¿Pasas con modorra todo el día? ¡Cuidado! Podría ser un mal presagio para tu salud

Muchos bostezos, deseos constantes de dormir y problemas de sueño pueden ser síntomas de presión arterial alta o hipertensión, la cual podría provocar infartos y accidentes cerebrovasculares .

La presión arterial alta puede manifestarse con decaimiento. Una dosis de ejercicio, una alimentación sana y una actitud positiva son claves para evitar el padecimiento de la hipertensión. Foto Pixabay

Por Osmín Monge

Jun 12, 2020- 14:34

Bostezos en abundancia, sueño incontrolable (sobre todo a la hora de ver televisión) y demasiado cansancio son tres situaciones que suelen experimentar muchas personas durante el día. Cualquiera diría que esas expresiones físicas son normales y que son reflejos del ajetreado estilo de vida que suele llevar. Pero no siempre es así. Investigadores japoneses revelan que detrás de esos síntomas podría haber algo más grave: tener la presión arterial alta.

El grupo de investigadores nipones ha llegado a esa conclusión tras realizar un test a 2.422 adultos de entre 40 y 60 años. Los resultados señalan que esta condición predispone a sufrir más infartos, enfermedades cardíacas, demencias y accidentes cerebrovasculares como el ictus (también llamado infarto cerebral).

Algunas investigaciones apuntan que las personas que sufren insomnio y otras alteraciones del sueño podrían tener más riesgo de sufrir infartos. Foto Pixabay

La investigación científica demostró que las personas que sufren insomnio y otras alteraciones del sueño podrían tener más riesgo de infarto al padecer hipertensión. Un detalle alarmante en esta situación es que muchas personas viven sin saber que tiene esta patología, lo que hace que no tomen las medidas o los cuidados necesarios.

LEE TAMBIÉN: Duerme bien y fortalece tu salud

Lo que más preocupa a los cardiólogos de todo el mundo, es que desvelarse con frecuencia supone tener una mala calidad del sueño y esto hace que las mañanas se pase con cansancio, aunque se pase mucho tiempo en la cama.

En esta situación  también influyen las horas de sueño. Se cree que dormir menos de 6 horas por noche podría estar relacionado con un aumento de la presión sanguínea.

Las personas que duermen 5 horas o menos por noche pueden tener un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta o empeoramiento de la presión arterial cuando ya la tienen alta, según informa la Clínica Mayo.

Se cree que el sueño ayuda a la sangre a regular las hormonas del estrés y ayuda al sistema nervioso a mantenerse saludable. Con el tiempo, la falta de sueño podría dañar la capacidad del cuerpo de regular las hormonas del estrés, lo que lleva a tener un aumento en la presión arterial.

Las personas que duermen 5 horas o menos por noche pueden tener un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta. Foto Pixabay

Es necesario un cambio en el estilo de vida

La presión arterial, que es un factor de riesgo para enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular, está influenciada por varios factores del estilo de vida como consumir demasiada sal, beber alcohol, tener estrés, no hacer actividad física y llevar una dieta poco saludable.

TE INTERESARÁ: ¿Insomnio durante esta cuarentena? La efectiva técnica para conciliar el sueño en menos de 3 minutos

Cuando una persona tiene la presión arterial alta (más de 130/80) los especialistas recomiendan hacer modificaciones en el estilo de vida para reducirla. En muchos casos es necesario el uso de medicamentos, los cuales deben ser recetados por especialistas.

“Está comprobado que los cambios de hábitos pueden disminuir la presión arterial tanto como las píldoras, y algunas veces incluso más”, dice la Dra. Naomí Fisher, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

El ejercicio físico al aire libre es recomendable para evitar la hipertensión. Foto Pixabay

¿Qué hacer para evitar la presión arterial alta o hipertensión? Especialistas coinciden que es útil pasar media hora al aire libre, ya que tomar el sol ayuda al cuerpo a sintetizar vitamina D, la cual es beneficiosa para el control de la presión sanguínea. También recomiendan evitar alimentos con mucha sal, practicar ejercicio físico a diario, el cual no deber ser intenso sino moderado, evitar el alcohol, abandonar el consumo de tabaco, mantener la calma y procurar no enojarse y ni ser víctima del estrés.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad