¿Se te antojan unas papitas crujientes y sabrosas? Esta es la forma de conseguirlas

No te quedes con las ganas y prepara las mejores papas siguiendo estos consejos.

Las papas se conserva mejor si se almacenan en un lugar fresco y seco.

Por Mireya Amaya

Jun 04, 2020- 03:59

04Desde temprana edad, este popular vegetal forma parte de la dieta de las personas; de hecho es un alimento básico y tradicional en la mayoría de hogares, tanto por su sabor, aporte nutricional y porque se puede preparar usando casi cualquier método de cocción.

Otra de sus bondades es que se trata de un producto económico y bastante rendidor, que se encuentra disponible durante todo el año.

Con frecuencia se sirve como guarnición de aves y carnes, pero también es un ingrediente importante en guisos, sopas, panes y desde luego en ensaladas. En El Salvador se consume en rellenos, en tamales (con masa de papa) y en antojitos como papas en espiral o fritas, en ferias y festivales gastronómicos. Si estas últimas son tus favoritas, te compartimos el siguiente tip para que las prepares en casa sin frustrarte.

Te puede interesar: Agua de papa, una bebida que ofrece múltiples beneficios a tu organismo

La fritura perfecta
El portal thespruceeats.com devela algunos secretos para hacer papas fritas perfectamente crujientes en casa. Lo primero que se debe conseguir, aseguran, es que el interior de las papas esté completamente cocido antes de que las partes externas se doren. ¿Cómo se logra esto? Pues friendo las papas dos veces.

La primera vez debe hacerse a fuego medio-bajo (unos 325ºF) para que se cueza el centro; esto toma entre 6 y 8 minutos, o hasta que estén suaves y de un color ligeramente dorado. Entonces se retiran del fuego, se escurre el aceite y se dejan reposar unos 15 minutos o más a temperatura ambiente.

Pasado ese tiempo calienta de nuevo el aceite, pero ahora a una temperatura más alta (375ºF). Fríe las papas entre 2 y 3 minutos o hasta que estén doradas y crujientes. Escúrrelas sobre papel de cocina, rocíalas con sal y sírvelas de inmediato.

Otros consejos
Es importante destacar que la piel de la papa es comestible, de ahí que si se pelan o no depende del gusto personal, del tipo de platillo o bien de las instrucciones de la receta.

Cuando las compres, elige las que estén firmes, sin arrugas, brotes ni puntos blandos o manchas color verde.

El portal recipetips.com sugiere que las coloques en una especie de canasta o contenedor que permita la circulación del aire, y las ubiques en un lugar fresco y seco. De esta manera se conservarán en buen estado por unas dos semanas o incluso más tiempo.

El refrigerador no es adecuado para guardarlas porque las bajas temperaturas convertirán los almidones en azúcar, con esto la papa se volverá dulce y se tornará de color oscuro al cocinarla, indica el mismo portal.

Lee también: Saraí, la joven que vende papas fritas en el centro de San Salvador para pagar su carrera universitaria

Luego de pelarlas, evita que se oscurezcan colócandolas en un bol con agua fría.

Si quieres evitar que los trozos se desmoronen durante la cocción, remójalos en agua salada fría entre 10-15 minutos antes de cocinarla.

Cuando las hiervas, agrega un poco de jugo de limón o de vinagre al agua para que no se decoloren.

Si vas a preparar una ensalada, agrega un poco de vinagre al agua de la cocción. Esto hace que las papas formen una corteza delgada, que mantiene su forma.

No las almacenes junto con las cebollas, pues el gas que estas emiten acelera su descomposición.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad