Secciones
×

Síguenos en

Llegó el primer día de clases

la primera experiencia en la escuela y el regreso después de las vacaciones siempre generan temores que pueden superarse con apoyo y planificación

Llegó el primer día de clases
Llegó el primer día de clases

Por Texto: Diandra Mejía Fotos: Internet / EDH

Ene 12, 2013- 19:00

La escuela es uno de los pasos más importantes en la formación de las personas. Para los niños, este momento está cargado de emociones, entre la ansiedad y el miedo, el pequeño ingresará a un nuevo mundo en el que conocerá gente, hará amigos y a la vez aprenderá.

La mayoría de madres y padres no saben cómo afrontar ese momento y necesitan orientación para guiar a sus pequeños de la mejor manera posible.

Según Tania Rodríguez, psicóloga infantil, cuando un niño cumple la edad adecuada sin que dependa mucho de sus padres es el momento adecuado de mandarlo a la escuela.

“El primer día siempre es el más difícil, hay muchas expectativas y comienzan las dudas en los padres de familia: ¿a dónde lo envío? ¿En qué horarios? ¿De qué no debo olvidarme?”, explica Rodríguez.

La especialista agrega que para los niños es importante tener un buen comienzo, ya que este los marcará en su futura vida escolar y agrega que los padres de familia deben de estar informados para hacer de la escuela una bonita experiencia.

Otro de los consejos que esta profesional recomienda es que los padres deben proyectar seguridad a los niños y hacerles saber que todo estará bien en el kínder o la escuela.

“Hay muchos padres de familia que lloran cuando se despiden de los niños, eso no es bueno, porque nosotros los adultos debemos mostrarles confianza”, añade Rodríguez.

Otro de los consejos es platicar con los niños sobre el kindergarten o la escuela antes de que llegue el gran día. Es necesario averiguar cómo piensan y qué les preocupa.

Por otra parte, para Daniela Contreras, maestra y especialista en parvularia no hay que descartar la posibilidad de que los pequeños visiten el centro de estudios antes de iniciar clases para que lo conozcan y vayan adaptándose.

“Lo mejor es que los padres y los niños visiten el salón de clases previo a la fecha de inicio. Hablar con el maestro, caminar por los corredores de la escuela, visitar el jardín de recreo puede ayudar a aliviar los temores de los niños”, enfatiza esta profesional.

“Una obligación de nosotras, las maestras, es garantizar un ambiente agradable y un recibimiento adecuado, motivador y alegre para los niños, de forma que ellos se sienta a gusto en su escuela desde el primer día”, añade.

La especialista en parvularia también recomienda que los padres les preparen una lonchera con comida saludable. Si los niños participan a la hora de hacerla es mejor. Lo mismo es a la hora de preparar los cuadernos o materiales a utilizar en el Kindergarten.

También menciona que es importante que los pequeños puedan ir al baño solos, sin que requieran de mucha ayuda, esto les evitaría problemas o vergüenzas.

Para los que regresan

Por otra parte, para aquellos niños que después de sus vacaciones se enfrentan a la escuela nuevamente, las emociones son muchas y muy fuertes. Es normal que después de este tiempo la rutina hogareña asimilada por el pequeño choque con el cambio de la rutina escolar un día para el otro.

Según la psicóloga Tania Rodríguez, el temor de un niño frente a los cambios es normal, pero la actitud de los padres es crucial para la adaptación a este cambio.

“El éxito del primer día de clase siempre depende de que los adultos involucrados contribuyan a ello”, dice.

“Para que los niños no se estresen nuevamente durante los primero años en la escuela, los padres deben tomar el día como uno normal, después de haber hecho partícipes a los pequeños en tareas básicas como forrar los cuadernos, compra de uniformes y zapatos”, explica la psicóloga.

Según la American Academy of Pediatrics (AAP), los padres también tienen que reforzar los aspectos positivos sobre iniciar un nuevo año escolar al decirles: será divertido, verás a tus antiguos amigos y conocerás a otros.

Estos especialistas también recomiendan que los padres siempre deben de platicar con sus hijos, ayudarles en las tareas y cada vez que lleguen de la escuela para garantizarles un buen desarrollo en esta etapa de sus vidas.

Los especialistas de la APP también enfatizan que los padres de familia deben estar atentos con sus hijos, revisar sus tareas y sobre todo platicar con ellos para saber cómo les va en la escuela y así evitar cualquier tipo de acoso por parte de los compañeros o de los mismos maestros.

Por otra parte, para la AAP una de las cosas que hacen exitosas tanto la primera vez en la escuela o el regreso a clases es la organización de las rutinas diarias en casa y también en la escuela.

Es bueno darle a los niños rutinas fáciles de seguir, apartando los fines de semana y los días festivos para descansar. Se debe fijar la hora de dormir, despertarse, ir a la escuela, hacer las tareas, jugar y pasar un tiempo en familia.

Estos expertos mencionan además que los niños saludables aprenden mejor. Vigile y controle el tiempo que pasan frente a la televisión, los videojuegos, los teléfonos, etc. También cerciórese de que duerman lo suficiente, que coman a sus horas y sanamente, y que hagan alguna actividad física.

Si sus hijos siguen teniendo problemas a pesar de todos sus esfuerzos, lo mejor es pedir ayuda con un especialista.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios