¡Así debes optimizar tu presupuesto!

La actual situación debido a la pandemia por el COVID-19 ha traído dificultades financieras a muchas familias, por eso es importante asumir de manera responsable la administración de los ingresos, para que el tema de las finanzas no se convierta en una dificultad.

Foto EDH / Shutterstock

Por Thelma Bruno

Ago 21, 2020- 04:35

El coronavirus cambió el estado financiero de muchas familias rápidamente, ya que en algunos casos han visto disminuido sus ingresos. Por lo general, estos problemas económicos suelen traer emociones relacionadas con la culpa, decepción, enfado y ansiedad. Para enfrentar esta situación la principal recomendación es que no pierdas el control de la situación, para ello, toma papel y lápiz y haz los debidos ajustes a tu presupuesto.

Responde las siguientes preguntas:

¿Llevas un registro de gastos diarios, semanales o mensuales? Si es así, ya tienes un buen punto de partida. Si todavía no lo haces, es momento de empezar a poner por escrito (en físico o digital) en qué gastas el dinero.

¿Te arrepientes de gastar tanto dinero en algo que te beneficia poco? No necesitas compartir la respuesta con nadie, pero trata de identificar esos gastos que quizá puedas evaluar si vale la pena reducirlos o incluso eliminarlos.

– ¿Es una necesidad o un deseo? No se trata de eliminar por completo los gastos que hacen la vida agradable, pero quizá sea hora de llevarlos a su mínima aplicación.

Resueltas las interrogantes, ahora tienes un panorama más claro de cómo inviertes tus ingresos y así podrás descartar todo gasto que te genere dificultades para llegar a final de mes.

Foto EDH / Pixabay

Cooperación familiar

Un ajuste en el presupuesto del hogar afecta a toda la familia, por eso es importante que todos los integrantes se pongan de acuerdo, para lograr la colaboración y compromiso de cada uno, ya sea que aporten ingresos o no.

Convoquen a una reunión en familia para que cada uno exponga sus ideas y de manera conjunta tomen acuerdos importantes, para elaborar el presupuesto y la forma en cómo llevarán el control de los ingresos y egresos.

Una buena alternativa, es que utilicen alguna aplicación para hacer la lista de compras y ser estrictos al adquirir los productos, es decir, que solo deben comprar lo que llevan anotado.

Como familia, también pueden tomar la iniciativa de realizar una práctica sencilla en la que todos pueden participar: tener una alcancía comunitaria, donde aporten lo que esté dentro de sus posibilidades, no importa que sean las monedas de los vueltos, para que ese ahorro colectivo se convierta en un respaldo exclusivo para emergencia.

Líneas de ahorro

Es hora de entrar en materia. Establece tus objetivos financieros, piensa en cuánto necesitas ahorrar y por cuánto tiempo. Con estos criterios claros, empieza a examinar cada uno de los gastos. Aprender a sobrevivir con menos, es la clave para vivir estos momentos de ajuste económico. Recuerda que tú decides qué es lo importante para ti y los tuyos.

Analiza las compras que has realizado durante los meses anteriores, esto te ayudará a priorizar lo que es importante dentro de la alacena. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a tener un presupuesto equilibrado.

Foto EDH / Pixabay

Recomendaciones

– No hagas compras de pánico. No tienes que llenar la despensa hasta los bordes. Haz tu lista de cosas realmente necesarias y ajústate a ella cuando compres.

– Si siempre has sido fiel a las marcas Premium, prueba utilizar marcas básicas, encontrarás productos de muy buena calidad a un precio razonable.

– En esta etapa donde la familia debe mantener el mayor resguardo posible, puedes reducir gastos en aspectos como maquillaje, perfumes, ropa, spa, la compra de comida preparada y salidas de esparcimiento.

– En lo posible, disminuye el uso de automóviles, si puedes, camina hasta la tienda de comestibles o supermercado. Si tienen varios autos en casa, quizá puedan organizarse y utilizar solo uno, haciendo rutas convenientes para todos. Cada viaje que eviten, es dinero que ahorran.

– Otros aspectos que puedes evaluar es reducir el plan de telefonía celular, de datos o de cable, cambiar a un auto más compacto y eficiente en el combustible o mudarte a una casa más chica, si está dentro de tus posibilidades.

– Cuida hábitos básicos como apagar las luces o no desperdiciar el agua, ya que todo uso se refleja en las facturas.

– Elimina los malos hábitos de raíz como el consumo de licores o de cigarrillos, ya que agotan gran parte del presupuesto.

– Revisa la alacena y refrigerador antes de hacer la lista de compras. Si tienes alimentos de la compra pasada, haz un día “limpieza” e inventa un menú con los ingredientes que tengas. De esa manera no se desperdiciara lo que tiene en casa.

Recuerda que tener un estilo de vida mesurado, no significa solo ahorrar dinero, sino tomar decisiones conscientes para disfrutar de una vida libre de deudas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones