Secciones
×

Síguenos en

Evasores fiscales famosos

Quienes cometen estas faltas no piensan que serán descubiertos

Por

Jun 24, 2013- 20:00

De la muerte y Hacienda (pagar impuestos) nadie escapa, reza una frase conocida. Y es que no importa si son actores, cantantes, políticos o deportistas, del fisco nadie se salva.

Hasta hoy son muchos los famosos en engrosan estas filas a nivel mundial por no hacer sus contribuciones de forma debida o porque sencillamente no quieren pagar.

Entre los casos más recientes se encuentra el del mejor jugador de fútbol del mundo, Lionel Messi, quien recibe unos de los mejores sueldos entre los deportistas a nivel mundial.

Se dice que hasta junio de este año ha ganado 41.3 millones de dólares, de los cuales 5.3 millones corresponden a impuestos que no han sido pagados al fisco español. Por eso ha sido acusado de evasor, un hecho que sin duda ha dañado su imagen.

Similar situación vivieron hace unos días los diseñadores italianos Dolce y Gabbana, quienes fueron sentenciados a un año y ocho meses de prisión por una corte de Milán tras no declarar 200 millones de euros (268 millones de dólares). Y aunque la pena fue suspendida tendrán que pagar una multa de 500,000 euros (670,000 dólares) a las autoridades fiscales italianas. Además la corte los absolvió de declarar incorrectamente su ingreso de 416 millones de euros (unos 560 millones de dólares), cada uno.

De acuerdo con el sicólogo Wilfredo Mármol, “existe una cultura que se presenta en las personas que tienen posibilidades económicas y es la de no pago”.

“Esto es algo que se convierte en punto de referencia tanto aptitud como de actuación para las personas que viven en ese ambiente”, explica el profesional.

Asimismo aclara que quienes cometen estas faltas jamás reflexionan que podrían quedar en evidencia. “La gente cuando está cometiendo un acto ilegal, como el de evadir impuestos, no piensa que será descubierto y por tanto delinquen”. No obstante, el especialista en comportamiento asegura que todos son conscientes de que no están actuando conforme a las normativas. “Lo que ocurre es que creen, que así como en otras oportunidades, podrán salir librados. Por eso repiten la acción”, expresa Mármol.

La idea entonces es sacar beneficio mientras su mal proceder no sea evidente.

Por otro lado tampoco se detienen a pensar en el daño a su imagen pública, ya que a la larga esta mala actuación es una especie de estigma que los persigue por mucho tiempo.

De hecho un famoso escándalo fue el de la actriz Sophia Loren, quien en 1982 estuvo 17 días en prisión por presentar una declaración incorrecta en 1970 en la que declaró ingresos menores de lo que ganó en realidad. Un hecho que se recuerda hasta el día de hoy.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios