Presidente filipino amenaza con “guerra” a Canadá por la basura

La basura no es necesariamente eso, basura, sino que puede generar energía, abonos, reciclar metales, vidrio y plástico.

Por El Diario de Hoy

Abr 29, 2019- 04:30

Duterte, el estrambótico presidente de Filipinas que confesó asesinatos de indeseables, ha conminado a Canadá a retirar dos mil toneladas de basura que una empresa de ese país fue a dejar en las islas.

De no llevarse de vuelta la basura, Duterte amenaza con hacer la guerra a Canadá, algo que debe de tener espantados a los canadienses, pues la única manera de castigar al país del Norte es mandar a decenas de miles de filipinos a meterse de ilegales, ya que Filipinas no cuenta ni con misiles ni portaaviones ni ejércitos de envergadura.

El gobierno de Manila asegura esa basura no es reciclable. El riesgo grande es que la empresa canadiense la retire y la lance al mar, como salvajemente durante el siglo XVIII los barcos que llevaban chinos ilegales a Estados Unidos los tiraban al mar cuando avistaban barcos de guerra estadounidenses patrullando el océano, un macabro capítulo de la historia.

La basura no es necesariamente eso, basura, sino que puede generar energía, abonos, reciclar metales, vidrio y plástico.

La basura es riqueza, como se demostró hace años en Santa Ana: un ya desaparecido emprendedor de entonces, don Francisco Sabater, recogía en sus camiones la basura, separaba los metales y el vidrio (en ese entonces no había plástico) y elaboraba compost, fertilizantes.

No sabemos si don Francisco llegó a generar electricidad con los gases que emanan de la basura, que potencialmente pueden volar en pedazos las bodegas donde se guarda.

De hecho, en su momento una empresa ofreció al municipio de San Salvador procesar la basura sin costo o incluso pagar por ella, pero el plan no prosperó pues el concejo efemelenista ya había entrado en oscuros y cuestionados arreglos con canadienses para los “rellenos sanitarios”. Al contrario de la primera oferta, donde no se pagaba a la empresa sino que ésta sería la que pagaría, se quedaron con quienes cobraban por la disposición de desechos, un mal negocio para el municipio y para el país, pues lo retomaron otras comunas del mismo partido.

No hace mucho leímos en una revista alemana una nota titulada “Palermo en Colonia”, Colonia la gran ciudad sobre el río Rin, pues una mafia procesa la basura.

Se peca contra el medio ambiente tanto por acción como por omisión

Se dice que cada diez años la basura de todos los países es capaz de llenar varios espacios tan grandes como el Gran Cañón de Colorado, una inmensidad que sobrecoge a los visitantes. Y pensar en que se necesitan varios de esos enormes cañones para manejar la basura del mundo…

Pero tirarla al mar, como se tiran hoy en día toda clase de desechos acarreados por los ríos de todo el mundo, está causando estragos en la vida marina, lo que eventualmente causará problemas a todos, como la triste noticia de una ballena joven embarazada que murió asfixiada por el plástico que había tragado.

Lo que la gente no acaba de entender, por desafortuna, es que la depredación del medio ambiente se da por acción y por omisión, al tener frente a nuestro ojos la contaminación y los despojos de nuestros ecosistemas y no hacer nada.

La tala de los bosques, la destrucción de los manglares, la contaminación del aire que se respira en las ciudades al igual que de las fuentes de agua afectan negativamente a la mayoría de seres humanos. Y ese es el grave problema que debe resolverse.

Tags Opinión |

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar