Hernández se resiste a dejar el poder en Honduras

Ni Maduro, cuyo régimen es considerado una narcodictadura y tiene el apoyo incondicional de los efemelenistas, ni Ortega ni ahora Hernández van a dejar el poder pacíficamente o “a través del diálogo”.

Por El Diario de Hoy

Ago 06, 2019- 16:55

Pese al repudio general en su contra, sobre todo ahora que la Fiscalía de Estados Unidos lo ha acusado formalmente en una corte federal de Manhattan, Nueva York, de recibir dinero del narcotráfico para su campaña, Juan Orlando Hernández ha dicho que no renunciará y que va a recurrir a los medios que sea para defender “la presidencia”.

Decir “…los medios que sean necesarios”, es el equivalente de los policías que emplea Ortega en Nicaragua para sofocar las marchas y que han cobrado hasta el momento la vida de más de medio millar de nicaragüenses.

Ni Maduro, cuyo régimen es considerado una narcodictadura y tiene el apoyo incondicional de los efemelenistas, ni Ortega ni ahora Hernández van a dejar el poder pacíficamente o “a través del diálogo” por una razón contundente: no tienen dónde escapar, aunque es posible que Maduro y algunos de sus principales secuaces logren refugiarse en Turquía, donde el dictador Erdogan pueda acogerlos.

Pero sujetos como Diosdado Cabello, señalado por el ABC de Madrid y otras fuentes como cabecilla del cartel de la droga procesada por las FARC, no encontrarán escondrijos donde meterse.

En esto vale recordar que los delitos por narcotráfico no prescriben, es decir, no cesa su persecución judicial.

El anterior presidente, Lobo, también está siendo mencionado en relación con el caso, aunque niega estar involucrado. Sin embargo, algunos de sus parientes han sido procesados o puestos tras las rejas por narcotráfico, entre ellos su hijo Fabio, condenado a 24 años de prisión.

Hondureños le llevan contados sus pecados a Hernández

Tal es la penetración del narcotráfico en la región y seguirá así mientras no se erradique la pústula que infecta al Hemisferio, cual es la narcoguerrilla colombiana y su aparato de distribución vía Venezuela, desde donde también suministran droga a Europa.

Entre las acusaciones que le hacen a Hernández en Honduras están las siguientes:
-La destitución ilegal y arbitraria de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.
-Fraude en las elecciones internas del Partido Nacional.
-Uso de dinero del desfalco al Instituto Hondureño del Seguro Social para su campaña.
-Por el supuesto bloqueo a la investigación del asesinato de Berta Cáceres.
-Por la ley de secretos.
-Subir el precio de la gasolina todos los lunes.
-Por crear la Policía Militar, una fuerza represiva que solo sirve para mantenerlo en el poder.
-Por violar la Constitución al reelegirse.
-Por la muerte, a manos de las fuerzas policiales, de más de cuarenta manifestantes que exigían un nuevo proceso electoral.
-Por presuntamente desfalcar la Secretaría de Agricultura y Ganadería.
-Por declarar sin ninguna vergüenza que “no tenía ni idea” de los delitos de su hermano Juan Antonio, encarcelado en Estados Unidos por asesinato y narcotráfico.
-Por nepotismo, que incluye el nombramiento como ministra de su hermana Hilda Hernández.
-Por intentar privatizar la salud y la educación, lo que provocó una epidemia de dengue.
-Por comprarse un avión diciendo que era regalo de Taiwán, lo que fue desmentido.
A esto se agrega dar de baja a militares y policías honestos.
Se dice que el poder político en Honduras es disputado por los carteles que apoyan al actual régimen y los de la oposición zelayista.
De allí proviene la grave crisis que está forzando a decenas de miles de hondureños a emigrar también.
migrar también.

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad