Fortalece la educación de tu hijo en edad preescolar con estas valiosas recomendaciones

Los niños han tenido que adaptarse a un aprendizaje alejado de las aulas y de la supervisión de los especialistas. Margarita Vilanova, psicopedagoga salvadoreña, señaló la importancia de que padres y maestros tengan una relación de cooperación para brindar una formación integral a los más pequeños.

Foto Por EDH-Shutterstock

Por Sara Castro

Jun 18, 2020- 05:15

Aún sin una fecha oficial para un posible retorno a las aulas, los niños y adolescentes salvadoreños continúan sus estudios basados en una dinámica de escuela a distancia y virtual. Sin vacilación alguna, la pandemia trastocó la vida de maestros, padres de familia e infantes.

Pero el proceso de aprendizaje se ha visto especialmente afectado para los pequeños que cursan preescolar. Es el kindergarten uno de los principales escenarios de socialización y desarrollo, y ahora los procesos formativos han debido adaptarse a cada hogar: la zona de recreo ahora es el jardín de casa (si las condiciones así lo permiten), la pequeña silla y mesa adaptadas al niño podría ser la mesa del comedor y la guía de los maestros recae ahora, sobre todo, en los padres.

El director regional de Unicef para América Latina, Bernt Aasen, aseguró al rotativo español El País que esta es una crisis educativa sin precedentes en la historia más reciente de la región. “Para darle continuidad a la educación de los escolares en sus casas, hay que usar todas las herramientas y los canales disponibles, ya sea a través de radio, televisión, Internet o celulares. Solo podremos enfrentar este reto a través de un esfuerzo conjunto”, aseveró Aasen.

Esa labor cohesiva es la que se trazó la psicopedagoga y docente salvadoreña Margarita Vilanova junto al equipo de trabajo del Kínder El Barquito de Papel, donde se tuvo una visión enfocada en ser un acompañamiento positivo para el padre de familia y en ayudar al niño frente a las nuevas formas de aprender y estudiar.

Puede interesarte: 7 consejos para estudiar en esta cuarentena

Vilanova conversó con El Diario de Hoy para brindar recomendaciones para que padres y docentes se conviertan en una importante dupla orientadora para los más pequeños.

“La relación entre padres y maestros inicia desde que llegan por primera vez a un centro educativo. Yo siempre hablo de formar un equipo, si la institución tira de un lado y el padre de otro quien en realidad sale perdiendo es el niño”, afirmó la experta. Y lo importante de esta simbiosis es que es en esta etapa donde el infante determina sus capacidades para las relaciones afectivas, desarrolla sus habilidades básicas para el lenguaje, la motricidad fina y gruesa, tiene el mayor desarrollo neuronal y se forma su carácter, entre otras cosas esenciales.

Por ello, la pedagoga recalcó que es en esta fase donde debe enseñarse a los más chiquitos a ser activos, colaborativos, autónomos y potenciar su creatividad.

¿Cómo se hace ahora sin un entramado que lo impulsa? De acuerdo con Vilanova, conocer la situación de cada núcleo familiar es clave para entender las dificultades y facilidades que enfrentará cada niño. “Recordemos que somos un equipo, los padres son partícipes y tienen un rol principal en el aprendizaje de sus hijos”, añadió la pedagoga.

Con una distribución equitativa de responsabilidades entre padres y educadores, este tramo elemental del aprendizaje se verá potencializado. Puedes ayudar al crecimiento de tu hijo que cursa kindergarten con los siguientes consejos dados por Vilanova.

Rutina: Desde los inicios de la cuarentena, los especialistas reconocieron que el establecimiento de una rutina sería clave en la efectividad del trabajo y los estudios. Lo mismo sucede con los niños. Según Vilanova, la situación que se experimenta es como un desorden, por lo que los niños requieren de una estructura. La especialista recomendó que puedes incluir al pequeño en la elaboración de un horario: “en una cartulina, con colores, stickers, dibuje el calendario desde que se levantan, se bañan, cuando toman el desayuno, etcétera”.

Las nuevas aulas: Zoom y otras plataformas digitales son ahora parte de los nuevos espacios de aprendizaje. La psicopedagoga salvadoreña sugirió que antes de que los niños reciban una clase virtual, estos tengan un momento de juego (20 minutos previos), ello con la finalidad de que permanezcan sentados y con los niveles de atención óptimos durante la lección. Juegos motores, como la carretilla o saltar como conejo podrían funcionar. Por otro lado, trata de que la relación que tenga tu hijo con las pantallas sea únicamente durante la asignatura.

Momentos de pausa: Vilanova explicó que estos instantes sirven para que el niño procese y canalice la información que ha recibido en clase. En estos espacios, el cuerpo del peque deberá relajarse.

Jugar: La más importante de las acciones para un niño de 3 a 6 años, sobre todo en época de confinamiento. “Con el juego los niños pueden conectarse con el entorno, a través de él desarrollan habilidades del lenguaje y socioemocionales. Si es un juego motor-corporal favorecerá otras condiciones, como el hecho de permanecer sentados, de controlar la postura, de trabajar dentro del espacio de una hoja”, comentó Vilanova. Como diversión didáctica, la experta recomendó algo tan básico como que el chico (3-4 años) tome frijoles con una pinza y los coloque en un recipiente, “eso ya es una actividad de coordinación ojo-mano”.

Foto de referencia/ Pixabay

Resiliencia: Una palabra profunda y reflexiva, pero que es importante de enseñar (con el ejemplo) a los más pequeños. Según la especialista en pedagogía, la pandemia conllevó a una desestabilización y el ser humano ha tenido que encontrar nuevas respuestas en el entorno. “La capacidad de ser resiliente nos acercó a lo esencial: a estar en casa, compartir, hacer cosas sencillas como cocinar, que potencia otras funciones, como las ejecutivas y la motricidad, y a brindar oportunidades de aprendizaje”, afirmó Vilanova.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad