Es clave la evaluación permanente en la lucha contra el crimen

Es esencial buscar el apoyo de entes investigadores y policiales del exterior, comenzando porque tienen acceso a nuevas tecnologías, efectivas prácticas

Por El Diario de Hoy

Jul 23, 2019- 07:00

Meter policías y soldados en cantones, pueblos y barriadas para erradicar la delincuencia es a grandes rasgos una repetición de las poco exitosas tácticas de los regímenes previos al actual, lo que, de acuerdo con juristas, también es inconstitucional.

La Asamblea, como lo hemos ya dicho, debe abocarse al estudio de lo que propone el Ejecutivo, además de fijar criterios para medir resultados.

Es muy importante, un factor esencial, examinar las credenciales, la experiencia y los conocimientos de las personas que estarían al frente de la lucha contra el crimen organizado, además de fijar parámetros para ir evaluando resultados, todo previo a autorizar nuevas erogaciones de dinero.

Los problemas no necesariamente se solucionan echando dinero sobre ellos, además de que fondos sin efectivos controles para vigilar su uso pueden en parte desviarse, desvanecerse.

No en vano se dice que “en arca abierta hasta el justo peca”. Y si no se trata de “justos” como sucedió con los efemelenistas, el saqueo es la norma, demostrado entre muchos incidentes con el robo de los pagos de los usuarios a ANDA, un atraque que debe investigar la Fiscalía.

Sin un plan diseñado por experimentados profesionales en tal suerte de combates, la cruzada contra la criminalidad puede convertirse en un inútil despilfarro y en palos de ciego, con el adicional riesgo de que eso ayude a los criminales a depurar y volver más efectivas sus tácticas, como los microbios que se vuelven inmunes a los antibióticos que los combaten.

En cualquier lucha contra mafias, se trate de narcotraficantes o contrabandistas, las evaluaciones, advertencias, avisos y aplausos de las comunidades, los tanques de pensamiento y la gente que piensa, son clave, pues permiten corregir rumbos o esfuerzos de toda naturaleza.

Es esencial buscar el apoyo de entes investigadores y policiales del exterior, comenzando porque tienen acceso a nuevas tecnologías, efectivas prácticas e inclusive a fracasadas luchas, además de que, como nadie está en plena posesión de la verdad, tiene que asesorarse permanentemente.

La responsabilidad es esencial en esta tarea

La responsabilidad -la capacidad de responder verdaderamente, porque ahora responsable cualquier es- de parte de los involucrados en la impostergable lucha contra la delincuencia es esencial. Es lo que orienta a un conglomerado sobre el uso fmlnque se hace de sus dineros, de lo que pagan en impuestos.

Ya sufrimos como país la burla de los rojos, que hicieron y en parte siguen haciendo, gran jolgorio con viejos impuestos y los 22 adicionales que decretaron.

Los efemelenistas siguen parcialmente saqueando a los salvadoreños con los individuos que han atornillado a plazas que no tienen capacidad para desempeñar.

Los previos desgobiernos tercamente se opusieron a que investigadores foráneos nos auxiliaran en combatir el crimen, la criminalidad satánica que nos azota, principalmente porque sabían que los foráneos iban a descubrir sus malandrinadas, sus complicidades, su amoralidad.

De allí la postura de “tenemos la capacidad para erradicar este flagelo”, sin duda apoyándose en lo de “para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo” y nada más parecido al palo de las pandillas que el palo de sus mentores.
Igual sucede bajo la narcodictadura venezolana: muchos individuos no vacilan en matar por cualquier causa, desde robar celulares hasta dar rienda suelta a sus celos y frustraciones.

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad