5 pasos para prevenir problemas digestivos al envejecer

Ciertos medicamentos, la falta de actividad física o una mala dieta pueden influir en tus problemas de estómago.

El cuidado de tu aparato digestivo debe ser constante. / Foto Por Shutterstock

Por Mireya Amaya

May 29, 2021- 16:51

Los problemas de estómago que tenías cuando eras un niño podrían evolucionar en una larga lista de complicaciones digestivas a medida que envejeces.

Resultan bastante molestos, pero las buenas noticias son que, por ejemplo, el reflujo y la constipación se pueden tratar. A menudo, cambios simples en tu estilo de vida podrían hacer una diferencia.

Lee también: 8 señales que te ayudarán a identificar a un psicópata

El gastroenterólogo de la Clínica Cleveland Maged Rizk explicó que “muchos adultos mayores se obsesionan con sus problemas gastrointestinales. El tracto gastrointestinal envejece al mismo tiempo que nuestro cuerpo. (Así que) le digo a los pacientes que no se molesten por ello”.

Según el experto, las medicinas, la inactividad e incluso la gravedad pueden contribuir a los problemas digestivos de una persona que está envejeciendo.

Y para que tengas una idea, a continuación te detallamos algunos factores que podrían afectarte y los síntomas que causan:

Múltiples medicaciones: estos pueden causar una extensa variedad de problemas gastrointestinales, incluidos la constipación, la diarrea, el dolor abdominal, las náuseas y la úlcera péptica.

Inactividad y deshidratación: este problema es más común al envejecer y además puede empeorar la constipación.

Gravedad: con el paso del tiempo el diafragma puede hundirse, causando un bajo soporte en la zona donde el esófago se une con el estómago, llamado hernia hiatal. Usualmente causa acidez estomacal y reflujo. La medicación suele ayudar, pero en ocasiones es necesaria una cirugía.

No te pierdas: ¿Estoy en una relación tóxica? Checa estas 7 señales de alerta

Debilidad en el esfínter, vida sedentaria y constipación crónica: todas estas pueden contribuir al aparecimiento de hemorroides, las cuales son venas hinchadas en el tracto gastrointestinal bajo, y que resultan muy comunes en los adultos mayores.

Cómo influye la dieta
Es probable que tus hábitos alimenticios cambien al envejecer. De hecho, es muy posible que ya no tengas interés o energía para preparar una comida balanceada, alta en fibra, o cortar frutas y verduras frescas, en especial si comes solo. Es decir que en determinado momento, la comida deja de ser placentera y deliciosa como solía ser.

“Cuando somos pequeños tenemos la mayoría de nuestras papilas gustativas, pero estas se van reduciendo gradualmente cuando envejecemos”, expresó el doctor Rizk.

En consecuencia, la persona adopta una dieta mal balanceada, que puede causar deficiencia de hierro y de vitaminas, entre estas la B12, y dar como resultado problemas digestivos.

Siempre hay tiempo para cuidar de tu salud. Foto: Shutterstock

Lleva una dieta saludable
Añade fibra a las comidas, incluyendo verduras crudas, frutas y muchos granos. Reduce el consumo de sal. Evita alimentos blancos, como el pan, el arroz o la papa. Durante el día, bebe agua u otras bebidas descafeinadas y no alcohólicas para que la orina esté casi limpia. Come variedad de proteínas, como frijoles, pescado y carnes magras.

Evita las comidas que puedan causar acidez o reflujo
A ciertas personas, los productos lácteos son los que les producen los mayores problemas estomacales, mientras que para otros puede ser el gluten. Es diferente para cada uno, por ello es necesario que crees una dieta de eliminación si no estás seguro de cuáles son los alimentos que te causan problemas. Lo ideal es que hables con tu doctor para que juntos determinen qué te produce alergia o intolerancia.

Considera el uso de probióticos
Los probióticos son suplementos que contienen bacterias “beneficiosas” que son de mucha ayuda. De igual forma no debes tomarlas para la diarrea, a menos que sea después de una infección específica. Los probióticos también se encuentran incluidos en yogures (revisa los envases) y en productos fermentados, como el chucrut y la kombucha.

Te puede interesar: Protege tu colon de enfermedades futuras

Revisa tus medicamentos
Los medicamentos de venta libre y los prescritos pueden causar problemas digestivos. Habla con tu doctor sobre los posibles problemas secundarios y consulta sobre los sustitutos de las medicinas que producen diarrea, náuseas y constipación, entre otros problemas.

Manténte activo
El ejercicio y la actividad física ofrecen muchos beneficios para la salud, como prevenir el estreñimiento. Dedicar 150 minutos de ejercicio a la semana puede llevarte por el camino de una vida saludable.
Entre estas rutinas, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos recomiendan dedicar dos días a la semana para ejercicios de estiramiento muscular, así que sal y manténte en movimiento, porque tu estómago te lo va a agradecer.
El envejecimiento puede traerte algunas dificultades, “pero con estos pasos podrás seguir adelante mejorando la digestión y limitando los problemas de estómago”, manifestó el doctor Rizk.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones