Fotógrafo de bodas revela las señales que llevan a un matrimonio al divorcio

Los indicios surgen de la relación cercana que tienen con los novios desde la primera reunión hasta concluir con la boda

elsalvador.com
elsalvador.com

Por elsalvador.com

Mar 17, 2018- 17:29

En este artículo que fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos revela los ocho indicios que perciben entre la primera visita con los novios, la primera sesión de fotos y la boda.

1. A uno de los novios no le interesan las fotos de su boda
Rob Greer, fotógrafo de bodas:  Al principio de mi carrera, un novio me contrató por teléfono. Cuando llegué a la boda y me presenté a la novia, me señaló a la cámara y me dijo: ‘Ni se te ocurra enfocarme con esa máquina hoy’. Hizo que fuera una jornada bastante dura para mí. Se divorciaron tres meses después. Creo que estar dispuesto a considerar las necesidades y deseos de tu pareja es una de las claves para una relación plena y duradera.

2. Inasistencia de invitados a la boda 
Brian Delia, dueño de Brian Delia Photography: “Es muy habitual que haya entre un 10% y un 15% de invitados que no han podido asistir, pero cuando supera el 20% o el 25%, conviene analizarlo bien. Es un buen indicador de que tus amigos y familiares sepan que esa relación no va a funcionar. Es triste, pero increíblemente cierto. La perspectiva externa dice mucho sobre tu relación.

TE RECOMENDAMOS:

Esposa del hijo mayor del presidente Donald Trump solicita el divorcio

La pareja había estado lidiando con problemas, al parecer por las prolongadas ausencia de Donald Trump hijo

3. Falta de química y conexión emocional
Gretchen Wakeman, fotógrafa de bodas:  A veces simplemente les falta la química natural y la conexión emocional. Demasiado a menudo, su interés se centra en hacerse una foto perfecta para compartirla en las redes sociales. Están menos interesados en dejar que el fotógrafo capture el amor que surge de forma natural. Es duro ver parejas tan evidentemente desconectadas”.

4. Discusiones entre los invitados.
Matt Adcock, cofundador de Del Sol Photography: “Es una muy mala señal cuando hay discusiones incesantes y drama entre los invitados. Un ejemplo: de camino a una boda, 10 minutos antes de llegar, mi equipo recibió una llamada. Era la novia para decirnos que la boda se había cancelado. Estaba amargada y nos decía que no estaba funcionando, que no paraban de discutir los miembros de honor y los amigos de toda la vida. Comentó que el padrino se había acostado con la dama de honor, que estaba casada. Hubo bronca entre los hombres y fue una situación completamente caótica. No sabemos si seguirán juntos, pero me imagino que no”.

5. No hay acuerdo entre los novios sobre el aspecto financiero
Carlos G. Osorio, dueño de Miami Photo: “Esta boda me va a desplumar. Nuestro presupuesto ya ha subido al doble de lo que fijamos al principio’-dijo el novio al fotógrafo-. El dinero es un factor importante en todos los matrimonios y muchas veces influye en su fracaso. Con esta pareja fue cierto, desde luego. Seis meses después de su fabulosa boda con más de 150 invitados, se separaron”.

TE RECOMENDAMOS:

VIDEO: Padre besa a la novia de su hijo en plena boda y desata la furia entre familias

La festejada no puede disimular su cara de incomodidad cuando el hombre le pone la mano en sus hombros

6. Los comentarios sarcásticos entre los novios
Rob Greer: “Algunas parejas dicen que solo están bromeando, pero suele haber algo de verdad tras cada pulla o broma. El peor caso que he visto fue una novia diciéndole a mi equipo: ‘No le voy a besar más’. Algo muy sutil, pero muy intenso y meditado. El novio no dijo nada y yo pensé: ‘Vaya, ya ha llegado el principio del fin”. ― Rob Greer.

7. Una relación basada en la atracción física
Sol Tamargo, cofundadora de Del Sol Photography: “Recuerdo una boda en concreto en la que estaba con una pareja superjoven y en perfecta forma. Mantenían una relación muy física. Al acabar la boda, me invitaron a fotografiarlos en privado para tener un reportaje de fotos sensuales. Por la forma en que me lo pidieron, no estaba segura de si querían que los fotografiara o que me uniera a ellos. Fue una sensación incómoda y rechacé amablemente la invitación, terminé la jornada y me fui a casa. Un año después de la boda, se separaron”.

8. El día de la boda, los novios pasan más tiempo con los invitados
Gretchen Wakeman: “Cuando en una pareja van por su cuenta para hablar con los invitados o dejan solo al otro miembro en la pista de baile durante horas, siempre es algo preocupante. Si he fotografiado el banquete entero y solo tengo un puñado de fotos de los novios juntos, es una muy mala señal”.

El artículo completo en huffingtonpost.es

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad