Secciones
×

Síguenos en

Homenaje a primera mujer “cosmonauta”

Valentina Tereshkova se convirtió hace medio siglo en la primera mujer en viajar al espacio exterior a bordo de la nave "Vostok 6"

Imagen de archivo durante una reunión con periodistas en la Ciudad de las Estrellas a las afueras de Moscú, Rusia, en 2007.
Imagen de archivo durante una reunión con periodistas en la Ciudad de las Estrellas a las afueras de Moscú, Rusia, en 2007.

Por tendencias@eldiariodehoy.com

Jun 16, 2013- 20:00

Rusia homenajeó ayer a la cosmonauta Valentina Tereshkova, quien se convirtió hace medio siglo en la primera mujer en volar al espacio exterior a bordo de la nave “Vostok 6”.

“Hey cielo, quítate el sombrero!”, exclamó Tereshkova antes de despegar, como si pidiera al universo respeto hacia la primera mujer que se atrevía a desafiarlo.

“El 16 de junio de 1963 todo el mundo se enteró de que a las 12:30 hora de Moscú entró en la órbita terrestre la nave ‘Vostok-6’ tripulada por la primera mujer cosmonauta”, señala un comunicado del primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

Numerosos eventos conmemorativos dedicados al emblemático vuelo se celebraron ayer en distintas ciudades rusas, en particular, en Yaroslavl, donde Tereshkova vivió más de 20 años antes de convertirse en una leyenda.

Un paseo de la fama dedicado a los cosmonautas rusos fue inaugurado ayer en esa ciudad por la propia pionera del espacio y por el gobernador de la región de Yaroslavl, Serguéi Yástrebov.

“Me complace mucho que tanta gente se haya reunido aquí para recordar mi primer vuelo al espacio”, dijo Tereshkova en rueda de prensa.

En el pueblo Nikúlskoye, cerca de la tierra natal de Tereshkova, se colocó por la mañana la primera piedra de la que será una catedral, mientras Yaroslavl, se ha convertido en escenario de espectáculos de aviones y paracaidistas.

“Aún tengo sueños sobre aquel viaje al espacio”, confesó Tereshkova durante una conferencia de prensa en la delegación de la ONU en Viena donde numerosos científicos y diplomáticos se reunieron para rendir homenaje a la cosmonauta, felicitada también personalmente el viernes por el presidente ruso, Vladímir Putin. —AGENCIA/EFE

Tereshkova llegó a la residencia campestre del jefe del Kremlin en Novo-Ogariovo en una limusina soviética “Chaika” (Gaviota, en ruso), mismo modelo en el que se dio un baño de multitudes hace medio siglo tras protagonizar la misión del envío de una mujer al espacio.

Por curioso que parezca, “Chaika” fue el código de comunicación de Tereshkova durante su vuelo espacial que duró casi tres días en los que la nave dio 49 giros alrededor de la Tierra.

Un vuelo que no fue un camino de rosas dado que en algún momento Tereshkova empezó a experimentar malestar debido al cansancio acumulado y no pudo orientar la nave en el eje transversal, según recordaba en sus diarios Nikolái Kamanin, uno de los organizadores del vuelo. Sin embargo, no dudó en ningún momento en continuar con su misión espacial, sacando fotos para los científicos soviéticos y rellenando el cuaderno de bitácora.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios