“Médicos” indiferentes a emergencias son una vergüenza para el gremio

Además de no cumplir con ese deber moral de todo médico, no cumplieron con lo que son normas elementales de conducta para toda persona de bien, que es socorrer a quien necesita ayuda, como el Buen Samaritano de la parábola de Jesús.

Por El Diario de Hoy

Feb 06, 2020- 19:07

Por celebrar “el Día del Sindicalista”, los médicos de turno —si así pueden llamarse— del servicio de emergencia del Hospital General del Seguro Social no atendieron a su colega, la doctora Ana Patricia Mina Miranda, quien llegó quejándose de un fuerte dolor del abdomen y murió posteriormente, sin recibir atención adecuada, según denunció su familia.
La reacción de las autoridades del Seguro Social, como era de esperarse, fue separar de sus puestos a los médicos que no cumplieron con su deber ético y profesional, sino que se comportaron como mercaderes sin alma.
Estos médicos —si así pueden seguir llamándose— incumplieron con el Juramento Hipocrático, la regla de oro que rige el ejercicio de la medicina desde hace dos mil quinientos años y que reza: “Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis facultades y a mi entender, evitando todo mal y toda injusticia… En cualquier casa que entre, lo haré para bien de los enfermos, apartándome de toda injusticia voluntaria y de toda corrupción…”.
Pero además de no cumplir con ese deber moral de todo médico, no cumplieron con lo que son normas elementales de conducta para toda persona de bien, como es socorrer a quien necesita ayuda, como el Buen Samaritano de la parábola de Jesús.
Por principio o por solidaridad o porque no han sido vencidos en juicio aún, lo cierto es que varios gremios han apoyado a los señalados y acusado a la Fiscalía de arbitrariedad, de “injusticia”, pese a que dejar morir a alguien porque estaban celebrando el “Día del Sindicalista” es abominable.
Ningún médico quisiera pasar por lo mismo: sufrir un grave problema de salud pero no ser atendido en un hospital debido a que los galenos están celebrando. Una vida humana vale más que las molestias en atender a un paciente en estado crítico.
Pero la sucia postura, no dar importancia a la vida de otros, por desgracia está muy difundida, una enfermedad moral que afecta a muchísimos y en parte es lo que pudre las entrañas de pedófilos, pandilleros, ladrones, feminicidas, sadistas.

Es tarea de las personas de bien sacar del estercolero al país

Ese desprecio a la vida ajena día a día deja víctimas, en su inmensa mayoría personas inocentes a quienes matan para robarles un celular, o la computadora que llevan como le sucedió en un bus capitalino a un ingeniero recién graduado, o el acuchillamiento de una señora que salía a correr en Santa Elena.
El autor de este monstruoso asalto está detenido y es de esperar que pase muchos años en la cárcel, que allí se pudra como podrida tiene la cabeza. Que pandilleros, asaltantes, feminicidas valoren tan poco la vida ajena es de esperarse, es parte de su mentalidad, su truculento oficio, pero que profesionales llamados al servicio humanitario pierdan la piedad por sus semejantes es repulsivo.
El problema es producto de mentes enfermas, de individuos de nula moralidad como los médicos de marras que no atienden a una paciente grave. Escapar, como decimos, de los estercoleros mentales no es fácil, es un proceso lento que requiere los aportes de muchos, especialmente de las personas de bien que las hay en nuestro victimizado suelo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones