INTERNACIONAL | Tragedia en San AntonioNOTICIAS | Muerte de PolicíasNOTICIAS | 20 años de El ChaparralNEGOCIOS | NIT / DUI DEPORTES | Apertura 2022

¿Tienes suculentas en tu casa? Así debes cuidarlas

Estas plantas crasas, tan utilizadas en la decoración de hogares, requieren de algunas atenciones especiales y muy sencillas. Conoce aquí cómo cuidarlas

Por J. Barrera | Jun 11, 2022- 15:18

Foto: Shutterstock

Las plantas prosperan donde la luz del sol y el agua se entrelazan. Algunas son fuertes, otras son suaves; unas son de aspecto simple mientras que otras son vistosas. Detrás de cada una de ellas, ya sea grande o minúscula, suele haber un significado oculto que los humanos tratan de descubrir. En ese impresionante “reino” destacan las suculentas, esas plantas gruesas, carnosas que tienen el prodigio de embellecer cualquier rincón de casa.

LEE TAMBIÉN: 10 aceites esenciales que perfumarán tu hogar y te pondrán bien

La definición más sencilla es que las suculentas son plantas que almacenan agua en sus tallos, raíces y hojas, y aunque crecen en casi todas las regiones suelen estar más presentes en zonas calurosas.

Las suculentas cada vez están más presentes en nuestros hogares y no es de extrañar, ya que son muy decorativas y requieren de pocos cuidados. Asimismo, suelen ocupar poco espacio.

Foto: Pixabay

Según el sitio ecologiaverde.com las suculentas son un tipo de planta especialmente apreciado en jardinería y decoración por sus llamativas y peculiares formas.

Para cuidar las plantas suculentas se debe tener en cuenta que necesitan poca agua, poca tierra con buen drenaje y mucha luz natural sin sol directo.

“Estas plantas pueden retener mucha agua en su interior y, por ello, tienes que vigilar el riego y evitar el sol fuerte y las temperaturas bajas”, explica Lázaro Avoleván, coleccionista salvadoreño de suculentas y cactus.

Foto: Shutterstock

Elegir una de estas plantas puede ser una decisión difícil, no por su complejidad sino por su extensa variedad, ya que existe una gran cantidad de especies.

Si estás interesado en tener en casa a este tipo de plantas, te compartimos a continuación una guía práctica referente a su cuido.

El riego correcto

Las suculentas son plantas que siempre contienen una buena cantidad de agua en su interior que les permite superar periodos de sequía y calor extremos.

El que sean capaces de retener el agua no significa que hay que inundarla para que puedan absorberla, ya que recogen el agua tanto de la tierra por las raíces, como del ambiente a través de las hojas. De hecho, la particularidad de poder recoger la humedad con las hojas de forma tan efectiva es la que permite que muchas de las especies de este tipo sean aéreas, es decir que crezcan suspendidas en el aire.

TE INTERESARÁ: 5 velas aromáticas que debes tener en casa para darle vida a cualquier espacio

De acuerdo con información publicada por ecologiaverde.com, la gran mayoría de suculentas no tolera los excesos de humedad en el sustrato, y si se encharcan al regarlas es muy probable que sus raíces se pudran y la planta muera.

“En la mayoría de los casos, bastará con un riego cada 10 o 15 días, o como mucho un riego semanal en los meses cálidos”, reitera ecologíaverde.

Como sucede con los cactus, otras plantas que retienen mucha agua, es necesario tener en cuenta que el principal de los cuidados de las suculentas es regarlas con poca agua. En períodos de temperaturas altas se pueden regar una vez a la semana.

Al regarlas recuerda de no excederte y permite que drene y escurra bien toda el agua sobrante. No es aconsejable que coloques un plato debajo de la maceta, si lo haces la planta reabsorberá el agua excedente.

Foto: Shutterstock

El sustrato adecuado

Lo ideal al plantar o trasplantar una planta crasa es usar una mezcla de sustrato normal, es decir tierra con minerales, y sustrato para cactus, con piedras porosas, o bien arena.

Como cualquier otra planta, necesitan un buen drenaje para poder eliminar el agua excesiva de los riegos y evitar el encharcamiento. Si esto ocurre, las partes de la planta que son más carnosas se pondrían reblandecidas y finalmente morirían y, luego, el resto de partes de la planta que no suelen retener agua seguirían el mismo proceso.

Poco abono

Si abonas tus suculentas, utiliza abono específico para este tipo de plantas, y presta atención a las dosis y frecuencia indicados. Un exceso de abono tampoco les hará bien. Lo ideal es utilizar sustrato para cactus o plantas crasas, o como mucho una mezcla de este con sustrato universal.

Foto: Shutterstock

Provéeles la luz necesaria

Si quieres cultivar suculentas tienes que poder proveerles un espacio que tenga buena. Algunos tipos de ellas pueden adaptarse a lugares con luz baja, pero en su mayoría necesitan los rayos del sol, aunque no por periodos prolongados. 

Si ves que empiezan a tener las hojas rojizas, marrones y resecas es porque el sol que les llega es excesivo. Para remediarlo se recomienda cambiarla inmediatamente a una zona más adecuada y podar las partes que se han secado del todo. Por el contrario, si las hojas palidecen es un síntoma de que la planta necesita más luz solar.

ADEMÁS: Agua de pepino, la bebida que hace maravillas en tu cuerpo

Utiliza macetas adecuadas

Las raíces de las suculentas y los cactus son bastante superficiales, por lo tanto, no es mucha la profundidad de maceta que van a necesitar. Inclusive, los tiestos más planos les son beneficiosos ya que no acumulan agua. Recuerda que mientras más profundo es el recipiente más tierra llevará, por lo tanto, hay más posibilidades de acumular humedad.

Crea un jardín vertical

Los jardines verticales están muy de moda y una de las plantas más utilizadas para crearlos son las versátiles suculentas. Estas poseen un sistema de raíces bastante simples y se saben adaptar a casi cualquier tipo de maceta. También la variedad de estas plantas es enorme y son muy fáciles para mantener en forma todo el año.

Foto: Shutterstock

Cuídalas de las plagas

Entre las plagas que pueden afectar las suculentas se encuentran las siguientes:

Ácaros: como la araña roja. Son animales que se alimentan de la savia de las hojas, dejándoles manchitas decoloradas. Por suerte, se eliminan con facilidad limpiando la planta con agua y jabón neutro, o con un acaricida.

Caracoles y babosas: se comen todas las partes de las crasas. ¿Qué hacer? Tratar las plantas con molusquicida o bien usar algún remedio que repela a los moluscos.

Cochinillas: son, con diferencia, la plaga más molesta, la que cada año aparece. También se alimentan de la savia, especialmente de los brotes más jóvenes.

Gusanos de suelo: son larvas de distintos insectos que se alimentan de las raíces de las plantas. Para evitarlo, si se cultivan las crasas en macetas hay que utilizar sustratos nuevos; y si están en el suelo puede ser de ayuda plantar Tagetes patula cerca, ya que los repele.

Orugas: las orugas se alimentan de las hojas y a veces también de los tallos. Para evitarlo, o minimizar sus ataques, es aconsejable tratar con un insecticida.

Roedores: pueden volverse adictos a ciertas especies. Para evitarlo, lo más recomendable es apostar por los repelentes por ultrasonido.

Foto: Pixabay

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Botánica Entretenimiento Jardín Jardinería Tareas Del Hogar Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad