El problema de vivir con una persona narcisista

El Trastorno narcisista de personalidad y los individuos extremadamente ególatras minan las relaciones de pareja. Para no caer en sus manipulaciones, conoce cómo identificar este nocivo perfil; y si ya estás con alguien así, entérate de lo que dicen los expertos.

Investigaciones psiquiátricas sugieren que el 1 % y el 6 % de la población puede tener este trastorno de la personalidad, y entre el 50 % y el 75 % de ellos son hombres. / Foto Por EDH-Shutterstock

Por Sara Castro

Sep 27, 2019- 21:00

El narcisismo podría ser un rasgo o una característica más en cualquier persona. Pero estudios psiquiátricos han determinado que podría llegar a convertirse, incluso, en el Trastorno narcisista de personalidad. Una situación incómoda para familiares, compañeros de trabajo, amigos y, por su puesto, para la pareja.

Pero el narcisismo no es egocentrismo, hay una significativa diferencia entre ambas palabras. De acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, el trastorno narcisista es definido como “un patrón general de grandiosidad, una necesidad de admiración y una carencia de empatía, que empieza al principio de la edad adulta”.

Cuando el plano individual se transforma a una esfera de pareja, la convivencia se vuelve compleja. Los expertos señalan que en una relación pueden coexistir dos personas con esta personalidad o trastorno; sin embargo, lo común es que uno de los involucrados sea narcisista, pues se “necesita” que la otra persona lo adule constantemente.

Y así será con frecuencia. Un narcisista busca los elogios, incluso, en momentos inapropiados, como enviándote un selfi mientras entablan una conversación seria o podría quejarse de un familiar cuando, justamente, estás pasando por el duelo de un ser querido.

Ellos se creen la persona más importante del mundo, se sienten más especiales que los demás, manipulan, no conocen la empatía, son arrogantes, tienen envidia y se enojarán contigo cuando dices la verdad.

Con estas particularidades deberá lidiar “el otro”, quien se olvida de sí mismo para validar a la pareja y deberá vivir en un “permanente abandono emocional”. Incluso, los expertos aseguran que una relación con un narcisista está llena de distanciamientos y reconciliaciones, nada saludable para una relación.

“Parecen encantadores y maravillosos y te colman de atención hasta que te afirmes. Entonces es posible que veas una mala racha que no viste antes. Y da miedo”, detalló Cory Newman, doctor en psiquiatría y profesor de psicología en Perelman School of Medicine, en la Universidad de Pennsylvania.

Es evidente que tener un vínculo emocional con una persona extremadamente ególatra solo favorece a comportamientos destructivos.

Para conocer y profundizar en los diferentes perfiles de un narcisista o conocer las recomendaciones de los especialistas cuando ya estás en una relación nociva, te invitamos a que continúes leyendo.

Personalidades narcisistas:

Artista: esta persona es considerada como una gran conversadora, filósofa, sensible y profunda, sin embargo, tiene grandes problemas con el compromiso y la disciplina. El perfil de un “narcisista artista” también muestra a un ser evasivo y asustado cuando llegan momentos de crisis. La psicoterapeuta mexicana Anamar Orihuela señala que, si un hombre reúne estos rasgos, en el plano sentimental también evidenciará irresponsabilidad, pues le encanta compartir momentos agradables, pero para construir una relación seria dejan solas a sus parejas y jamás responden sus compromisos económicos con ellas.

Intelectual: uno de los malestares psicológicos más claros de este perfil es que son seres humanos ansiosos y solitarios. Su grandilocuencia e intelecto son construidos como un mecanismo de defensa. Según Orihuela será normal ver a un narcisista intelectual sumergido en su propio mundo y con poco interés para hacer relaciones afectivas. Generalmente, cree que “sabe más que tú y ama hablar de temas que no tiene la menor idea”. Pero si está decidido a tener una pareja, siempre busca mujeres que no sean intelectuales, necesita que estén en silencio “y que no interrumpas sus momentos de concentración”.

Atleta: su mundo será el ejercicio o el deporte que practica. Pasa horas hablando de rutinas, de sus expediciones en bicicleta de montaña o de sus maratones. Deberás escuchar sobre sus estrictas dietas y cómo se preparó para una importante competencia. Este perfil encaja en el propuesto por la psiquiatría como “alto funcionamiento – exhibicionista”, en el que los individuos son exhibicionistas, energéticos y carismáticos. Sin embargo, en una relación amorosa buscará personas que le apoyen incondicionalmente en su deporte y que los fines de semana no le demanden demasiado tiempo.

Empresaria: siempre ocupada, con un teléfono en su mano, compromisos inaplazables y si quieres hablar con esta persona parecería que debes pedir una cita. El dinero y el éxito le dan un status, pero es una persona con altos grados de ansiedad, competitiva, cree que tiene la razón, odia las equivocaciones y detesta esperar. Según la categorización del malestar psicológico, estas personas se ubican en “grandioso-maligno”, es decir que manipulan, son ambiciosas, ególatras y agresivos. Es muy común que los narcisistas “empresariales” se refugien en el alcohol y en sus momentos de descanso también tienen trabajo.

Recomendaciones: 

*Si has descubierto que tu pareja es narcisista existen dos posibilidades, de acuerdo con la psicóloga Valeria Sabater: reaccionar o acostumbrarse al “abandono emocional”. Cuando escoges la última alternativa, hay grandes probabilidades de que dudes de ti, pierdas tu autoestima y hasta abandones tu propia identidad.

*Todos los casos son diferentes, incluso las personas narcisistas o las que padecen el Trastorno narcisista de personalidad no son iguales; por ello se recomienda tener la guía de un profesional. En una relación deberá prevalecer el propio bienestar y la integridad, ya que el ególatra extremo puede resistirse, incluso, a recibir terapia.

*Los narcisistas tienen una coraza y ocultan carencias. Y las personas vinculadas emocionalmente a ellos también poseen necesidades que no han sido suplidas. Medita cuáles son las tuyas, pues siempre caes en su juego de seducción. Una terapia personal puede ayudarte a mejorar la convivencia con una persona compleja.

*Tu forma de dirigirte al individuo narcisista puede comenzar a cambiar algo. Si le fascina escuchar cumplidos, no caigas en la tentación de hacerlo frecuentemente. Ello contribuirá a que, poco a poco, se dé cuenta de que tienes vida, sueños, proyectos, familia y otros amigos. Cuando intente manipularte, expone tu inconformidad y críticas con delicadeza y sinceridad. Recuérdale que no hay nada malo en no ser perfecto.

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad