8 rasgos faciales masculinos que te ayudarán a saber si ese hombre es problemático

Según la milenaria ciencia, estos rasgos faciales separan a los hombres ‘malos’ de los buenos.

elsalvador.com
elsalvador.com

Por

Jul 03, 2016- 12:41

Predecir el futuro es imposible, pero hay algunos trucos, ciencia y descubrimientos que nos ayudan a separar los hombres malos de los buenos.

Según esta milenaria ciencia, hay ocho rasgos faciales que separan a los hombres ‘malos’ del resto. Según el arte de leer el rostro, una ciencia milenaria desarrollada y estudiada en China, los hombres que significan problemas, tiene estos rasgos faciales en común. 

1. Con una hendidura en el mentón 

Este rasgo se relaciona con una GRAN necesidad por recibir atención, al parecer, cuando más profunda es la hendidura, más atención requerirá de ti. Esta necesidad de atención, al parecer también los convierte en los candidatos principales a la infidelidad. Estos hombres por lo general se muestran como personas muy seguras de si mismas (y eso es lo que los hace verse sexy), pero en realidad tienen una autoestima baja y necesitan de constante afirmación. Debido a que nunca parecen sentir que han recibido toda la atención que necesitan, es que la buscan en múltiples mujeres. 

2. De ojos pequeños Los hombres que tienen los ojos demasiado pequeños en relación al tamaño de sus rostros, suelen centrarse en ellos mismos y en los placeres sensuales y sexuales. Suelen obsesionarse con ellos mismos. De poca retrospección, pero extremadamente egocéntricos, este tipo de hombres suele tener dificultad en enamorarse de alguien ya que tienen ese espacio totalmente ocupado por el amor que únicamente pueden sentir por ellos mismos. 


Te puede interesar: ¿Por qué los hombres infieles no dejan a sus esposas?


3. Trapezoide invertido Su opuesto, son los hombres que tienen un maxilar bien pronunciado. Los hombres con el maxilar prominente y bien marcado, tienen las características de ser sumamente determinados, lo que puede ser bueno. Sin embargo, los hombres (sus opuestos) con un maxilar pequeño en comparación a su frente y ancho de la cara, son hombres de muy mal temperamento, sumamente irritables y que explotan por cualquier cosa. 

4. Con las cejas hacia abajo Este tipo de hombres puede clasificarse como hombres pretenciosos. Esperan no sólo todo, de los demás, sino que esperan y pretenden lo mejor. Ellos nunca pueden hacer nada y tienen derecho a todo. No se auto-exigen en absolutamente nada. Son los que algunos llamamos ‘niños de mamá’. Tienen el típico comportamiento de los hijos malcriados que si no les das lo que quieren, es el fin del mundo. 

5. Huesos prominentes arriba de las cejas Estos hombres son los típicos controladores. Contrariamente, si los huesos arriba de las cejas son sólo prominente arriba de los ojos, pero no en el centro, se trata de hombres que tienen muchísimo autocontrol. 

6. Ojos ‘locos’ No por nada se dice que “los ojos son el espejo del alma”. Según esta ciencia, los hombres que tienen una mirada que te incomoda: Demasiado fuerte, distraída, como en blanco, etc., es mejor que salgas para el otro lado. A menos de que la persona tenga una condición médica, lo normal es que su mirada sea limpia, que pueda hacer contacto visual contigo sin quedarse ‘tildado’ por ratos que te podrán parecer interminables. Si hay algo que te incomoda de su mirada, lo más probable es que algo esté mal. 


También: 6 razones por las que los infieles siempre son descubiertos


7. Labio inferior más grueso que el superior En este caso nos referimos sólo a aquellos hombres que tienen el labio inferior significantemente más grueso que el superior (si te cuesta notar la diferencia, entonces no estamos hablando de ese tipo de hombres). Estos hombres tienen una visión de ellos mismos de gran superioridad; mantener una relación romántica les cuesta muchísimo y la fidelidad no es algo que puedan hacer naturalmente. 

8. Con las cejas unidas Esto significa que el hombre tiene más bronca que pasión. Este tipo de hombres suelen ser extremadamente frontales y tienden a herir a los demás. Se irritan fácilmente y no tienen problemas en iniciar una pelea física si es necesario. 

IMPORTANTE: Es necesario entender y tener en cuenta que la personalidad de cada uno es moldeada por muchos más factores que la influencia que los rasgos físicos de nuestro rostro puedan tener.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar