×

Síguenos en

10 tradiciones navideñas de la Reina Isabel II que podrían ser útiles para ti

Seguro estas costumbres reales te ayudarán a inspirarte y harán que estas fechas sean inolvidables.

Foto Por Archivo/ EFE

Por Genial.guru

Dic 24, 2017- 07:49

A las puertas de la Navidad y las celebraciones del Año Nuevo se agitan algunas de las preguntas eternas que invaden a medio mundo: ¿dónde lo celebramos? ¿qué cocinamos? ¿y cómo nos aseguramos de que no sea aburrido?

Aquí 10 de las tradiciones que se siguen en la Casa de Windsor en Navidad. Tal vez estas costumbres reales te inspiren y ayuden a que estas fechas sean inolvidables.

1. Hacer alguna excepción a la regla

Las tradiciones no deberían ser tampoco una carga y si por alguna razón alguna de ellas no va bien seguirla, se debe hacer una excepción. Después de todo, hasta la Reina Isabel II a veces se aparta de las reglas estrictas para que los miembros de su familia se sientan cómodos. Por ejemplo, este año, para la novia del príncipe Harry (a pesar de que todavía no es su esposa legal) están planeando hacer una excepción al objeto de que Meghan celebre la Navidad en el círculo de su futura familia real.

2. Jugar al aire libre

Todos los años, en Nochebuena, los empleados e invitados de Sandringham House juegan al fútbol con los habitantes de las localidades vecinas. El papel de los capitanes de los equipos tradicionalmente lo asumen los príncipes Harry y Guillermo. Las pasiones a veces se disparan. Así, hace unos años, el Príncipe Guillermo fue advertido por el árbitro por maldecir a su hermano, tras anotar este un gol. Una alternativa a un campo de fútbol también puede ser una pista de hielo, la playa si hace buen tiempo donde vives o el bosque.

3. Entregar regalos sencillos, pero divertidos

El requisito principal para los presentes que suelen regalarse en la familia real para Navidad es su bajo costo y las emociones positivas que ellos causan. En su momento, la princesa Diana se saltó esta costumbre y le regaló a la princesa Ana un costoso suéter de cachemira, recibiendo ella a cambio un soporte para papel higiénico. El príncipe Harry, una vez regaló a su abuela un gorro de baño con la siguiente inscripción: “Esto no es vida, perra” y Kate Middleton le entregó a su esposo una mujer de goma que crece en el agua.

4. Adornar el árbol navideño juntos

La decoración principal del árbol de Navidad es llevada a cabo por el personal que trabaja en el castillo. Pero los toques finales los agregan los jóvenes miembros de la familia real. En Nochebuena, tras reunirse todos los invitados, se celebra la fiesta del té, luego los nietos y bisnietos de la Reina terminan la decoración del árbol de Navidad. Tras eso, llega la hora de desempaquetar los regalos. Cabe destacar que Sandringham House presenta una decoración de Navidad, cuanto menos, modesta, lo que no se puede decir sobre el Castillo de Windsor (en la imagen) o el Palacio de Buckingham.

5. Preparar los mismos platillos

¿Qué podemos cocinar que sea delicioso? Esta es la pregunta que se hacen miles de personas cada año en el mundo. Aunque los miembros de la familia real no suelen pasar la tarde en los fogones, esta cuestión ya está resuelta desde hace mucho tiempo. Como contó un exchef de la reina, en la cena de Navidad se sirve tradicionalmente ensalada de camarones o langostas y pavo real al horno con guarnición de verduras. Tras la cena, a la hora del té, los invitados pueden disfrutar de un budín con mantequilla de brandy.

6. Invitar solo a los familiares

Si te preocupa el tema de la comida, dónde colocar y prestar atención a 40 invitados, prueba este año a actuar como la Reina: invita solo a los más cercanos. El derecho de celebrar la fiesta más importante del año lo tienen solo los familiares directos de Isabel II y sus cónyuges legales. En total, en la mesa navideña, unas 30 personas acompañan a la anfitriona. Por cierto, en la imagen observamos las copias de cera de los miembros de la familia real, vestidos con divertidos suéteres, en un proyecto benéfico para ayudar a los niños.

7. Celebrarlo fuera de la ciudad

Es una gran idea para aquellos que tienen una casa de campo, amigos con una residencia de verano o para aquellos con la oportunidad de alquilar una villa. Desde 1988, la familia real celebra la Navidad y otras fiestas de esta época en Sandringham House. Allí, en un tren ordinario (aunque en un vagón alquilado por completo), se dirige la Reina y el 24 de diciembre, el resto de los Windsor. De todos los castillos que ostenta la familia real, Sandringham House es el más pequeño y a menudo sus huéspedes tienen que instalarse en las habitaciones del personal.

8. Felicitar no solo a las personas cercanas

En vísperas de Navidad, la Reina envía a las personas que trabajan para ella regalos pequeños pero muy lindos. Continuando con la tradición que comenzó su padre, ella regala a sus empleados (que son más de 1.500 personas) el budín navideño y alguna cosa adicional sin más pretensiones. Por ejemplo, el año pasado resultó ser una taza. La tradición de la Reina de hacer regalos no solo a las personas cercanas es ampliamente apoyada por sus compatriotas. Por ejemplo, los animales del zoológico de Londres reciben regalos de Navidad con bastante regularidad.

9. Enviar postales escritas personalmente

Uno siempre piensa: por qué hace falta tanto tiempo para preparar las cartas de felicitación. La cuestión es que no son los correos electrónicos a los que nos hemos acostumbrado con la llegada de Internet, sino postales escritas de puño y letra por la mismísima Reina, que comenzó a enviar siendo una princesa y que continúa haciendo desde hace ya 70 años. Atendiendo a que es una tradición muy entrañable, esta sería una rutina buena de adoptar, dado que a muchos de nosotros nos hace falta esa magia especial que siempre han tenido las cartas escritas a mano.

10. Prepararlo todo con antelación

Si no has comenzado con los preparativos, ha llegado ya ese momento. La Reina Isabel II, por ejemplo, comienza a abordar algunos de los asuntos relacionados con la Navidad ya en verano. Sus deberes incluyen, por ejemplo, el envío de aproximadamente 750 cartas de felicitación de Año Nuevo a familiares, amigos y socios. Para evitar que se le escape algo, Su Majestad comienza a lidiar con esta tarea durante sus vacaciones estivales de cada año.

¿Y qué tradiciones se siguen en tu familia?

Tags Navidad Realeza Reina Isabel II Tradiciones

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios