10 tendencias de moda para el 2019

Desde los cuadros en todas sus gamas y posibilidades a los estampados “animal print”, pasando por los tejidos lúrex, las tendencias de la nueva temporada vienen de “revival”, con ecos de los 70, 80 y 90.

Foto Por shutterstock

Por Diana Orantes / EFE

Ene 01, 2019- 21:57

El hecho de que haya tendencias que se extingan y lleguen a su fin supone el nacimiento de otras muchas, entre las que destacan las propuestas claves que marcarán los próximos meses y el cambio de año. Estas son las tendencias que están acaparando todos los focos y que, seguramente, reinaran en el armario:

1. Botas estilo cowboy

Desde el Lejano Oeste vuelve ese calzado con mucha fuerza y, aunque es una tendencia que no pasa de moda, esta temporada se reinventa ante cualquier temperatura para quedarse en el armario de cualquier mujer.
Calvin Klein y Céline ya lo han impuesto en diversos estilos, con punta afilada, de cuerpo o de piel y en tonos rojos, negros y marrones, aunque el más popular es el estampado de pitón.

El atuendo más común es la falda larga para dar un efecto western, nunca minis. Hay algunas reglas básica como no usarlos con ropa deportiva o hacer cualquier combinación que estropee el buen vestir.

Este calzado no tiene cordones, pues no son necesarios, aún así son muy glamurosos por lo tanto combinarlos es una tarea de cuidado.

2. La riñonera

Desde las pasarelas de Chanel, Prada, Gucci y Hermés, entre otras, al “streetstyle”, el regreso de este mini bolso es ahora más fuerte que nunca. Uno de los complementos más populares de los años 90 y catalogado, durante mucho tiempo, como un accesorio “hortera”, ha vuelto para quedarse.

En 2017, se rompió el tabú de la riñonera como posible bolso, en 2018 llega su versión más sofisticada desde París: la riñonera de vestir, llevada sobre americanas y trajes de chaqueta.

Este accesorio también conocido como cangurera, canguro o koala, tiene una gran ventaja por encima de otros bolsos: deja las manos libres. Por eso ha sido considerado el aliado de los viajeros y ahora se usan para llevar objetos básicos como el celular, maquillaje, llaves, entre otros. Alcanzó su popularidad en las décadas de los años 80 y 90.

Actualmente, les llaman “it bags” y se incorporan a los estilos de vestir como una moda retro cruzada a un lado, en la espalda o en la cintura.

3. El animal print

Es una tendencia que sobrevive a cualquier cambio estacional y un clásico de la temporada otoñal muy defendida por las “celebrities”, por su versatilidad y poder estilístico.

El animal print es capaz de apoderarse de abrigos, faldas, blusas y todo tipo de accesorios, ya que su presencia comienza a ser imprescindible en cualquier “outfit”.

Para conseguir un estilismo adecuado, la prenda en animal print se combina con otras de color negro como un pantalón de cuero y zapatos blancos con aretes rojos para que exista un foco de atención. Otros colores que también hacen juego con las rayas de cebra son el verde oliva, mostaza, rojo granate y marrón chocolate.

Se puede decir que la cebra es el nuevo leopardo en lo que ha estampados se refiere, las rayas han tomado el relevo a las manchas.

4. Botas mosqueteras

Cuando la modelo Bella Hadid se enfundó este calzado para el desfile de Yves Saint Laurent en París era inevitable pensar que iban a convertirse en el calzado estrella. Con faldas, vestidos, “leggins” o pitillos, estas botas, según el estilo que dicta la calle, dan un toque especial a cualquier “look”, tanto formal como informal.

La manera más sencilla de vestir es en total negro: chaqueta, falda o vestido, camisa, cincho e incluso bolso y por qué no unos accesorios del mismo color. Así se crea un efecto extra elegante.

Otra opción es usar maxi jerséis blanco, aunque parezca gigante, las botas devolverán la silueta. Este calzado en color gris es uno de los más complicados de combinar, pero lo ideal es que exista otra prenda del mismo tono como una bufanda o una blusa para tener el estilo perfecto. También se ve atractivo con faldas midi o mini, vestidos mini y jeans. La clave de un buen look es la chaqueta, y, por otro lado, las botas nunca deben ser demasiado flojas o apretadas.

La ventaja de las botas altas es que hacen ver más alta, de piernas delgadas y estilizada a cualquier mujer y proporciona un outfit sofisticado.

5. Cuadros “Príncipe de Gales”

Los clásicos de los 90 vuelven y ahora es el turno del “print” de cuadros Príncipe de Gales, un estampado que se quedará largo y tendido en los escaparates de las tiendas. Cuadros por arriba, cuadros por bajo, en los complementos e incluso en el calzado. El estampado más retro de los próximos meses estará presente en la mayoría de diseños de firmas, como “low cost”, Balenciaga, Calvin Klein o Alexander Chung.

Antes, este estampado era casi exclusivo de uniformes escolares, trajes masculinos y atuendos de la realeza; ahora, se ha volcado a casi cualquier diseño y ha logrado un éxito abrumador en chaquetas, faldas y luego en todo el guardarropa femenino, convirtiéndose en una moda unisex que además ha alcanzado las pasarelas.

La textura de este tejido y el diseño fueron popularizados cuando Daniel Craig usó un traje a cuadros en el cine para convertirse en el agente 007.

6. Estampado pañuelo

Es un estampado atemporal, inspirado en los diseños de los pañuelos, que se reinventa en vestidos, pantalones y chaquetas, para dar un toque burgués con pinceladas retro, recuperado en los 90 desde las décadas de los años 40 y 50. En el año 2018, y, sobre todo, en el 2019, vuelve inspirado en firmas como Hermès, Céline y Gucci. El pañuelo en sí, decorado al estilo retro, conquista a cualquier persona y es ideal para experimentar nuevas formas de vestir poco a poco. Se puede atar en el cuello, la muñeca, en la cabeza o la cintura completando un estilismo único. No hay reglas, solo hay que atreverse, dejar volar la imaginación, experimentar y jugar.

Por ejemplo, llevarlo en modo de babero o amarrado en la cabeza como un gran moño. En esta tendencia se incorpora la bandana, un pañuelo que ha cautivado a generaciones y ha sido usado por años por cowboys, roqueros, activistas y casi cualquier persona en el mundo.

Este elemento casual acompaña los outfits más básicos y sofisticados.

7. Pantalones campana

Volvieron con nuevas propuestas que dejaban de lado ese marcado punto retro, reinventándolo en pantalones “evasé”, que nada tienen que ver con lo impuesto en moda hasta el momento.
La palabra evasé significa acampanado o de boca ancha. Para vestirse bien con esta prenda hay que elegir, por encima de cualquier color, el azul oscuro, porque se ve espectacular en mujeres de cualquier edad, estiliza y alarga las piernas. También hay que cerciorarse de que sea de tiro alto y optar por un look monocromático para ganar elegancia y porte.

Desde hace varias temporadas, se instalaron en nuestros armarios con la intención de no marcharse, y han quitado el monopolio a los pantalones pitillo.

8. Flecos y más flecos

Están por todas partes. En pasarelas, en la calle, en “looks” de día y de noche, en prendas superiores o inferiores.

Los flecos no siempre son negros o marrones, también hay metalizados e incluso de colores tan llamativos como el rojo. Usualmente, los vestidos de flecos se dejan para ocasiones especiales como fiestas o eventos. En cuanto a los zapatos, se ajustan a la perfección los tenis, botas cowboy y sandalias altas metalizadas.

En la actualidad, los flecos de un solo tono o con degradaciones se han adaptado a casi todo: desde botas, aretes, carteras, collares y zapatos deportivos hasta las prendas más comunes y que no pasan de moda como faldas, pantalones, chalecos, tops y vestidos.

La fiebre de la ropa y complementos con flecos ha regresado, una tendencia hippie en la que se puede invertir porque siempre renace.

9. Tejido lúrex

La tendencia brillante de la temporada la marca el lúrex, un tejido reservado para la noche que se muda al armario de día. Estuvo muy de moda en los años 60 y 70, y las reglas de cómo usarlo siguen siendo las mismas. No abuses del lúrex con otros accesorios, colores y texturas, como las lentejuelas, purina, raso o vinilo, porque todas son atractivas, pero en conjunto no se aprecian adecuadamente. Cuando de colores se trate, opta por el oro, plata y bronce por sofisticados.

Da un toque luminoso y llamativo a cualquier prenda, que debe combinarse con tejidos cálidos en tonos mates y apagados o integrarlos en estilismo de corte deportivo.

10. El plástico

En plena era de la transformación hacia la moda más sostenible, muchas son las firmas que apuestan por tejidos reciclados, aunque la tendencia es el vinillo, el plástico y el PVC, materiales de los que se desconoce, a menudo, su naturaleza. Tanto en prendas como en accesorios, desde un “look” chubasquero, transparente de la firma londinense Anya Hindmarch, hasta unas sandalias de tacón con una tira transparente de Alexander Wang.

Las telas traslúcidas existían desde la década de los años 20 en ropa de dormir y los materiales usados eran el chiffon y el tul. Ahora esta tendencia regresó con fuerza y se hayan casi todo tipo de prendas, incluso zapatos de tejido sintético.

Parece irónico que un material tan común se haya convertido en el centro de las colecciones de firmas como Givenchy, Valentino, Céline y Balenciaga.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano