Los leggins y el vestido midi están de moda

Las prendas de vestir cómodas son las que están de moda en la actualidad. Modernidad, confort y una amplia posibilidad de combinarlas las ha convertido en las favoritas de las mujeres, incluso de las celebridades del mundo del entretenimiento.

De las pasarelas a casa: los leggins están "in". / Foto Por EDH / EFE

Por EFE

May 08, 2020- 05:35

Los leggins nacieron en la década de los 60 como una prenda liberadora y cómoda para las amas de casa, después resultaron esenciales para brillar y bailar en míticos clubs como Studio 54 y, ahora, el confinamiento por el COVID-19 los ha convertido en uniforme de batalla, en prenda estrella que lo mismo sirve para teletrabajar, ver una película o hacer deporte.

Esta prenda versátil y multiusos, que a lo largo de la historia ha despertado pasiones y odios a partes iguales, “tiene el don de resultar tan elegante como vulgar”, según explicó a Efe la experta en comunicación de moda, Pepa Fernández.

Los leggins se han convertido en la prenda comodín de la cuarentena de celebrities, influencers y mujeres anónimas, según se ha podido ver en las redes sociales. Un dato que confirma la consultora de Edited, cuando dice que la prenda “más vendida online son los leggins”, por delante del vestido midi.

Si echamos la vista atrás, en la década de los 70, los leggins abandonaron el hogar y se olvidaron del gimnasio para instalarse en la noche, donde se convirtieron en prenda esencial para bailar: famosos fueron los modelos metalizados y brillantes de Olivia Newton-John o Cher.

Estos pantalones cómodos y ajustados también sedujeron a los hombres, quienes se sentían más libres y también podían innovar en sus estilismos, como fue el caso de Rod Stewart o David Bowie.

En los años 80, gracias a la actriz Jane Fonda y a la serie de televisión “Fama”, los leggins destacaban en todos los gimnasios hasta que, en la década de los 90, Madonna mostró el lado más sexy de estos pantalones luciéndolos por debajo de la rodilla combinados con americanas amplias.

Foto EDH / Shutterstock

A pesar de los años y de que han desempeñado distintas funciones, los leggins siguen siendo una prenda arriesgada, informal y con alma rebelde en todo el mundo.

Tantos han sido los pares de leggins que se vendieron durante las décadas de los 70, 80 y 90 que la sociedad se cansó de ellos. El mundo ha tenido que sufrir un confinamiento para volver a amarles, desearles y verles con buenos ojos.

Su reinado ha vuelto de la mano de Rosalía, quien se ha decantado por modelos con llamativos logos. Kendall Jenner, Gigi Hadid o Rihanna los lucen con tops de deporte, sudaderas amplias o tacones. Kim Kardashian y Gwyneth Paltrow también se han dejado seducir por esta prenda, comodín del confinamiento.

El vestido midi es otra de las prendas favoritas de las celebridades durante la cuarentena, una prenda que aporta optimismo y esperanza en esto días encerrados en casa por el COVID-19.

Es tal la comodidad y elegancia que aporta, que Kate Middleton no ha dudado en usarlo durante el confinamiento, prueba de ello es el modelo azul claro con flores que lució durante los aplausos al equipo médico internacional hace unos días a la puerta de su residencia en Anmer Hall, un modelo que rápidamente se agotó en la tienda online.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad