Casi todo el negocio de Sitramss se hizo con dineros públicos

Las personas que han laborado durante años y ahorrado en los sistemas de pensiones y las AFP descubren que lo que va a tocarles como pensión es de doscientos o trescientos dólares a lo sumo, aunque hayan venido ganando hasta mil.

Por El Diario de Hoy

Sep 17, 2019- 18:34

Casi todo el montaje del Sitramss fue hecho con fondos públicos, desde las terminales de los buses articulados —idea que los efemelenistas robaron a Norman Quijano— hasta los gerentes, supervisores, conductores y vigilantes, además de la seguridad prestada por soldados durante todos los años que operó, según ha revelado el nuevo ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez.

Estatizando gastos y quedándose con las ganancias, como en todo lo que “socialistas del Siglo XXI” metían pezuñas.

Hay que recordar además que la Sala de lo Constitucional reveló que el expresidente Sánchez Cerén y su exministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, confesaron que el Sitramss se echó a andar sin tener el aval de la Asamblea Legislativa, lo cual viola la Constitución.

El Ministro denunció que el número de empleados de esa Cartera aumentó de novecientos a dos mil, como sucedió en todas las dependencias públicas, durante los diez años de efemelenismo, periodo que culminó con el grotesco episodio de Sánchez Cerén en la presidencia.

El lema fue “nosotros endeudamos al país con acreedores internacionales, despilfarramos, nos regalamos ‘el buen vivir’ pero toca a ustedes, salvadoreños, pagar todo eso”.

Otro ejemplo: las tiendas que los efemelenistas montaron en las cárceles quedaron debiendo dinero a los proveedores, que ahora quieren que se les pague, como dejaron “colgados de la brocha” a los artesanos, costureras, zapateros y todas las personas que suministraban los uniformes y zapatos del programa del cleptómano ahora fugado en Nicaragua.

¿Cómo pueden todas estas personas y pymes cobrar lo que se les debe? ¿Dónde, en qué lugar del territorio puede encontrarse la sede oficial?

Tristemente la lección no se aprende: la gente no debe dejarse seducir por los traficantes de ilusiones…

El sombrío futuro que encaran los asalariados de nuestro país

Si el duro predicado en que se encuentran todos ellos aflige, la situación de los asalariados en nuestro país es muchísimo más grave: personas que han laborado durante años y ahorrado en los sistemas de pensiones e inclusive en las AFP descubren que lo que va a tocarles como pensión es de doscientos o trescientos dólares a lo sumo, aunque hayan venido ganando hasta mil.

Los efemelenistas, como es su maña, siempre buscan a quienes echar las culpas de sus saqueos y sinvergüenzadas: las AFP, o la derecha, o ARENA o “los ricos”, pero ellos “no son capaces de quebrar un plato o matar una hormiga”, como una especie de hermandad de monjes laicos que se viven desvelando por “el pueblo, por los pobres”. Se podría decir que se desvelan “por lo pobres” y que nada les hace más felices que ver que haya más y más pobres si en tal forma ellos son más y más prósperos.

La tragedia de las pensiones inició con Saca, que no respetó el ahorro de cada quien, sino que hizo que con esos dineros se pagaran antiguas pensiones y que el Estado no pagara intereses justos por el uso de esos fondos. Las AFP fueron forzadas a “invertir” en papeles estatales que pagaban menos del dos por ciento, lo que facultó a prácticamente la sustracción de más de cinco mil quinientos millones de dólares de los ahorros de la gente, lo cual ha causado el terrible drama que sufre la inmensa mayoría de trabajadores del país que encaran un sombrío futuro, muchísima pobreza y una vejez entre privaciones.

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad