Amueblar tu casa por primera vez es un arte

Que la ansiedad o la emoción no se interpongan cuando estés frente a ese espacio vacío que vas a decorar. Esta primera experiencia debe ser gratificante, solo recuerda que aunque podrás instalar lo que quieras, debes reflejar tu estilo en todos los detalles.

Por Diana Orantes

Sep 17, 2019- 04:00

Amueblar una casa o apartamento es una gran oportunidad para mostrar tu estilo mientras creas un espacio que te enamore.

Y si bien sobre decorar nada está escrito, hay lineamientos dictados por expertos y casas de diseño que pueden ser de mucha ayuda al momento de tomar decisiones.

No lo veas como una tarea agotadora, estresante o imposible. Mírala como la oportunidad de aprender algo diferente: desde hacer presupuestos y organizar tus finanzas hasta conocer de colores, texturas y tendencias.

El periódico mexicano El Financiero recuerda a los que van a estrenar un piso que deben adquirir muebles a la medida, descartar los artículos de moda para no alterar los gastos, buscar asesoría en decoración y sobre todo ahorrar dinero.

“El presupuesto tiene que ser flexible, pues aunque se tenga un monto establecido puede haber gastos que no se contemplan por modificaciones”, indicó al medio Fausto Aguirre Escárcega, diseñador de interiores e investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

Acá te revelamos una serie de tips para arrancar con esta labor.

1. No compres todo de una vez

Es un grave error, ya que implica gastar mucho dinero con la posibilidad de que algo salga mal en el camino y no tengas como reponerlo. Una cosa es imaginar cómo lucirá tu casa, pero otra es ver la realidad y preguntarse ¿de verdad me gusta cómo está quedando? El blog Muebles intermóvil lo resume en esta frase: “no compres a lo loco”. Mejor detente, piensa y organízate.

2. Ten un metro a la mano

Es importante que midas cuidadosamente cada espacio antes de comprar los muebles y otros enseres. Nos referimos a tomar medidas de las puertas, pasillos, paredes, etc. Si no lo haces, te arriesgas demasiado. “A veces lo que nos gusta no es lo mejor que nos ajusta, por eso es importante medir bien y no llevarnos sorpresas ni decepciones”, afirma Ana Serrano, decoradora y autora del blog Homy.

3. Dibuja tu decoración

La revista de diseño mexicana Architectural Digest sugiere hacer un dibujo o plano de cómo te gustaría amueblar y decorar. Será de mucha inspiración y te ayudará a hacer transformaciones, crear y recrear los espacios a tu gusto. Además, te facilitará la tarea de encontrar tu propio estilo. Cuando estés seguro de lo que quieres, echa mano de los objetos, colócalos en su lugar y haz una lista de lo que te hace falta.

4. Explora todo

En esta etapa de planeación y organización siéntete libre de combinar todo lo que quieras para que tu casa tenga un sello propio. No olvides probar los distintos estilos y texturas según las tendencia de decoración de este año, que sugieren las firmas de diseño arquitectónico y de interiores. Por ejemplo, los acabados redondeados, los llamados “muebles de abuela” y el estilo boho han vuelto.

5. La funcionalidad y estética van de la mano

Persigue el confort en todo momento y no te dejes llevar por la belleza de un sofá o una librera al momento de comprar. Hay cosas que te llevarán más tiempo elegir como la cocina y el comedor, que puede ser algo práctico pero requiere analizar si realmente necesitarás tantas sillas; y la cama ¿simple o matrimonial? Es crucial para distribuir el mobiliario y tener suficiente espacio para caminar.

6. Ilumina cuanto puedas

Hay muchas ventajas al iluminar los espacios. Y no nos referimos a mantener los bombillos encendidos todo el tiempo, puedes dar otro toque a tu casa con luz natural o artificial. La iluminación adecuada es capaz de mejorar tu ánimo, llenarte de energía y embellecer cada rincón. Para darle más vida a tu hogar, compra diferentes tipos de lámparas con distinta intensidad o unas cortinas para minimizar el impacto de la luz exterior.

7. Escoge bien los colores

Architectural Digest recomienda probar la paleta de colores neutros, porque son tonos luminosos y claros. Estos son el café, gris, blanco, beige, denim, mezclilla, nude, verde militar, azul marino y camel, entre otros. Este es el mejor truco para crear una sensación visual de amplitud en las paredes. Parecerá que tu casa es enorme y espaciosa. También le agrega un toque moderno y los colores son fáciles de sustituir, cuando te aburren.

8. Prepara tu terraza

Si eres de los afortunados en contar con una terraza o balcón, ármate de otro plan de decoración en el que no satures y utilices solo los elementos necesarios. La revista Homify resalta que es básico tener poco mobiliario y muy práctico. Incluye una mesita pequeña, una o dos sillas de madera o material resistente a la intemperie, una sombra para los días soleados y muchas macetas. Rodéate de flores y construye tu mini jardín.

9. Cuida tu recibidor

Algunos apartamentos y casas tienen un espacio pequeño que va desde la puerta principal a la sala. Este es el recibidor, considerado como la “carta de presentación” para los visitantes. Ese cuartito o pasillo también debe ser decorado con los elementos más funcionales: una mesita donde coloques el teléfono, tus llaves o una libreta; un galán de noche, pinturas, un par de sillas e incluso una zapatera. Todo depende de lo que te guste.

10. Evita la humedad en el baño

El cuarto de baño es un espacio importante que merece mucha atención. Lo aconsejable es no dejar que permanezca la humedad, porque daña la estructura de las instalaciones y muebles. Los tapetes son excelentes para absorber el agua que se riega en el piso. Homify señala que los muebles prescindibles son el lavabo con gabinete para guardar utensilios de limpieza, un espejo amplio y una repisa para colocar jabones y lociones.

Un consejo para ahorrar dinero

Seguramente has escuchado o leído la palabra DIY en algún lado. Es una abreviatura en inglés de la frase “Do it yourself” que en español significa “Hazlo tu mismo”, y se refiere a las manualidades.

El término encaja particularmente si estás amueblando tu casa, porque es la mejor manera de ahorrarte dinero y hacer las cosas como te gusta.

Si no puedes adquirir muebles nuevos, compra de segunda mano. Algunas sillas, libreras, estantes o cajones se renuevan con pintura y pequeños ajustes. Eso es DIY.

De este modo, reciclas y alargas la vida útil de muchos artículos. En las tiendas outlet hallarás productos de bajo precio, algunos con pequeños defectos y pasados de moda. Basta un “lavado de cara” con lija, barniz o pintura para que luzcan como nuevos.

Promoverás un estilo de vida sostenible, tu casa será atractiva y única, aunque siempre es mejor invertir en algo nuevo.

Si no quieres tener objetos de segunda mano, renueva los muebles que ya tienes. Otra forma de obtener cosas nuevas es el trueque. Hazlo con gente de tu confianza, esa es una práctica muy antigua entre los seres humanos.

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad