Hay que temer al dengue y la violencia más que al coronavirus

La recomendación esencial de lavarse las manos antes de comer, poner orden en la vivienda, cuidar la manera de guardar alimentos es muy válida en todo momento, como se insistió en la materia de higiene en los antiguos programas escolares.

Por El Diario de Hoy

Feb 12, 2020- 22:19

Ante cualquier epidemia o enfermedad generalizada es esencial mantener la calma, informarse sobre lo que una persona y el colectivo debe hacer, nos dice la doctora Nadine Kaslow, PhD, profesora y titular de la cátedra de sicología y ciencias del comportamiento de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.
La gente debe comprender que los riesgos de morir en un accidente automovilístico, de problemas del corazón o de gripe, son enormemente más altos que ser contagiados por el coronavirus, como es más temible el sarampión, el dengue o la violencia callejera, que una epidemia que hasta el momento está mayormente confinada a Wuhan y sus entornos.
La recomendación esencial de lavarse las manos antes de comer, poner orden en la vivienda, cuidar la manera de guardar alimentos es muy válida en todo momento, como se insistió en la materia de higiene en los antiguos programas escolares.
Hay que ser limpios en la medida de lo posible, aun considerando la torpe manera como se administra el abastecimiento de agua a la población, más cuando se ha dispensado agua pestilente como producto de la incapacidad.
Más estadounidenses mueren anualmente del flu, cerca de diez mil hasta hoy (febrero de 2020) con diecinueve millones de afectados hasta el momento, que los casos de coronavirus que el gobierno chino ha logrado contener en la provincia de Wuhan.
Caer víctima del flu en Estados Unidos es ser un irresponsable, pues anualmente en el otoño, toda persona puede recibir una dosis de antiflu, una inyección disponible en casi cualquier farmacia, como asimismo puede conseguirse en nuestro país para proteger a los que viajan al Norte.
En los Años Veinte del siglo pasado, millones de personas murieron del flu.

Unos irán al esplendor del paraíso, otros a los fuegos de Satán

Es esencial conservar la calma, informarse de los riesgos y sobre lo que cada uno y la colectividad puede hacer ante cualquier peste. Y la historia tiene importantes lecciones para nosotros: la tuberculosis era una terrible amenaza en el siglo XIX hasta que Robert Koch, un médico alemán, desarrolló una vacuna.
De tuberculosis murió Chopin y de tuberculosis murió la heroína de la ópera La Traviata de Verdi.
Pasteur, el genial e inmenso investigador medico francés, a pura intuición desarrolló un procedimiento para curar la rabia, el que se usa exactamente como él lo prescribió al día de hoy: inyecciones de un suero antirrábico alrededor del ombligo del paciente.
Es natural que muchas personas se aflijan frente a un mal desconocido hasta ese momento, como fue el caso de la sífilis, del SIDA, del Ébola, morbos que cobraron muchas vidas. Y cuando ha pasado una peste, como las del Medioevo y sobre todo la peste negra que asoló a Europa en siglo XIV, las poblaciones quedan muy sensibles. Pero como dice la doctora Kaslow, lo esencial es informarse, tomar las precauciones que se pueda e inclusive quedarse en casa sin salir, como en Wuhan, lo que aquí hace mucha gente en las barriadas a causa de las depredaciones de los mareros.
Obviamente todos los mortales eventualmente serán llamados por el buen Dios a sus esplendorosas mansiones doradas, o, los perversos, sadistas y asesinos al reino de Satán, lleno de pícaros abogados, de totalitarios, de perversos que en vida se regodeaban del mal infligido a otros, de sus perversidades e insultaderas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones