¿Menos pelo y más arrugas? La culpa es de las proteínas

¿Llegas a casa después del trabajo con tan poca energía que apenas arrastras los pies?  ¿Se te cae el cabello con la misma velocidad con la que ganas arrugas?

elsalvador.com
elsalvador.com

Por elsalvador.com

Oct 17, 2016- 17:21

Si algo de todo esto te suena familiar, te sorprenderá saber que cada una de estas señales puede estar relacionada con tu deficiente consumo de proteínas, explica una nota publicada en la sección “Ciencia” de bbc.com

Hay que saber que las proteínas cumplen un rol fundamental. Nuestros músculos, cartílagos, ligamentos, piel, cabello y uñas están básicamente compuestos de proteína, que se constituye en cadenas de aminoácidos.

Moléculas más pequeñas de proteínas tiene roles acaso menos conocidos, pero vitales para el funcionamiento de esa compleja maquinaria a la que llamamos cuerpo.

Basta decir que la hemoglobina, los anticuerpos, ciertas hormonas (como la insulina) y las enzimas son también proteínas.

Todo ello hace que el consumo de estas cadenas de aminoácidos no sólo sea vital como aporte de energía sino también para la reparación de tejidos, la oxigenación del organismo y el sistema inmunológico.

Por eso, si nuestro organismo no obtiene la cantidad de proteínas que necesita, empezará a lanzarnos señales de alerta.

1. Fatiga
La fatiga excesiva o crónica es la primera señal de la falta de proteínas. Ya que la deficiencia de este compuesto se deriva directamente de una dieta de bajo contenido calórico, el organismo no cuenta con la energía suficiente para cumplir con las tareas rutinarias.

2. Debilidad del cabello y la piel
Un segundo aviso de la falta de proteína en el organismo es la caída o la debilidad del cabello.
Las proteínas mantienen el cabello sano y en su fase de crecimiento. Ya que el pelo, y los folículos que los sostienen, están hechos de proteínas, la falta de estas moléculas los debilita.  
Así como el cabello, las uñas e incluso la piel dependen de las proteínas para regenerarse. La piel está formada por tres tipos de proteínas: el colágeno, la elastina y la keratina.

3. Pérdida de masa muscular
La insuficiencia de proteínas disminuye la masa muscular y por tanto nos impedirá realizar actividades físicas que antes podíamos hacer sin mayor esfuerzo.Estas alteraciones musculares, en un nivel muy avanzado, pueden originar los molestos calambres.

4. Enfermar con frecuencia
Una cuarta señal que alerta sobre la falta de proteínas es la frecuencia con la cual nos enfermamos. De hecho, una de las funciones principales de las proteínas es apoyar al sistema inmunológico. La insuficiencia de proteínas en la dieta nos expone con mayor facilidad a infecciones y resfriados.

5. Gases y estreñimiento
Y finalmente, la falta de proteínas se asocia también con problemas digestivos como gases y estreñimiento. Para una correcta digestión los aminoácidos son fundamentales y sus niveles son directamente proporcionales a nuestro consumo de proteínas.

¿Dónde encontrarlas?
Las proteínas son largamente asociadas al consumo de alimentos de origen animal como carne, leche, quesos, huevo o pescado

Sin embargo, para aquellos que lleven una dieta vegetariana o vegana, las alternativas son varias. Las lentejas, la soja, los garbanzos, las almendras el maní o los guisantes son sólo algunos productos, de una larguísima lista, muy fáciles de conseguir y cuyos precios suelen ser accesibles.

La quinoa y la soya son dos alimentos que contienen todos los aminoácidos esenciales.

¡Que vivan las legumbres! Para los vegetarianos es fundamental informarse sobre los productos que reemplazan la proteína animal.
El consumo de proteína parece regirse entonces bajo una simple regla universal: Ni mucho, ni poco. Sólo lo necesario.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano