Los mejores outfit para la oficina

Es importante que la forma en que vistas vaya acorde a las actividades que desempeñas o la naturaleza de tu profesión. Tu forma de vestir dice mucho de ti. Conoce algunas opciones que pueden acoplarse a tu estilo y al mismo tiempo dar una excelente imagen.

Vestir de forma adecuada en el trabajo te ayuda a proyectar una imagen profesional. Foto EDH/Archivo

Por Alejandra Campos

Oct 13, 2018- 11:04

Vestir adecuadamente en tu lugar de trabajo es sumamente importante para el posicionamiento de una buena imagen y para tu proyección como profesional.

Aunque las tendencias han cambiado mucho y ahora es posible hacer uso de prendas y accesorios extravagantes, es necesario reconocer que en el ámbito laboral esto no es funcional.

“Es importante tener claro que el uso de ciertas piezas es para determinados lugares y escenarios. La ropa debe adecuarse al contexto en el que nos desarrollamos”, mencionó el estilista de moda, Walu Hernández.

“Por ejemplo, una falda extremadamente larga o ajustada al cuerpo no te va a permitir moverte con naturalidad, te vas a sentir incómoda y no vas a realizar bien tus funciones. Además es esencial mantener una apariencia que no interfiera visualmente con el entorno”, agregó.

La vestimenta de un individuo debe ir acorde al ámbito en el que se desempeña, debe verse limpio y ordenado y lo más importante, sin perder de vista su propio estilo.

“No existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión, por eso debes estar siempre presentable.

“Tu ropa transmite quién eres, en qué crees, cómo te sientes, en qué trabajas y también algunos de tus valores por eso es importante estar siempre adecuado”, mencionó

El experto hizo énfasis en que vestir bien no hace referencia a seguir modas, a combinar las prendas o accesorios a la perfección o a utilizar ropa de marcas exclusivas; sino a verse presentable, limpio y adecuado para cualquier situación que se presente en el día a día.

Por otra parte, vestir inapropiadamente te proyecta como una persona informal, no preparada y además transmites inseguridad.

Un claro ejemplo puede ser el caso de un ejecutivo o director de un banco usando una camiseta y unos jeans rotos, de esta forma no te generará la misma confianza que al verlo vestido con elegancia y sobriedad.

“La vestimenta dependerá del tipo de trabajo que tengas, si tu entorno laboral es más un área creativa y no estás en tanto contacto con las personas, no es tan necesario que estés súper producida”, argumentó Hernández.

Por el contrario, si tu trabajo requiere entablar relaciones con otras personas constantemente, tienes que estar al cuidado no solo de la ropa sino también de tu piel, cabello y zapatos.

El espacio laboral es un ambiente en el que convives con más personas por ello debes hacer ameno el día a los demás y esto comienza desde tu ropa.

 

Básico, casual y formal. Esta opción es la esencia del hombre actual. Para este tipo de outfit los colores suaves son una excelente alternativa.
También puedes arriesgarte por pantalones con sutiles estampados y camisas en una sola
tonalidad.

Elegancia y buen gusto es lo que refleja esta  opción.  Vestir de saco y corbata es muy convencional pero basta con agregar un pequeño detalle para crear un outfit diferente, moderno y juvenil.
Los sacos azules siguen siendo tendencia, este color denota frescura, tranquilidad y seguridad y es perfecto para cualquier día de oficina.

Lo clásico nunca pasará de moda. El negro y el gris oscuro, son colores básicos que pueden usarse en cualquier momento y lugar. Ambos se pueden combinar con diferentes tonalidades y texturas para crear un look diferente.

El accesorio indispensable para obtener un cambio en tu outfit del día a día es la corbata. Procura que en tu guardarropa no falten diversas opciones de estas.

El look semiformal es perfecto para hombres que se desenvuelven en un ámbito menos rígido y tradicionalista. Este outfit se acopla a quienes se desenvuelven en áreas en las cuales deben proyectar una imagen sobria, comprometida y de confianza.

Look clásico y sobrio. Ideal para los lugares de trabajo que exigen formalidad. Falda lisa a la altura de la rodilla, centro básico y un saco formal . Los colores deben ser de preferencia oscuros.

Las rayas son un “must” y el negro es el color “in” de todas las temporadas. Combina tus pantalones oscuros semiformales con blusas de estampados clásicos y diseños novedosos.

La mujer fashionista definida en este atuendo. Formalidad y estilo van de la mano para crear el outfit perfecto para la oficina. Los colores pastel son una excelente opción para lucir fantástica y acorde a la naturaleza de tus labores.


Elegancia y estilo. El outfit ideal para mujeres amantes de la innovación y el vanguardismo.
La formalidad y el buen gusto se mezclan en esta opción, que ademas de hacerte lucir bien, proyectará tú seguridad.

Vestimenta de una mujer en la oficina

– Mantener tu propio estilo.

– Ropa neutra con toques de color.

– Prendas sobrias.

– Respetar código de vestimenta de la empresa.

NO

– Usar muchos estampados.

– Faldas largas.

– Utilizar colores fluorescentes o accesorios despampanantes que interfieran visualmente con el entorno.

– Escotes pronunciados en blusas y faldas.

Vestimenta de un hombre en la oficina

– Cuidar largo y ancho del pantalón.

– Ropa limpia.

– Colores básicos con estampados en accesorios.

NO

– Pantalones rotos.

– Usar colores fuertes.

– Texturas extravagantes.

 

 

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad