Cómo decorar tu dormitorio en pareja y no separarte en el intento

Esta habitación es un espacio esencial en el hogar, pero decorarla o rediseñarla puede convertirse en un campo de batalla. Tres especialistas te sugieren algunos tips para tener éxito.

Rediseñar o cambiar la imagen del hogar puede convertirse en una pesadilla si la pareja no toma en cuenta ciertas recomendaciones. Foto EDH / Shutterstock

Por Agencia AP

Feb 14, 2020- 04:30

Si en una pareja uno ama llenar cada espacio con recuerdos y el otro es desordenado, ¿quién se saldrá con la suya? Puede ser difícil encontrar acuerdos efectivos cuando a uno le gustan los colores y patrones atrevidos, mientras el otro se declina por los grises relajantes.

La diseñadora de interiores Penny Drue Baird recurre tanto a su doctorado en psicología como a su formación en diseño cuando trabaja con parejas dispuestas a decorar.

“Estoy allí como mediadora, como terapeuta marital”, confesó Baird, “trabajando en cómo abordarlo (el proyecto) para que ambas personas sientan que son quienes no pueden obtener lo que desean”.

Aquí, Baird y otros dos diseñadores neoyorquinos, Deborah Martin y Michelle Gerson, analizan cómo las parejas pueden disfrutar de la a veces desafiante tarea de decorar los espacios compartidos, como el tan importante dormitorio.

COMPARTE TU VISIÓN
Los tres especialistas comienzan esta tarea convocando a una reunión con la pareja, para descubrir “todo lo que esperan lograr y la apariencia que quieren” en su habitación, puntualiza Baird. Los clientes suelen compartir fotos de revistas o páginas de libros de diseño para ayudarse a explicar sus ideas.

Antes de iniciar un proyecto de remodelación o decoración, es ideal que ambos comparten sus ideas y las analicen. Foto EDH / Shutterstock

Una pareja puede tener este tipo de reunión, incluso si no está trabajando con un diseñador. Al compartir lo que imagina uno y el otro, pueden descubrir que tienen más puntos en común de lo que creían. Martin detalla que a veces el cliente comienza con una predisposición por cierto patrón o estilo, pero cuando lo ven en contexto, les agrada.

“Se trata de un descubrimiento”, subrayó Martin. Del mismo modo que un diseñador debe “tomar algunos riesgos y presentar lo que cree que funcionará muy bien en el hogar”, un compañero puede correr el riesgo de mostrar su visión y asimilar la visión de su pareja con una mente abierta. Ambos pueden terminar felizmente sorprendidos.

En algunos casos, uno de los dos podría ceder. Si redecoras una casa o te mudas a una nueva y tu pareja te dice que puedes tomar todas las decisiones de diseño, lo menos que puedes hacer es mantenerla actualizada en el camino y así evitar sorpresas desagradables.

MUTUO ACUERDO
Gerson, por su parte, recomendó hacer un listado previo de los artículos que ambos necesitan en la habitación. Estos son los imprescindibles compartidos con los que pueden estar de acuerdo.

Ella se enfoca en encontrar ese terreno común, para lograr un acuerdo sobre un mueble importante como lo es la cama.

Es conveniente que la pareja se tome el tiempo necesario para elegir los muebles que complementarán la habitación. Foto EDH / Shutterstock

Una vez que cada persona siente que sus solicitudes, en un buen porcentaje, han sido escuchadas es más fácil comprometerse con otros detalles.

Pero, ¿qué ocurre cuando a una de las partes le gusta un espacio lleno de cosas coloridas y a la otra no le gusta el desorden? Gerson sugirió tratar de organizar las cosas. “Cuando se organizan con un propósito, y no solo como cosas al azar, la pareja comienza a percibir que le agrada rodearse de ciertos artículos”.

Algunas parejas optan por mezclar sus gustos contrastantes, pero Baird indicó que puede ser difícil crear una habitación “ecléctica” que combine dos estilos de decoración diferentes.

“La gente habla mal de la palabra ecléctico, pero realmente es una mezcolanza”, aclaró ella. “Es muy raro ver una habitación o un hogar que yo llamaría ecléctico y que está bien hecho”, añadió.

TODO A SU TIEMPO
A menudo, las personas tienen prisa por decorar completamente una habitación y llenar cada espacio existente. Gerson afirmó que eso puede llevarlos a compromisos que desagraden a ambos. No tengas miedo de dejar un poco de espacio vacío hasta que descubran la pieza correcta para ese rincón.

Recuerda que tu dormitorio es uno de los espacios más importantes del hogar, por lo que vale la pena que ambos se esmeren en su confort. Foto EDH / Shutterstock

“Está bien si tienes un sofá fabuloso y una mesa de café o una alfombra”, expresó Gerson, pero luego tropiezan con una maravillosa silla que a los dos les gusta y que puede completar ese espacio tan suyo. Hay que dar tiempo al tiempo.

Esto también facilita el proceso de decoración compartido. “Me parece que cuanto más tiempo una pareja ha vivido junta o casada, es más probable que tengan los mismos objetivos de diseño”, planteó Martin. “Están en la misma página, especialmente las parejas mayores”, aclaró.

Y con suficiente comunicación y paciencia, manifestó Baird, la mayoría de las parejas logran decorar su dormitorio o su casa sin conflictos. “Nunca me he divorciado de nadie”, agregó, “hasta que terminamos de decorar”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones