No hay que ver la paja en el ojo ajeno sino las vigas de la corrupción

La misma Corte Suprema de Justicia reveló que tanto el expresidente Sánchez Cerén como su exministro de Obras Públicas admitieron que el Sitramss se echó a andar sin la venia de la Asamblea Legislativa, lo cual es una flagrante violación a la Constitución misma.

Por El Diario de Hoy

Jul 31, 2019- 19:04

El Ministro de Obras Públicas denunció en televisión un hecho que está a la vista y da asco: con el negocio del Sitramss una empresa privada se ha estado aprovechando de dineros y bienes públicos, incluso sirviéndose de seguridad militar.

Con solo esa declaración, la Fiscalía debería abrir una amplia investigación y procesar a los que se han estado favoreciendo para su único beneficio con recursos que son de todos.

La misma Corte Suprema de Justicia reveló que tanto el expresidente Sánchez Cerén como su exministro de Obras Públicas admitieron que el Sitramss se echó a andar sin la venia de la Asamblea Legislativa, lo cual es una flagrante violación a la Constitución misma.

Sin embargo, los fiscales están enfocándose en casos menores o ya investigados o en proceso de serlo por entidades como Probidad, como el de una ex funcionaria de Saca cuya hija tiene que responder por una no justificada cuenta de tres mil dólares. ¡Tres mil dólares!

En este momento hay que entrarle a investigar las grandes robaderas del decenio efemelenista, que son una parte muy importante de los males que se sufren en este suelo.

Vamos a enumerar la serie de casos que están pendientes de investigar a fondo para sentar necesarios precedentes sobre el debido manejo de bienes públicos.

Lo primero que se debe aclarar es quiénes y usando sabe Dios qué suerte de patrañas dejaron descapitalizada a ANDA al punto que no tenía ni para pagar la luz, un robo que pone en riesgo la capacidad de la entidad para actualizarse y superar las deficiencia del servicio.

Otro caso importante es la compra de un edificio parcialmente en ruinas para Migración, por el que pagaron tres veces el precio real y al que, según un exfuncionario de la institución, se requiere “invertir” seis millones para poder luego instalar las oficinas, pero sin que nadie esté seguro de que tal cadáver estructural no se venga abajo en el próximo terremoto.

Rechazamos la idea de que hubo “rucu-rucu”, sino pura y lustrosa incapacidad, norma entre los socialistas del Siglo XXI.

Es del caso entrar a investigar el sistema de generación de energía eléctrica, sobre todo tras la renuncia del recién nombrado presidente de CEL después de ver Dios sabe qué gusaneras que lo hicieron retroceder y retirarse.
Sólo hay que ver casos como el relacionado con el Gran Hoyo de El Chaparral, cuyo arreglo con la empresa italiana que cobró millones y dejó tirado el trabajo fue defendido por Funes, el acusado del saqueo de 351 millones de dólares de todos los salvadoreños.

Tampoco se vale olvidar a las víctimas de crímenes de guerra y a sus familias

Adicionalmente hay que ir tras los responsables de graves asesinatos como el del exfiscal García Alvarado, el exmagistrado presidente Francisco José Guerrero, el jurista Antonio Rodríguez Porth, el canciller Mauricio Borgonovo, la guerrillera Mélida Anaya, el “suicidio” de su jefe Cayetano Carpio, las víctimas de Mayo Sibrián y otros. A esto hay que agregar los enriquecimientos de los exfuncionarios efemelenistas, sus despilfarros, sus viajaderas como valijas, el botín amasado por ciertos personajes políticos, la destruccion de documentos, los pagos de las tarjetas de crédito de Funes, las mansiones compradas en primera línea por una brasileña.

El país solo va a recomponerse en lo moral y lo institucional en la medida que los funcionarios cumplan con sus cometidos y acaben con la impunidad.

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad