¡Evita el deterioro de tus zapatos y bolsos! Con estos consejos podrás conservarlos en buen estado

Tus accesorios favoritos y el calzado deben permanecer en el armario mientras dure la emergencia de salud por COVID-19. Eso significa que periódicamente debes limpiarlos, ordenarlos y moverlos para que no pierdan sus atributos y estén perfectos.

Con algunos cuidados básicos tus artículos de cuero se conservarán bien aunque estén guardados por bastante tiempo. FOTO EDH/ PIXABAY

Por Diana Orantes

Jul 21, 2020- 22:30

La pandemia ha obligado a guardar y a casi olvidar aquellos bolsos de mano, carteras y bolsones que hacían complemento con el estilo de vestir para andar por las calles, ya que ahora solo andamos lo necesario en las manos para evitar tocar superficies.

Lo mismo sucede con el calzado. Las medidas de bioseguridad sugieren el uso de tenis para que la piel no se exponga al ambiente. Por eso muchas mujeres devolvieron al clóset los stilettos y otros estilos casuales.
Para que no se deterioren por estar guardados te brindamos estos consejos:

Bolsos de cuero
– Algunos bolsos vienen acompañados con una funda cuando los compras, entonces envuélvelo en ella al guardarlo. Si no tienes una, fabrícala con tela de algodón blanca.

– Nunca los apiles unos sobre otros, ya que pueden deformarse y doblarse. Usa papel cera para rellenarlo, no papel periódico o de revista porque la tinta podría manchar.

LEE TAMBIÉN: Paso a paso: 4 peinados perfectos y fáciles en tiempos de cuarentena

– Lo ideal es que no los dejes en un sitio húmedo, pero si accidentalmente se mojan un poco debes secar con un paño de algodón blanco. Olvida el secador u otra cosa.

– De los líquidos más peligrosos para un bolso de cuero original se encuentra el alcohol, tanto puro como combinado con otras sustancias, como los perfumes o en presentación de bebidas. Si se derrama un poco en tu cartera tendrás una mancha de por vida.

– Con el tiempo pueden perder la suavidad de su textura, si deseas recuperarla usa productos específicos para ello. Asegúrate de que no contenga siliconas, petróleo y sus derivados.
– Tienes que hidratarlos una o dos veces al año para que el cuero se mantenga firme.
En el mercado hay productos específicos para ello. No inventes mezclas o hagas productos caseros para ahorrar dinero.

– Evita tocarlos con las manos sucias o con exceso de cremas o aceites, porque generarás una mancha difícil de quitar.

– La manera de cuidar el zíper es colocando un poco de cera natural de vez en cuando, así evitarás que se atasque al abrir y cerrar.

El charol es sensible a los rasguños. FOTO EDH/ AFP

De charol
– Por ser uno de los cueros lisos más sensibles están sometidos a más cuidados. El menor rasguño puede arruinar la apariencia de este artículo y también el excesivo uso produce un desgaste pronto. Por eso hay que limpiarlo con un paño de microfibra húmedo.

– Para mantener el brillo deslumbrante es importante evitar las arrugas. Mientras esté guardado llénalo de papel cera y conservará su forma.

– Evita envolverlo en bolsas de papel de color, porque al decolorarse puede manchar el charol y se verá antiestético.

– Si es necesario usa productos específicamente para limpiar el charol.

Si son de material sintético
– Debido a que el material es propenso a rayones y a manchas, evita colocarlo con objetos que puedan rasgarlo.

– No los expongas a la luz natural o artificial para que no se descascaren o se hagan cortaduras.

– La suciedad y el polvo se remueven con un paño mojado de alcohol. Este se evapora y evita que la humedad se conserve en el objeto, si no te funciona prueba con agua y champú, frota suavemente.

– Las piezas metálicas y otros adornos que poseen (como cristales, cerraduras o cadenas) pueden desgastarse, para evitarlo moldea papel de seda alrededor de la estructura metálica.

Los de gamuza
– Para mantenerla siempre suave debes cepillarla con un cepillo seco y con cierta regularidad para eliminar el polvo, este endurece el material y desmejora su aspecto. Hazlo con movimientos de ida y vuelta. También funciona un paño limpio, pero sin presionar o arruinarás la textura.

– Un consejo esencial para borrar manchas es usar un borrador de lápiz. Cuando veas que se está difuminando aplica el cepillo como en el paso anterior.

– El tiempo puede ensuciar fácilmente este material, para limpiarlo regularmente usa vinagre o alcohol en un paño limpio y frota. Es posible que necesite varias aplicaciones, todo depende de cuánto lo necesite la cartera.

– Preferiblemente guárdalo en la oscuridad del armario o en un cajón. La larga exposición a la luz debilita el material y lo estropea. Para almacenarlo funciona una funda de almohada y un sellador específico de gamuza.

De preferencia conserva los zapatos en su caja original. FOTO EDH/ SHUTTERSTOCK

Con los zapatos
– Si conservas la caja original de tus zapatos guárdalos ahí. En su defecto dentro de una similar. Los librarás del polvo y la suciedad, rozaduras y manchas.

TE PUEDE INTERESAR: Moda centroamericana para estar en casa

– Para aquellos que tienen la suela de goma o de madera es recomendable cambiarla y que estén listos cuando desees usarlos. Aprovecha para ponerles plantillas nuevas para que se sientan cómodos, como la primera vez que los usaste.

– No olvides pulirlos de vez en cuando, aunque estén encajonados. La limpieza a fondo, usar betún y otro producto les alarga la vida. Ten a la mano una esponja de color blanco para eliminar suciedad en zapatos de gamuza.

Usa un rotulador para disimular rayones en los de charol, usa crema o pasta al tono de los zapatos de cuero para darles mantenimiento y productos limpia vidrios para el calzado de charol, da brillo y protección. Por nada dejes que una mancha perdure en tu zapato o si notas un rasguño en el tacón llévalo de inmediato al zapatero.

– Rellénalos con seda para evitar que absorban humedad y que se deformen con el tiempo. Otras opciones más elegantes son usar ensanchadores de plástico o de madera. Con cada día que pasa los materiales envejecen y se vuelven rígidos.

– Para guardarlos por un largo plazo no se recomiendan las zapateras colgantes porque distorsionan la silueta del calzado. Sin embargo, pueden ser útiles para los tenis, sandalias y alpargatas, menos para botas o de tacón.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad