No todo es negativo en la pandemia de COVID-19

Hace un año, la organización mundial de la salud DECLARÓ que el nuevo brote de coronavirus era una pandemia. Esto provocó que muchos países entraran en cuarentena o realizarán acciones drásticas para evitar contagios. La crisis trajo incertidumbre y luto, pero también ciertos aspectos positivos a la humanidad.

En plena pademia surgen algunos detalles positivos y de gran valor. Foto Shutterstock

Por Osmín Monge

Mar 10, 2021- 17:01

El 11 de marzo se cumple un año desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara al COVID-19 como una pandemia.

Con tal anuncio, la humanidad dio un giro de 180 grados. Ese cambio tan repentino y significativo fue evidente en muchos aspectos, incluyendo personales, emocionales, laborales, educativos, religiosos y culturales, por mencionar algunos.

Tras el anuncio, la mayoría de países tomaron acciones concretas con el objetivo de evitar los contagios. Cierre de fronteras y aeropuertos y cuarentenas obligatorias fueron parte de las medidas.

Al establecerse el confinamiento las rutinas diarias se vieron interrumpidas y el aumento del aislamiento social se convirtió en una desafortunada realidad. Todo esto, sin mencionar el dolor y el luto que provocó la pérdida de familiares, amigos o conocidos.

LEE TAMBIÉN: ¿Hasta cuándo dejaremos de usar mascarillas?

Pero en medio de esa crisis sanitaria tan preocupante (la cual aún sigue vigente), también hubo razones suficientes para encontrar y robustecer las esperanzas.

Y es que la pandemia trajo ciertos aspectos positivos o beneficios, tanto para la evolución de la sociedad como para la salud de todos. A continuación, te detallamos algunos de los cambios que experimentó el mundo a raíz de esa situación.

La caridad se ha puesto en práctica. Foto Shutterstock

Afloraron actos de bondad

La pandemia ha dejado al descubierto sentimientos tan hermosos como la solidaridad.

“El encierro fue un llamado a visualizar que el bienestar ajeno es también el nuestro, que somos seres sociales que no estamos solos y nos necesitamos unos a los otros para continuar con el funcionamiento de la vida”, expresa la licenciada Beatriz Rivera, coach motivacional salvadoreña.

Durante la crisis sanitaria muchos han sido los actos de caridad, de comprensión y de bondad que han quedado evidenciados.

Desde la primera semana que se decretó la pandemia afloró el espíritu solidario. Muchas personas han sido testigos de actos de bondad y otras fueron partícipes de numerosas iniciativas para ayudar a quienes más lo necesitaban.

Se propiciaron momentos para reflexionar

Según la licenciada Rivera, la pandemia ofreció, de alguna manera, un momento para reflexionar sobre la vida, las metas, el futuro y la felicidad.

“Algunas personas, incluyendo adultos y jóvenes, encontraron paz interior, mejorando aspectos de la vida que constituían un obstáculo para su felicidad y su futuro (…) La crisis abrió una puerta al alma y al espíritu. Una oportunidad de reencontrarse consigo mismo, de reconocer emociones y de considerar que hay otras formas de ser feliz”, comenta la licenciada Rivera.

La unión familiar se ha fortalecido. Foto Shutterstock

Se fomentó la unidad familiar

Otro aspecto positivo de la cuarentena es que hubo oportunidades para dedicarle tiempo de calidad a la familia. Al permanecer en casa, las personas compartieron más tiempo juntos y sobretodo, valoraron a quienes aman.

TE INTERESARÁ: Inédito caso en el mundo: Trillizos recién nacidos dan positivo a COVID-19

Enseñó a valorar lo que se tiene

Según la licenciada Beatriz Rivera, algo que dejó la pandemia es el aprender a valorar los pequeños detalles. Según la coach motivacional, el confinamiento les enseñó a las personas a ser agradecidas y a darse cuenta de que, incluso en medio de momentos de angustia, hay cosas que pueden no parecer tan grandes, pero que al verse con detenimiento tienen mucho valor.

“El tiempo con los hijos, escuchar sus risas, sentir sus abrazos, dormir a su lado, jugar y aprender con ellos, los gestos de cariño y las llamadas telefónicas de aquellos que no están a nuestro lado, son algunos de los detalles que se aprendieron a valorar”, comenta la licenciada Rivera.

Hay una explosión de creatividad. Foto Shutterstock

Brotó la creatividad

Mientras miles de personas estaban aisladas, muchas aprovecharon la oportunidad para ser creativas. Usuarios de las redes sociales compartieron detalles de sus nuevos pasatiempos, como leer, cocinar, tejer, pintar, actuar y cantar.

Y aunque muchos espacios públicos permanecieron cerrados, los fanáticos del arte aprovecharon al máximo los recorridos virtuales ofrecidos por las galerías más grandes del mundo y disfrutaron de conciertos gratuitos desde sus casas.

El planeta respiró

La disminución de la circulación de vehículos de motor y la baja en la producción industrial y en el consumo han dejado resultados positivos en el medio ambiente. Por ejemplo, hubo claridad de los cielos y limpieza de los aires, debido a la reducción del dióxido de carbono.

Se avivó la fe

La fe y la religión son parte de la cultura que invita a la presencia de sus miembros, pero la pandemia le dio otro matiz en cuanto a ejecución.
Aunque los templos cerraron durante un largo período, la llama de la fe se mantuvo siempre viva en muchos hogares.

Hay más esmero en la higiene. Foto Shutterstock

Se le puso más atención a la higiene y al cuidado personal

Con la propagación del coronavirus se fomentó el cuido y la higiene personal. Muchas personas le pusieron más atención al lavado de las manos, al uso de mascarillas y al empleo de alcohol gel. Asimismo, se aprendió a respetar los espacios de los demás.

ADEMÁS: VIDEO: Larissa Graniello te recuerda usar mascarilla a través de gracioso video

Se fortaleció el emprendimiento

Miles de personas se vieron afectadas económicamente durante la pandemia, ya sea porque perdieron sus trabajos o porque se les redujo su salario. Frente a esta situación, hubo gente que tomó la decisión de convertir sus ideas en proyectos concretos. Fue así como surgieron variados negocios, que paliaron, en cierta medida, el duro golpe que sufrieron los bolsillos.

Incrementaron los negocios virtuales

El distanciamiento para evitar el contagio generó la implementación de estrategias para que los negocios virtuales fueran una realidad palpable, así como la búsqueda y uso de una gran cantidad de softwares necesarios para vender en internet. Aprovechar esta oportunidad es crecer en medio de la crisis.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones