Protégete de futuras enfermedades siguiendo estos sencillos consejos

El pasado 2020, con la aparición de la pandemia por COVID-19, reconfirmó la importancia de llevar un estilo de vida saludable para robustecer el sistema inmunológico.

Un estilo de vida saludable ayuda a fortalecer las defensas del organismo.

Por Mireya Amaya

Ene 03, 2021- 05:30

Desafortunadamente, las pandemias pueden aparecer en cualquier momento, y la de COVID-19 que todavía padecemos no será la última, según estiman los científicos. Ante esta realidad, lo mejor que la población puede hacer es prepararse, y según indica el doctor Gregory Poland, experto en enfermedades infecciosas de la Clínica Mayo, esto se consigue llevando un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y actividad física que les permita a las personas alcanzar su peso ideal.

TE PUEDE INTERESAR: Alivia el dolor de garganta con estos remedios caseros

Sumado a esto es imprescindible dejar de fumar y apartarse de otros vicios que a la larga repercuten en la salud, debilitándola y convirtiendo a las personas en presa fácil de diversos padecimientos.

Ahora que comienza el año es un buen tiempo para iniciar buenas prácticas que te permitan estar saludable y fuerte. Y para que veas que no es complicado te compartimos estos tips.

Consumir una dieta equilibrada, con porciones adecuadas e incluir todos los grupos de alimentos fortalece el sistema, también ayuda al sistema inmunológico. Foto EDH / Archivo

Aliméntate de forma sana
La idea de este apartado no es que te prives de comer sino de que lo hagas de manera inteligente, incorporando todos los grupos de alimentos en tu dieta diaria.

Por ejemplo, debes consumir frutas y verduras, ya que están cargadas de vitaminas, antioxidantes, fibra y minerales, que son esenciales para la salud, y tienen la ventaja de que contienen pocas calorías. Además, cuando forman parte de tu dieta habitual pueden librarte de enfermedades crónicas, como el cáncer.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda ingerir cinco porciones de frutas y hortalizas al día, excepto papas, camotes, yuca y otros tubérculos feculentos.
Igualmente debes comer proteínas, lácteos y cereales integrales. Estos últimos ayudan a la salud cardiovascular, pero también reducen el riesgo de desarrollar asma, enfermedades de las encías, pérdida de dientes, presión arterial alta, cáncer colorrectal y enfermedad inflamatoria.

Es importante aclarar que la grasa forma parte de la dieta saludable, sin embargo algunas como las saturadas (que provienen de animales) se deben de evitar pues crean propensión a la diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular, según healthyeating.sfgate.com. Por las mismas razones, las llamadas grasas trans deben evitarse.

Las grasas más saludables que puedes consumir son las monoinsaturadas y poliinsaturadas, que provienen de fuentes como nueces, semillas, pescado, aceite de oliva y aguacate.

Algo que hace una enorme diferencia en la dieta es la reducción de alimentos procesados, como sopas enlatadas, panes, pastas, aderezos para ensaladas, bocadillos y cereales, pues contienen niveles elevados de sodio, el cual aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o una enfermedad coronaria.

Hacer ejercicio de forma regular te evitará problemas de salud. / Foto Por Shutterstock

Haz ejercicio
La actividad física regular de intensidad moderada —como caminar, andar en bicicleta o hacer deportes— tiene grandes beneficios para la salud a cualquier edad, de acuerdo con la OMS.

Si no estás acostumbrado, trata de hacerlo poco a poco, ya que practicar algún tipo de ejercicio es mejor que no hacer ninguno. Así podrás volverte más activo cada día y alcanzarás fácilmente los niveles recomendados de actividad física.

Por otro lado conseguirás beneficios como:
— Una mejora en tu estado muscular y cardiorrespiratorio.
— Abona a tu salud ósea y funcional.
— Se verá reducido el riesgo de desarrollar hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, diferentes tipos de cáncer (como el cáncer de mama y el de colon) y alejarás a la depresión.
— También se reducirá el riesgo de caídas y de fracturas vertebrales o de cadera.Al mismo tiempo tendrás más energía y podrás controlar tu peso.

Tanto el alcohol como el cigarrillo son desencadenantes graves enfermedades. Foto Archivo

LEE TAMBIÉN: 5 beneficios del sueño, fortalecedor de la salud física y mental

No fumes
Cuando te alejas del tabaco también lo haces de la posibilidad de desarrollar una cardiopatía, infartos, cáncer, bronquitis crónica y otras condiciones de salud relacionadas con el tabaquismo. Así que cuanto antes dejes de fumar, mayor será el beneficio para la salud.
De acuerdo con el portal Better Channel, la mejora se percibe en los primeros meses después de dejar de fumar. El corazón y los pulmones se benefician, el flujo de sangre a las manos y pies aumenta, y el sistema inmunológico mejora.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones