¿La cantidad de parejas a lo largo de la vida se hereda?

Desafortunadamente lo es. Una investigación comprobó qué sucede y si se puede cambiar esa situación.

Foto Por Pixabay

Por Diana Orantes

Nov 25, 2018- 11:16

Algunas mujeres aseguran que cada año se parecen más a sus progenitoras, no solo en los rasgos físicos, también comienzan a vestir como ellas, hablar como ellas, comportarse como ellas y llevar una vida similar a la de mamá.

¿Cuántas veces no has escuchado que alguien dice ‘cada vez te pareces más a tu madre’ o ‘lo mismo decía tu mamá’? Pues bien, eso es tan común porque de alguna manera las personas heredan rasgos de sus padres. Lo más sorprendente es que en cuestiones de amor, parejas y sexo también comparten varias similitudes.

Te puede interesar:

¿Migraña? Estudio demostró que el sexo puede aliviar el dolor

La psicóloga y sexóloga Miren Larrazabal Murillo explica cómo el acto sexual tiene esta capacidad.

Según la investigación guiada por Claire Kamp Dush, profesora de desarrollo humano y ciencia familiar de la Universidad Estatal de Ohio, “las madres e hijas tienden a tener un número similar de matrimonios o relaciones de convivencia”.

Foto/Pixabay

El estudio que lo confirma analizó los datos de dos encuestas llevadas a cabo en Estados Unidos durante varias décadas y Kamp descubrió primero que el número de parejas de una persona se asocia con las que tuvo la madre.

El artículo ha sido publicado en la revista Live Science con el titular “Por qué puedes culpar a tu madre si aún estás soltera”.

Parte de la publicación asegura que “parece que las madres pueden transmitir ciertas características, como las habilidades o deficientes de manejo de conflictos, que se hacen eco a través de las relaciones de sus hijas”.

Te puede interesar:

¿Apago o lo hacemos con luz?

La psicóloga tiene mucho que aconsejar a las parejas que no están seguras con su cuerpo y las que quieren saber cómo explotar de sensualidad en la intimidad.

También comprobó que los problemas de dinero debido a una ruptura de parte de la madre y que a su vez originan inestabilidad financiera a largo plazo o educación deficiente para los hijos, podría provocar en su descendencia relaciones inestables a futuro.

“Las hijas que presenciaron rupturas de sus madres aprendieron que se pueden romper compromisos, lo que hace que ellas puedan terminar relaciones más fácil en la adultez”, aseguró Kamp.

La buena noticia es que las habilidades de relación se pueden aprender y estos factores heredados y vistos desde la niñez se convierten en objetivos a superar una vez se es mayor y así se mejoran sus habilidades de socializar.

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad