Tres límites que un padrastro no debe cruzar

No siempre la madrastra es la malvada del cuento. Los padrastros también juegan un papel fundamental en el equilibrio y armonía de una nueva familia.

Por Mireya Amaya

May 16, 2019- 18:01

Los problemas aparecen a menudo porque por más buenas intenciones que ellos tengan, no muchos están preparados para tomar ese difícil papel. De ahí que al llegar las dificultades, si no se manejan de la forma correcta, pueden convertir la situación en un infierno y terminar con la relación de los padres.

Para que la vida sea más llevadera, hoy te compartimos algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar la situación y a considerar ciertos límites:

1. No esperes ser el encargado de la disciplina. De acuerdo con stepfamilycenter.com, un padrastro no debe ser quien principalmente se encargue de esto hasta que hayas desarrollado cierto nivel de confianza, amor y cuidado con los niños. Lograrlo puede llevar varios años si los niños están pequeños o no suceder nunca si son mayores.

Lo mejor es que junto con tu esposa determinen ciertas reglas que desde luego tengan consecuencias si no son cumplidas y luego reunir a la familia para hablar acerca de ello.

2. No intentes ocupar el lugar de su padre biológico. Ya sea que te unas a una mujer viuda o divorciada con hijos, no es buena idea intentar suplir la figura del padre biológico. El portal eresmama.com advierte que aunque quieras a los hijos de tu pareja como si fueran tuyos, debes tener claro que no lo son. Por lo mismo debes respetar los métodos de crianza y no exigirles que te traten como al padre que no está con ellos.

“No importa lo que haya hecho el padre biológico, respeta la necesidad del niño de amar a esa persona. En cuanto a que te llamen ‘papá’, nunca lo exijas ni lo pidas”, sostiene Derek Randel, experto en crianza y entrenador de familias reconstituidas, de la ciudad de Nueva York.

3. Jamás golpees a tus hijastros. Recibir un castigo físico del nuevo integrante de la familia puede deteriorar definitivamente la relación, indica el portal eresmama.com. De ahí que un padrastro nunca debe cruzar la línea de infligir este tipo de castigos a un niño. Si con los hijos propios puede ser inadecuado, imagina cómo será con los ajenos.

“El incidente y los dolorosos recuerdos de la corrección física de un padrastro pueden durar toda la vida y afectar la posibilidad de generar confianza y respeto en el nuevo familiar”, explica la sicóloga Joanne Pedro-Carroll.

Ante una dificultad o si ves que la situación puede salirse de control, lo mejor es que tomes distancia y dejes que todo se calme. Igual es importante que informes a los padres biológicos lo acontecido.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad