China dona una estatua de Marx a Tréveris… ¿para qué?

Cien años de marxismo y cien millones de muertos... De esos cien millones, las hambrunas y ejecuciones de Mao causaron entre cincuenta y sesenta millones de muertos, “un sitial de honor” que justifica colocar el monumento

Por El Diario de Hoy

Abr 27, 2020- 21:18

La República Popular de China ha ofrecido donar a la ciudad de Trier, Tréveris, cuna de Constantino el Grande en el Siglo III de nuestra era y de Carlos Marx en 1818, una estatua de Marx, un monumento que los treverinos difícilmente aceptarán, dado el horrible sufrimiento causado a la ciudad y a toda Alemania por el nacional-socialismo, por los nazis, así como por los soviéticos, lo que llevó al desmembramiento del país y a la destrucción de sus principales ciudades.
Cien años de marxismo y cien millones de muertos…
De esos cien millones, las hambrunas y ejecuciones de Mao causaron entre cincuenta y sesenta millones de muertos, “un sitial de honor” que justifica colocar el monumento allí en Tréveris, donde una previa estatua a Marx fue retirada por el rechazo público a la misma.
En el documental de YouTube “La Gran Hambruna de Mao” se recogen testimonios de sobrevivientes o hijos de ellos, de documentos del mismo Partido Comunista Chino, de tumbas descubiertas, fotos y cortos fílmicos, de la obstinada imposición manu militari o el terror, de las desastrosas ocurrencias del “Gran Líder”.
Fueron dos los detonantes de la tragedia china: primero, el hostigamiento de los estadounidenses al gobierno de Chiang Kai-shek, acusándolo de serias violaciones a “los derechos humanos”, la misma táctica que llevó al derrocamiento del Shah de Irán, como, en segundo lugar, la aspiración de Mao de demostrarle a Stalin que iba a llegar al establecimiento de la “sociedad socialista perfecta” antes que los soviéticos.
Con tal propósito, Mao viajó a Moscú.
Pasaron dos días antes de que Stalin recibiera a Mao. Cuando finalmente se sentaron a negociar, se acordó que Rusia iba a suministrar fábricas completas a China, “llave en mano”, mientras China se comprometió a pagar en granos, alimentos y materias primas, ya que las cosechas en Rusia eran muy pobres, consecuencia de la colectivización de la tierra, la misma colectivización que Mao implantó con resultados peores que los sufridos por los rusos.
El “Gran Salto Adelante”, las acerías artesanales, la Revolución Cultural, el horror sobre China
El primer paso fue abolir la propiedad privada en el campo, que permitía a los terratenientes abusar de los campesinos. Eso condujo a denuncias y eventualmente a la ejecución de muchísimos de ellos, lo que a su vez descabezó la producción.
El vacío fue llenado por cuadros del Partido Comunista, fanáticos obedientes al poder central pero ignorantes de agricultura, lo que provocó pérdidas graves en la producción.
Los campesinos fueron forzados a llenar cuotas artificialmente impuestas y que dejaban muy poco de las cosechas para la subsistencia de los campesinos, que más y más se veían forzados a comer raíces, hojas de árboles, su corteza…
Los cuadros eran implacables…
De allí se pasó al “Gran Salto Adelante” y otros millones de muertos por hambre, a la política de “que florezcan mil flores” que sacó a la luz a críticos de la dictadura luego enviados a campos de rehabilitación donde la mayoría murió, a las fábricas artesanales de acero y más muertos…
En “los cien millones de muertos del marxismo”, Mao ocupa el primer lugar…

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad