El Salvador y el mundo: la enorme distancia

Por Manuel Hinds

Abr 29, 2019- 04:25

El Salvador no es el país que menos ha crecido en la América Latina en los últimos 25 años. En realidad, como se ve en la gráfica 1, ha crecido un poquito más que el promedio de la región. No solo eso. De 2013 a 2017 crecimos a un promedio del 1.80% por año, lo cual es mayor no sólo al promedio latinoamericano sino mayor que Perú (1.72%), Uruguay (1.62%), Guatemala (1.46%), México (1.41%), Chile (0.86%), Ecuador (menos 0.26%), Argentina (menos 0.71%) y Brasil (menos 2.23%).

Pero eso no es consuelo. En el siguiente ciclo de los productos primarios, Latinoamérica se va a nivelar con nosotros. Pero, más importante, en esta era de la economía del conocimiento, el promedio de Latinoamérica misma está siendo dejado detrás por el promedio del mundo entero que, como también se ve en la gráfica 1, creció 73% en ese
período mientras que América Latina sólo creció 43% y El Salvador sólo 52%. No hablemos de Europa Central y el Báltico, que creció 145%, ni del Sur de Asia, que creció 210% ni el Este de Asia, que creció 428%. Sólo el África al sur del Sahara creció a una tasa comparable con América Latina (40%).

FUENTE: Banco Mundial, https://databank.worldbank.org/data/source/world-development-indicators#. Los datos están ajustados para que puedan compararse por país y por año (en dólares PPP, que significa con paridad de poder de compra).

Ahora bien, el crecimiento, con todo lo insatisfactorio que es, no cuenta toda la historia de nuestro atraso. Es necesario combinar estos datos con el total de los ingresos por habitante para tener una idea de dicho atraso. Como se ve en la gráfica 2, el ingreso promedio de América Latina es similar al promedio del mundo entero mientras que el nuestro es mucho menor. En 2017 el promedio de América Latina era el 94% del mundo entero. El nuestro era el 47%. Es decir, aunque hemos crecido un poco más que el promedio de América Latina, somos mucho más pobres que el promedio mundial y de América Latina.

FUENTE: Banco Mundial, https://databank.worldbank.org/data/source/world-development-indicators#. Los datos están ajustados para que puedan compararse por país y por año (en dólares PPP, que significa con paridad de poder de compra).

El problema de El Salvador, y de la mayor parte de América Latina, es que todavía no entendemos que el crecimiento no se logra con trucos macroeconómicos, ni con declaraciones heroicas, y mucho menos atacando a los inversionistas—métodos que han sido los preferidos en la región y que han dado sólo malos resultados. El único camino es el de la inversión en el capital humano. Jamás podremos alcanzar los ingresos de los países desarrollados si no tenemos poblaciones igualmente educadas que las de ellos.

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar