Diputado oficialista sugiere usar fondos de pensiones en crisis

Permitir que el Gobierno tome más dinero de los ahorros de los trabajadores solo dejaría en la total miseria a las personas que vayan jubilándose, literalmente condenándolas a morirse de hambre.

Por El Diario de Hoy

Mar 25, 2020- 17:48

ANEP desmintió a un dirigente oficialista que habló de echar mano de los fondos de pensiones de los trabajadores para enfrentar la crisis causada por el coronavirus, pero astutamente atribuyendo la infame propuesta a la cúpula gremial.
Permitir que el Gobierno tome más dinero de los ahorros de los trabajadores solo dejaría en la total miseria a las personas que vayan jubilándose, literalmente condenándolas a morirse de hambre.
Los dos regímenes efemelenistas de los últimos diez años saquearon los fondos de pensiones, casi cinco mil millones de dólares, valiéndose de las artimañas fraguadas en el gobierno Saca y luego por un exministro de Hacienda que fue premiado como diplomático en México y que antes fue fiel servidor de Funes, el mismo acusado de saquear 351 millones de dólares de los dineros de todos los salvadoreños.
“Dime con quién andas y te diré quién eres…”.
Por ahora y habiendo fracasado la aprobación del préstamo por el barco y los helicópteros usados —lo que motivó la toma de la Asamblea por una soldadesca, un hecho sin precedentes en nuestra historia contemporánea— se están solicitando nada menos que dos mil millones de dólares para combatir el coronavirus…
¡Dos mil millones de dólares…!
Un país que va directo a un grave retroceso económico, con un gobierno que no se asesora con los que producen bienes y productos, no podrá luego pagar los préstamos y quedará en riesgo de caer en mora, como le sucedió a Ecuador y Argentina, que se vieron en graves dificultades para restablecer su crédito.
El gobierno no oye a los que sostienen el empleo, a los que directa o indirectamente dan de comer a la población, sino que dicta medidas que van a empeorar la situación de las empresas.
El cuestionamiento que han hecho los que soportan la carga de mantener en operación empresas y negocios llevó al régimen a echar mano de las inveteradas acusaciones del populismo de “no querer sufrir bajas en sus ganancias”, a continuar con altos beneficios cuando el país está pasando por una crisis. ¿Por qué se niegan a soportar un descenso del veinte o treinta por ciento en sus ganancias? ¿Acaso no debemos todos sacrificarnos en esta crisis sanitaria?
Lo de “debemos todos sacrificarnos” es un contrasentido en momentos en que el régimen está pidiendo dos mil millones o incluso cinco mil millones de dólares para “combatir la crisis”, un alud de dinero que aun con los candados de la Corte de Cuentas, de monitoreos legislativos, de CICIES montadas a dedo, siempre puede despilfarrarse, siempre se dan fugas de fondos en la situación de desparpajo en que nos encontramos y más con grupos de poder habituados a saltarse las trancas que encuentran en su camino.

No debe el país endeudarse por billones cuando hay más sensatas alternativas

Lo procedente, señalan profesionales versados en estas cuestiones, es redireccionar créditos no ejecutados, más en un momento en que no será posible seguir adelante con las obras y programas que se proyectaron.
Llegado el momento, cuando Dios mediante la pandemia del coronavirus solo sea una terrible pesadilla del pasado, habrá que poner en pie la economía nacional, para lo cual tendremos que estar sin tantos préstamos pendientes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad