6 valiosas recomendaciones para ayudarles a tus hijos en la educación virtual

A pesar de que las clases y tareas en línea han significado un esfuerzo extra para los padres de familia, expertos en educación virtual y a distancia brindan consejos para que seas el mejor apoyo y guía para tus pequeños en esta nueva forma de afrontar la enseñanza.

Expertos señalan la importancia de organizar un rincón de aprendizaje que sea cómodo, que haya silencio, con buena iluminación y ventilación. Foto Shutterstock

Por Sara Castro

May 29, 2020- 04:30

Así como muchos ámbitos de la vida cotidiana tuvieron un drástico cambio a raíz de la pandemia, también la educación lo sufrió. La escuela, como tradicionalmente se conoce, se trasladó al mundo virtual e hizo que niños y padres se adaptaran de golpe a nuevas dinámicas de aprendizaje.

Claramente ese escenario no ha sido fácil. Bien lo ha asegurado Carlos Molina, docente especializado en educación virtual por la Universidad de Hochschule Furtwangen, en Alemania, quien señaló que en el país ha sido particularmente difícil por el retraso que se tiene en el tema.

A pesar de ello, la educación privada ha salido mejor librada que el sistema educativo público. Muchos colegios ya contaban con sus propias plataformas tecnológicas especializadas. Pero, cumplir todo un horario de clases, tareas y reuniones con los profesores en este escenario ha implicado agobio y cansancio; sin incluir acá las desventajas de lo estatal: desconocimiento de los docentes con respecto a algunas herramientas virtuales, falta de cobertura en algunas zonas, el analfabetismo tecnológico o, incluso, la falta de dispositivos para recibir este tipo de educación.

“Nosotros estábamos muy acostumbrados a que el aula fuera el espacio físico, pero está el ciberespacio, un espacio no material donde se pueden desarrollar un montón de actividades cotidianas. Nos ha tocado reinventar el aula en dos meses”, explicó Molina.

Debido a la pandemia, la escuela se trasladó al mundo virtual. Foto Pixabay

Yansi de Ayala y Gladys Guidos de Castro son madres que ya tenían familiaridad con plataformas educativas en línea. Sus hijos estudian en instituciones educativas que habían introducido estas nuevas formas de aprendizaje años atrás, pero centrar toda la educación en ellas sí ha significado trastocar sus rutinas diarias y amoldarse a un nuevo escenario.

“Poco a poco hemos ido adaptando espacios y tiempos, porque mi esposo y yo seguimos trabajando en horarios normales, lo que nos dificulta estar de lleno (…) Al inicio, como todos, sentimos el cambio y la carga bastante pesada”, declaró De Castro sobre la nueva dinámica educativa. De Ayala también experimentó una situación muy similar, la carga escolar para su hijo de 8 años se intensificó muchísimo lo que conllevó a una presión por parte de los padres para reevaluar dicho proceso.

Es justamente esa saturación la que el especialista en educación a distancia y consultor educativo Carlos Ochoa desaprueba, y la consideró como la causante del rechazo a la modalidad virtual. Para Ochoa, se deben potenciar las ventajas de este sistema tecnológico en lugar de debilitarlo, pues con él pueden obtenerse múltiples recursos pedagógicos que pueden ser “divertidos y entretenidos, utilizando recursos de animación, desafíos, juegos, videos y más”.

PUEDES LEER: 7 consejos para estudiar en esta cuarentena

Debido al nuevo sistema de aprendizaje que ha conllevado la pandemia, estas madres han podido experimentar más cercanía con los profesores, se han comprometido —aún más— con el aprendizaje de sus hijos, han visto de primera mano una clase de robótica o han tenido que bailar en familia para cumplir con las tareas de educación física. Pero para los expertos Molina y Ochoa, la pandemia también ha resaltado las barreras que tienen los más desfavorecidos y las brechas y debilidades del sistema educativo de El Salvador.

Para poder ser un apoyo idóneo para tu hijo, estos expertos en educación a distancia y virtual te dicen qué consejos debes poner en práctica.

1- DEBES SER UN TUTOR: El padre de familia es fundamental en el proceso de aprendizaje. Para Molina, papás y mamás deben marcar el camino; no hacer las tareas. El profesor sabe de pedagogía y didáctica, es el que organiza el contenido y las actividades de aprendizaje, el padre apoyará y revisará las tareas. Yansi de Ayala aseguró que este proceso los obliga, como padres, a estar “más comprometidos con el aprendizaje de sus hijos, porque nos volvemos el único apoyo, a pesar de no contar con las bases didácticas”.

2- ORGANIZAR EL TIEMPO: No solo el maestro debe planificar cada clase y actividad, los padres también deben tener una calendarización y horario para que los hijos tengan tiempo para escuchar las clases, cumplir con las tareas y también descansar. El experto Carlos Molina considera positivo que los niños utilicen su uniforme aunque estén en casa, ello les da un “sentido de pertenencia a un proceso formativo”. Como madre de niños de parvularia, De Ayala sugirió que antes de cada clase los pequeños hayan comido e ido al baño para evitar distracciones.

Los papás deben orientar y ayudar a sus hijos, pero no hacer ellos las tareas. Foto Pixabay

3- ADIÓS PREJUICIOS TECNOLÓGICOS: Estos no deben existir. Ya lo dijo el consultor educativo Carlos Ochoa: la educación apoyada en la tecnología representa un cúmulo de ventajas. Para Molina la crianza de los hijos con respecto a las tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) serán clave: “¿Cómo hemos criado a nuestros hijos en el uso de las TICs? ¿Han sido permisivos o han brindado supervisión trasladándoles un modelaje de uso efectivo de las tecnologías?”.

4- CAMBIA TU CONDUCTA: Muchos padres de familia pueden estar habituados a redes sociales o correos electrónicos, pero no a las plataformas que deben utilizar sus hijos para estudiar. El cambio de conducta hacia estas herramientas deberá transformarse. No sentirse agobiados, pedir ayuda o buscar tutoriales contribuirá a que entiendas mejor este nuevo contexto.

TE PUEDE INTERESAR: Video: Álex, el joven universitario que recibe sus clases virtuales sobre las ramas de un árbol de paterna 

5- TEN UN ESPACIO IDÓNEO: Así como en la vida cotidiana siempre se recomendó tener un lugar específico y muy equipado para estudiar, lo mismo sucede con la educación virtual. Ochoa señaló la importancia de organizar un rincón de aprendizaje (no todos pueden tener un lugar exclusivo y amplio para trabajar), que sea cómodo, que haya silencio, con buena iluminación y ventilación.

6- CUBRE LAS NECESIDADES: Aunque la educación se ha trasladado al plano virtual, Ochoa recalcó que hay muchas necesidades elementales que cubrir para que los niños y adolescentes tengan un buen rendimiento académico: que estén hidratados, que tengan comidas adecuadas, que puedan disfrutar una merienda, que puedan tener sus horas de sueño y que estas no se vean interrumpidas por la tecnología, cuidar la postura frente al ordenador o libros, entre otras.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad