Belleza imperfecta, la singularidad de la tendencia Wabi Sabi

Viejo, roto, deteriorado… no importa; ahí hay esplendor, según este estilo decorativo japonés. Súmate a este interiorismo en el que prevalecen los espacios armónicos, sin necesidad de un cuantioso presupuesto.

Por Sara Castro

Jul 10, 2020- 04:30

Pensar en remodelaciones o en decorar la casa, definitivamente, están en segundo plano en este contexto; pero cuando se explora la tendencia japonesa Wabi Sabi las posibilidades de crear un espacio armónico sin un presupuesto excesivo es posible.

Pero ¿qué es Wabi Sabi? En realidad es más que una técnica de ornamentación, es una filosofía de vida que se originó entre los años 960-1279 y se transmitió al budismo zen. Y su significado es tan complejo que no existe una palabra exacta que lo defina, sino que posee todo un entramado de conceptos para explicar en qué consiste.

De acuerdo con el periódico inglés BBC, Wabi significa “la elegante belleza de la humilde simplicidad” y Sabi es “el paso del tiempo y el subsiguiente deterioro”. Combinadas estas palabras representan la belleza de lo imperfecto, que se contempla en la arquitectura, la cerámica, en los adornos y en la vida misma.

Te puede interesar: Minimalismo, la tendencia japonesa que busca la armonía

Bajo estos parámetros, no necesitas de espacios o muebles modernos, con finos acabos, con las últimas tendencias de tapicería; lo que en realidad debes dejar intacto es aquel tocador que te heredaron tus abuelos, las sillas de estilo rústico, aquellos espejos envejecidos, pues esos son los elementos que guardan el encanto que pregona el Wabi Sabi.

Y es que esta filosofía tiene un lema: “nada dura, nada está completado, nada es perfecto”. Así que en este interiorismo es válido, incluso, aquel jarrón que un día se hizo añicos, sus fragmentos fueron adheridos y las fisuras ahora están expuestas. Ahí hay esplendor.

La revista Architectural Digest reconoce que este estilo mantiene la corriente minimalista, utiliza materiales rústicos y objetos que cuentan una historia. Estos distintivos generan paz y equilibrio en las habitaciones, necesario para este tiempo donde prevalece el estrés y la incertidumbre. Andrew Juniper, autor del libro “Wabi Sabi: el arte de la impermanencia japonés”, refuerza este concepto de inmensa calma cuando al contemplar un objeto este “puede provocar en nosotros una sensación de serena melancolía o anhelo espiritual”.

Lee también: Cómo decorar tu dormitorio en pareja y no separarte en el intento

Así que, haciendo un poco de tiempo en la nueva normalidad, puedes enfocarte en una renovación que te permitirá crear espacios íntimos, modestos e imperfectos, donde deberás dar cabida a piezas deterioradas y con belleza natural.

No te preocupes si no eres un experto en decoración, compartimos contigo consejos precisos para sumarte a la tendencia Wabi Sabi, y comprender a través de ella, que la vida también tiene abolladuras y aun así posee un gran encanto.

 

1.  Destaca las imperfecciones: Una de las máximas del Wabi Sabi son las imperfecciones en ¡todo! Así que no te preocupes por el deterioro de los objetos, al contrario: celébralos y deja que la historia a través de grietas, oxidación, marcas del clima y rasguños hagan su trabajo.

2.  Materiales naturales: Dile adiós al plástico y a todos aquellos materiales sintéticos. Para generar armonía selecciona muebles en madera natural, objetos decorativos en mármol, cerámica, barro o piedra e incluye textiles vegetales, como el algodón, el yute, el mimbre  y el lino.

3.  Minimalismo: Elimina lo recargado y la opulencia. El estilo Wabi Sabi se apega al refrán “menos es más”, y de esta manera enaltece la simpleza y lo “limpio” de una habitación. Ello no quiere decir que no tengas absolutamente nada, no; es tener pocas piezas pero muy bien escogidas.

4.  Recupera lo auténtico: Generalmente cuando un mueble y objeto está dañado o averiado, reemplazarlo sería lo más práctico. Wabi Sabi te invita a que lo recobres sin mayores cambios, pues en ese paso del tiempo destaca la delicadeza.

5.  Colores neutros: Así como los materiales naturales predominan, una paleta que imite los tonos de la naturaleza será perfecta para este estilo. Busca tonos que aporten tranquilidad, serenidad, intimidad y confort. La revista El Mueble recomienda tonos blanco nieve, gris piedra, arena, verde olivo y azul turquesa.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones