Las tentaciones de San Antonio y los repartos de “mordidas”

Son “los dedazos” la fuente principal de enriquecimientos ilícitos, de la corrupción en un gobierno, como practicaron los “socialistas del Siglo XXI” mientras fungió su cleptocracia...

Por El Diario de Hoy

Ene 31, 2020- 00:10

“Señor Dios, aleja las tentaciones de nosotros, como pudo San Antonio vencerlas…”
El tema de las tentaciones y San Antonio se presta para muy simpáticas variantes pictóricas. En algunos lienzos atesorados por museos las tentaciones son diablitos, monstruos que acosan al santo; en otras, muy guapas y ligeramente vestidas doncellas, lo que parece más creíble o al menos más efectivo según el diablo que las manda…
Hay que ocuparse de no institucionalizar en nuestro suelo las tentaciones…
Los meneos que se detectan para anular, debilitar, o volver irrelevantes las regulaciones de Ley de Adquisiciones y Contrataciones del Estado (LACAP) no se pueden ignorar, pues la alternativa, “el dedazo”, acarrearía graves perjuicios al país.
Tratándose de dineros privados que dependan de una persona, comprar y contratar queda sujeto al interés y propósito suyo, pero esto cambia cuando esas transacciones se realizan en beneficio de empresas o sociedades, donde son varios los socios.
En tal caso, la transparencia en el manejo de la información es vital para evitar que lo que se compre o cómo se contrata perjudique en alguna forma al negocio. Es en este punto que dolosas conductas de los encargados de compras pueden causar daño a un negocio sin que sus accionistas o dueños, ocupados en mil problemas, se enteren de lo que sucede.
Los fondos que maneja toda dependencia pública no pertenecen a sus funcionarios, sino que son dineros que con esfuerzo, riesgos y sacrificios genera el común de la gente, por lo que fiscalizar su uso, supervisar la manera como se contrata y se compra, realizar auditorías, es de rigor.
Y es para evitar malos manejos, que se efectúen compras o contrataciones para favorecer o dañar oferentes, que se establecieron las normas de la LACAP. Querer o pretender saltar sobre ellas es inválido y daña a la generalidad.
Lo que la LACAP busca es impedir que “a dedo” se favorezca a unos o se perjudique a otros, que las transacciones se lleven a cabo sin ocuparse de que garanticen lo mejor o más conveniente para un país.

Odebrecht inflaba las contrataciones para ganarlas con coimas a los regímenes

Los “dedazos” son la base de las “mordidas” o coimas, de favorecer a quienes no han llenado las condiciones que garanticen un intercambio limpio, lo cual perjudica a los oferentes honestos.
Y son “los dedazos” la fuente principal de enriquecimientos ilícitos, de la corrupción en un gobierno, como practicaron los “socialistas del Siglo XXI” mientras fungió su cleptocracia…
De tales prácticas corruptas es que se asignan contratos a “empresas” que no tienen más que dos empleados, se sobrevalúan activos o se les asignan valores inferiores a los de mercado. De allí que los corruptos venden por debajo de su precio real bienes estatales, o los compran a precios inflados…
Inflar el costo de obras para repartir entre funcionarios corruptos y lograr la adjudicación fue el “modus operandi” de Marcelo Odebrecht, quien fue encarcelado y consiguió reducciones en su pena —que originalmente fue de diecinueve años de cárcel— denunciando a los corruptos, entre ellos al expresidente Toledo, del Perú, que está a punto de ser extraditado…
Los salvadoreños debemos rechazar cualquier intento de manosear las normas de la LACAP, pues ello no tendría otro propósito que facultar a los responsables de compras y contrataciones en este suelo, a designar “a dedo” a los beneficiados y así aplicar para “una mordidita”.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad