El vértigo, una afección incapacitante

Considerado como un síntoma y no una enfermedad, esta inquietante y fuerte sensación de mareo puede mermar la calidad de vida de quien lo padece. Su origen radica por un fallo del oído interno. Conoce más de este padecimiento.

El vértigo comúnmente relacionado con las alturas es muy distinto al que se origina por una patología. El primero se debe a una falta de compensación de los reflejos que coordinan la posición del cuerpo y desaparece cuando la persona desciende. / Foto Por EDH-Shutterstock

Por Sara Castro

Feb 09, 2020- 04:45

El vértigo es una perturbadora sensación de que todo a tu alrededor gira, pero en realidad no está sucediendo así. A veces es tan intenso que sientes que vas a caer o no puedes, ni siquiera, levantarte de la cama.

De acuerdo con la unidad de Otorrinolaringología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, esta incómoda situación no es una enfermedad, sino que es “el síntoma de algo”.

Pero ese signo lo ha experimentado el 80% de la población por lo menos alguna vez en su vida, según la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC), y es tan molesto que llega a mermar la calidad de vida en el día a día del paciente.

El vértigo es una de las afecciones más comunes que tratan los otorrinolaringólogos, pues surge por un fallo del sistema vestibular en el oído interno, por lo que se experimenta “una sensación de inestabilidad, de que nos desplazamos hacia un lado, o bien de caídas bruscas”, según la SEORL-CCC.

Imagen del oído interno. Foto EDH / Archivo

El oído interno tiene un área dedicada a la audición, que es la cóclea, y otra encargada del equilibrio, que es el sistema vestibular. En esta última se encuentran los canales semicirculares, el utrículo y el sáculo, si estas estructuras se ven afectadas, con mucha seguridad una persona experimentará vértigo.

No solo el oído está involucrado en este inquietante problema. Los ojos y el cerebelo también pueden influir en este aturdimiento, pues son sistemas que se encargan del control del equilibrio.

De acuerdo con los especialistas, existen distintos tipos de vértigo, pero el más común es el Vértigo Periférico (VP). Su principal característica es que es “fugaz”, puede durar unos segundos o minutos y por lo general se asocia a movimientos de la cabeza.

Las crisis pueden intensificarse y durar, incluso, días. Y a la sensación de mareos fuertes se suman, además, cefaleas, náuseas y sensibilidad a los movimientos de cabeza.

Si en alguna ocasión has sufrido de vértigo no dudes en consultar con un especialista. Ellos deberán hacer una revisión minuciosa, sobre todo, porque el área vestibular no es accesible para realizar una exploración directa y porque esta afección puede ser provocada por varias patologías: la enfermedad de Menière, la neuritis vestibular o la migraña vestibular.

Foto EDH / Shutterstock

De manera evidente, el tratamiento para estos episodios dependerá de su causa, pero lo habitual es que sean tratados con sedantes vestibulares, tratamientos para el vómito, las maniobras de Epley o Semont (movimientos de cabeza especiales), y hasta con cirugías.
Este síntoma puede originarse por múltiples situaciones. Generalmente el Vértigo Periférico involucra el nervio vestibular, que conecta el oído interno y el tronco encefálico. Conoce otras causas:
-Medicamentos, como antibióticos aminoglucósidos.
-Lesiones, como un traumatismo craneal.
-Irritación e hinchazón del oído interno (laberintitis).
-Presión en el nervio vestibular, por lo general de un tumor.
-Inflamación del nervio vestibular (neuronitis).

 

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad