Secciones
×

Síguenos en

Envejecimiento prematuro es prevenible en un 80 %

La exposición a la contaminación, la mala alimentación, los genes y el estrés son causas que proliferan este mal. Según estudios la mayoría de personas que lo padecen oscilan entre los 30 y 40 años, las más vulnerables son las mujeres

Envejecimiento prematuro es prevenible en un 80 %
Envejecimiento prematuro es prevenible en un 80 %

Por Texto: Diandra Mejía Fotografía: EDH

Feb 23, 2013- 19:00

L a edad y las arrugas son temas que a la mayoría de personas le preocupa en gran manera. Según especialistas la piel refleja el estado anímico de las personas y el cuido que le dan a su cuerpo.

Factores como el clima, el medio ambiente, las dietas y el estrés están asociados al envejecimiento de la piel. Saber que hacer ante cada situación es la clave para no padecer de este mal que cada vez más afecta a mujeres y hombres.

Según Lourdes Hernández, dermatóloga, los genes llegan a controlar el proceso de envejecimiento en un 20 por ciento. La especialista agregó que el 80 por ciento restante es determinado de manera extrínseca, es decir, un número de factores externos actúan junto con el proceso natural de envejecimiento prematuro.

“Hay dos tipos comunes de envejecimiento prematuro, el primero es el intrínseco o interno que está causado por los genes que heredamos. Se trata de un proceso natural que inicia en la edad media y se manifiesta en forma de arrugas finas, adelgazamiento de la piel, pérdida de grasa subdérmica alrededor de los ojos y las mejillas, pérdida de tensión de los tejidos, deshidratación, pérdida de pelo y aparición de canas”, mencionó la especialista.

La dermatóloga también menciona que dentro de la causas intrínsecas están las biológicas ocasionadas por los radicales libres, es decir los residuos tóxicos que dañan a las moléculas que encuentran a su paso y también el desgaste de las células que hace colapsar gradualmente al metabolismo, provocando así la vejez prematura.

“Los radicales libres contribuyen al proceso del envejecimiento cuando toman el electrón que les hace falta de las células del tejido colágeno de la piel, dando como consecuencia, que la piel pierda su elasticidad al dañarse las fibras elásticas y entonces aparecen precozmente las arrugas y sequedad”, explicó la doctora.

La especialista además menciona que dentro de las causa externas, aparte de los factores climáticos, también se encuentran el descuido de la alimentación y las actitudes negativas.

Según un estudio del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos ( IHN), la población envejecida prematuramente se encuentra entre las edades de 35-40 años correspondientes. En la investigación se explica además que las áreas más vulnerables a los signos del envejecimiento son cara, cuello y extremidades.

El factor más determinante en el proceso de envejecimiento prematuro es la exposición a los rayos solares) prolongada por más de seis años y durante más de cinco horas diarias revela el estudio.

Tratamiento

Si bien el mercado ofrece numerosas cremas anti-edad, los signos pronunciados de envejecimiento y daño solar a veces hacen necesario someterse a procedimientos dermatológicos más intensos. Según la dermatóloga Lourdes Hernández entre los tratamientos que se ofrecen está el de la Toxina botulínica tipo A, el cual es una inyección con un complejo de proteína que moviliza ciertos músculos e impide que se formen arrugas.

También está la exfoliación química que se realiza con frecuencia para tratar las pieles dañadas por el sol, con pigmentación irregular y cicatrices superficiales. Este tratamiento consiste en desprender la capa superior de la piel mediante la aplicación de un producto que permite que la piel se regenere y mejore su apariencia.

La especialista también menciona que las inyecciones de colágeno son una alternativa, ya que se inyecta bajo la piel para reemplazar el colágeno natural del cuerpo que se ha perdido.

Otra alternativa para detener el envejecimiento es la dermabrasión, que puede utilizarse para reducir al mínimo cicatrices pequeñas, irregularidades menores en la superficie de la piel, cicatrices quirúrgicas y cicatrices por acné. Como su nombre lo sugiere, consiste en eliminar las capas superiores de la piel mediante un aparato eléctrico que “raspa” la piel. Cuando la piel se cura, la superficie tiene una apariencia más fresca y suave.

Una versión más suave de la dermabrasión, es la microdermabrasión, que se vale de pequeñas partículas que circulan por un tubo de vacío para eliminar la piel envejecida y estimular el crecimiento de piel nueva. Este procedimiento es ideal para las lesiones leves y moderadas, y es posible que deba aplicarse varias veces.

Laterapia de luz intensa por pulsos (ILP) es una opción distinta con láser que se suministra con diversas longitudes de onda de luz.

Para todos estos tipos de tratamiento es recomendable siempre visitar un especialista para que haga una evaluación y determine un tratamiento adecuado según el tipo de problema que se padezca.

Prevención

Lo primero que recomiendan los especialistas en dermatología dentro de los cuidados para retrasar el envejecimiento es dejar de pensar obsesivamente en la vejez. La segunda recomendación es sostener el clásico triángulo de la salud: nutrición, ejercicio diario y tranquilidad mental.

Según la doctora Lourdes Hernández, uno de los primeros cuidados para prevenir el envejecimiento de la piel es tener una dieta equilibrada la cual debe comenzar en la niñez y debe ser baja en calorías y rica en desintoxicantes.

Dormir al menos ocho horas diarias es otra recomendación ya que la división celular y la reposición de células muertas es más intensa durante la noche y en reposo. Evitar fumar es indispensable porque el tabaco tiene componentes químicos que aceleran el envejecimiento de la piel y perjudican la irrigación sanguínea.

En cuanto a la humectación de la piel la especialista menciona que hay que aplicar cremas que permitan mantener la piel hidratada.

“La piel dañada, las manos y pelo seco instantáneamente suman aproximadamente unos diez años a la edad real, y básicamente son un indicador de una deshidratación de los sistemas internos del cuerpo. Por ello, se debe aumentar la hidratación, aplicando cremas, bebiendo más agua y reduciendo la ingesta de café y bebidas gaseosas”, puntualiza la doctora Hernández.

Una recomendación que debe seguirse al pie de la letra es evitar la exposición al sol por largo tiempo sin poner antes un protector solar adecuado.

“La incidencia de los rayos solares en las capas de la piel, deteriora la producción de colágeno, e inhibe los mecanismos de autorecuperación de la piel. Los rayos ultravioletas también son considerados como el factor ambiental de mayor riesgo en la aparición del cáncer de piel, que es el tipo de cáncer más común . Esta es una de las razones por la cual en los últimos años la protección solar se ha vuelto tan importante, más allá de las consecuencias meramente estéticas”, agrega la dermatóloga.

Según la Fundación del Clínica Cleveland en Estados Unidos, lo mejor para prevenir las manchas y las arrugas en la piel por la exposición al sol es mantenerse alejado de él cuando sus rayos son más fuertes (entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m.)

Usar protector solar con un SPF de 15 o más y utilice ropa protectora es recomendable para los especialista de las fundación. Los anteojos de sol con buena cobertura que le brinden cien por ciento de protección contra los rayos UV son recomendables. Al igual que evite las lámparas solares y las camas de bronceado. Para estos especialistas revisar la piel con regularidad para detectar cambios en el tamaño, la forma, el color y la textura de marcas de nacimiento, lunares y manchas ayuda a prevenir el envejecimiento. Mantener una dieta saludable con alimentos que ayuden a liberar toxinas e hidraten es lo mejor.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios