¿Qué revela el color de tu orina?

Cuando algo va mal en el organismo, este suele dar señales de alerta. Las variaciones de color en la orina pueden indicar desde simples infecciones urinarias hasta problemas hepáticos o cáncer.

Por Mireya Amaya

Mar 19, 2019- 18:35

El pasado 14 de marzo se celebró el Día Mundial del Riñón, una iniciativa que busca hacer conciencia sobre la importancia de los riñones y reducir el impacto de la enfermedad renal y otros problemas de salud asociados a estos.

En el marco de esa importante fecha, hoy abordaremos un tema que se le relaciona y al que, posiblemente, no le prestas mucha atención: el color de la orina. Este es sin duda un aspecto de gran importancia que, aunado al olor y la frecuencia con la que se va al baño, da indicios de lo que está sucediendo dentro de tu cuerpo.

De acuerdo con efesalud.com, los diferentes colores que puede presentar pueden significar diversas afecciones o enfermedades urinarias. Por ello resulta muy importante que te fijes en su color, ya que puede indicar la presencia de alguna patología o advertir que algo no está funcionando como debería.

Sobre lo anterior, la Escuela de Medicina de Harvard también hace un llamado a no entrar en pánico, ya que se pueden presentar cambios de color como consecuencia de haber ingerido ciertos alimentos o medicinas. En estos casos, los colores que no sean el rojo y el naranja son inusuales.

¿Qué esconde el color?
Ese desecho líquido de tu cuerpo está compuesto principalmente por agua, sal y sustancias químicas llamadas urea y ácido úrico. Se crea en los riñones cuando se filtran toxinas y otros componentes malos de la sangre.

Si todo es normal y saludable, el color de la orina debe ser amarillo pálido a dorado. Esa tonalidad proviene de un pigmento que tu cuerpo produce llamado urocromo, según webmd.com.

También puede ser clara u oscura. Si no tiene ningún color, puede deberse a que has bebido mucha agua o quizá has tomado un diurético, que ayuda al cuerpo a eliminar los líquidos.

Si es muy oscura de color miel o marrón puede ser una señal de deshidratación, por lo que es preciso ingerir más líquidos de inmediato.

Webmd.com sugiere que también puede ser una señal de advertencia de problemas hepáticos, y recomienda consultar al médico si no hay mejora después de un día.

En todo caso, el color de la orina puede ir del amarillo, al verde, pasando por el naranja, el violeta o el marrón; pero ¿Qué significa cada uno? ¿Cuándo debemos consultar con un especialista?
Toma nota de lo siguiente:

Naranja
Generalmente se debe a pigmentos de los alimentos que consumes y tiñen de este color la orina. Estos nutrientes son ricos en betacarotenos como la remolacha, los arándanos, las zanahorias o la calabaza, entre otros. También lo pueden producir ciertos antiinflamatorios, algunos laxantes y ciertos medicamentos de quimioterapia, según la Clínica Mayo.

Esta institución también explica que en algunos casos puede indicar un problema en el hígado o las vías biliares, especialmente si la persona también tiene heces de color claro. De la misma manera, la deshidratación puede hacer que la orina se concentre y se torne de esta tonalidad.

Rosa-roja
Aquí la pigmentación es causada por la presencia de sangre en la orina y su color será más intenso a medida que aumenta la presencia de la primera.

En este caso se debe acudir al médico, pues puede tratarse de una infección urinaria, pero también se deben descartar problemas graves de salud como enfermedades del riñón, agrandamiento de la próstata, tumores cancerosos y no cancerosos, quistes renales y cálculos en los riñones o en la vejiga, de acuerdo con la Clínica Mayo.

Es importante recordar que la remolacha, los frutos rojos y el ruibarbo pueden tornarla rojiza o rosada. Lo mismo ocurre con el uso de algunos antibióticos y otros medicamentos que calman el malestar de las vías urinarias.

Marrón oscuro 
Esta coloración se suele describir como color coñac o color “refresco de cola” y técnicamente se denomina coluria. Podría mostrar enfermedades de origen renal o hepático, por lo que se recomienda acudir al médico, según efesalud.com.

Por otro lado, comer grandes cantidades de habas, ruibarbo o aloe puede provocar este cambio de color. También pueden oscurecer la orina, los medicamentos antipalúdicos, los laxantes que contienen cáscara sagrada o sena y algunos relajantes musculares, dice la Clínica Mayo.

Además, las lesiones musculares producto de ejercicios extremos pueden ocasionar daños renales y orina de color rosa o amarronado.

Verde o azul
Si es verde puede significar una infección o ciertos pigmentos presentes en la orina como la bilirrubina, o bien ser efecto de algunos colorantes alimentarios.

Por su parte, los tintes usados en algunas pruebas de la función renal y de la vejiga pueden volver la orina de color azul, lo mismo que algunos medicamentos.

La hipercalcemia benigna hereditaria o “síndrome del pañal azul” es un trastorno hereditario poco frecuente, en el que la orina de los niños con este trastorno es azul.

El tono verde se manifiesta a veces durante las infecciones urinarias provocadas por bacterias pseudomonas.

Efervescente o con espuma
Si es de forma ocasional, no hay de qué preocuparse. Sin embargo, si persiste este problema, puede significar la presencia de proteínas en la orina y ser indicativo de problemas en los riñones.

Opaca o turbia
Las infecciones de las vías urinarias y los cálculos renales pueden provocar que la orina sea opaca o turbia. También la provocan las enfermedades del riñón, agrandamiento de la próstata, tumores cancerosos y no cancerosos, quistes renales y cálculos en los riñones o en la vejiga, de acuerdo con la Clínica Mayo.

La remolacha, los frutos rojos y el ruibarbo pueden tornarla rojiza o rosada. Lo mismo ocurre con los antibióticos y otros medicamentos que calman el malestar de las vías urinarias.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias El calvario que sufrió Clara, quien fue violada por un policía en San Salvador
Noticias Así es el plan de Yamil Bukele para que la Selecta clasifique al Mundial 2022
Noticias Milton, el migrante que vio morir a Óscar y a Valeria en el río Bravo, narra la tragedia salvadoreña que conmovió al mundo