hasta septiembre, cuando (la nueva temporada del programa) empiece y yo no esté ahí”, dijo.

Pero el actor de 37 años relató lo que sintió cuando colgaron su retrato en la pared de los antiguos miembros del reparto.

“Cuando vi que mi foto está a 50 fotos de las de Bill Murray y Chevy Chase. Y quizás a 45 de la de Eddie Murphy. A 10 fotos de las de Tina Fey y Will Ferrell. Ese fue un shock”, admitió. “Aún no me acostumbro, pero estoy deseoso de recordar en dos años que de hecho lo hice”. —AP

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios