3 tips para un chapuzón seguro en casa

Ante el confinamiento por la pandemia del coronavirus, estas vacaciones se viven de manera diferente, pero eso no es excusa para no pasar un buen rato familiar. Una opción para disfrutar de un buen baño son las piscinas inflables, que puedes poner en el patio o en cualquier espacio abierto de tu hogar.

Toma en cuenta estos consejos. / Foto Por EDH / Shutterstock

Por Maricris De la o

Abr 07, 2020- 05:30

El calor característico de Semana Santa está presente, pero debido a la pandemia de coronavirus es imposible salir a los balnearios u otros destinos para refrescarse. Entonces es hora de sacar la piscina móvil y ponerse manos a la obra para tomar un chapuzón.
Lo primero que debes hacer es preparar el suelo y asegurarte que no haya nada que pueda romperla.

La higiene de la piscina y del agua son factores determinantes para la salud de toda tu familia, por ello debes ser cuidadoso con la limpieza tanto al momento de usarla como después.

Al no contar con un proceso de filtrado de agua, lo indicado es llenarla, vaciarla y limpiarla todos los días, pues aunque el agua parece estar clara no significa que esté en buen estado.

Para que disfrutes de un baño sin preocupaciones en tu hogar, en este artículo te compartimos tres consejos para instalar y tratar las piscinas inflables.

Alista el terreno y la piscina

En primer lugar, según BiomarMT, debes tener en cuenta el espacio en la que la instalarás y preparar el suelo, asegúrate de tapar los orificios, eliminar piedras u otros objetos. Es recomendable poner una capa de arena.
Para prevenir cualquier germen, prepara una solución de cinco partes de agua y una parte de lejía y con la ayuda de un cepillo suave limpia todo el interior. Deja ir esa agua si es que tiene tapón de desagüe, si no puedes hacerlo con esponja.
Después lávala con agua o pasa un trapo mojado, sin rastros de lejía, para quitar cualquier posible resto y deja secar al sol.

Cerciórate de la higiene del agua

Lo mejor es llenarla solo con agua dulce, no es necesario agregarle cloro, esto se debe a que las dosis no se pueden determinar fácilmente o monitorear de forma segura para garantizar que la cantidad correcta de este desinfectante permanezca en el agua continuamente, señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., además, al usar el químico podrías afectar la piel de tu familia.
Ten en cuenta que, al no contar con un filtro o un proceso de tratamiento del agua, lo mejor es vaciarla y limpiarla a diario.

No dejes a los niños solos

No importa que la piscina sea pequeña, los niños no deben bañarse sin la supervisión de un adulto, pues los accidentes ocurren en cualquier lugar, especialmente si son menores de 5 años.
La organización Healthy Children recuerda que: “Los niños pueden caerse adentro si se recuestan en el lado blando de la piscina inflable. Aunque por lo general estas piscinas están exentas de requerimientos, es sumamente importante que estén rodeadas por una cerca como en el caso de una piscina permanente para prevenir que los niños obtengan acceso sin la supervisión de un adulto”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad