NOTICIAS | Volcán ChaparrastiqueNOTICIAS | Reforma de pensionesDEPORTES | Qatar 2022NOTICIAS | Alza casos covid

El premio Pinocho al más mentiroso lo merece Trump

El expresidente estadounidense, empero, se queda a gran distancia del criminal de guerra y asesino serial que es Vladimir Putin, que ha hecho, al lado del veneno, de la mentira su gran arma para confundir, tapar realidades que repugnan a cualquier persona civilizada.

Por El Diario de Hoy |

La calificación de “PINOCHO”, el niño mentiroso, en varias categorías otorga el periódico The Washington Post a personajes de la vida pública en Estados Unidos, siendo el presidente Biden quien en estos momentos ha recibido varias nominaciones, por atribuirse o afirmar y seguramente sin pensarlo mucho, cosas demostrablemente falsas, como haber conocido al inventor de la insulina para tratar la diabetes (que murió muchos años antes de nacer el ahora presidente), que el precio de la gasolina en California siempre fue de siete dólares por galón, por afirmar que ejerció de profesor universitario (una mentira a medias) y “etcétera, etcétera, etcétera…”.

Los bukelistas no se quedan atrás, prometiendo con tanta frecuencia cosas que luego no cumplen, puras fantasías, como el primer satélite salvadoreño, la reconstrucción de 5,000 escuelas, la llegada de Amazon para instalar su centro de capacitación en El Salvador, la compra de la deuda del país por China, la repatriación de Funes, la bonanza del bitcoin, el pago de seguros a las familias de los héroes de primera línea contra el covid, etc.

Sin duda pintar castillos en el aire, ofrecer sin límites, “dar atol con el dedo” es el afán “normal” de la mayoría de políticos, que por su lado bien sabe que los nulpesantes de los que votan hacen lo mismo en su vida diaria, lo que llevó a un pensador francés a afirmar que “la mentira mueve al mundo”.

El rey de las mentiras en Estados Unidos, a quien debe otorgarse el premio Pinocho a perpetuidad, pues sus mentiras continuarán incidiendo en la política de la nación, es sin lugar a dudas Donald Trump, que pregona a diestro y siniestro, en mítines, frente a medios de difusión, en mensajes a sus seguidores, que él ganó las elecciones pero robaron su triunfo, lo que entre otras cosas provocó el insólito ataque al Capitolio para impedir que su entonces vicepresidente Mike Pence certificara la derrota de Trump.

El asalto al Capitolio costó la vida de cinco personas y lesiones en 140 policías, a lo que se suma que fue por minutos que Nancy Pelosi y otras figuras clave del Congreso no fueran asesinadas por la desbordada turbamulta.
Toda la conjura está saliendo a luz en las audiencias que se están celebrando para esclarecer lo sucedido. Como dicen muchos, cualquier persona que haya perpetrado la clase de infamias que tuvieron lugar durante el motín estaría encarcelado…


Putin va a soltar criminales pero ninguno lo supera

Trump, empero, se queda a gran distancia del criminal de guerra y asesino serial que es Putin, que ha hecho, al lado del veneno, de la mentira su gran arma para confundir, tapar realidades que repugnan a cualquier persona civilizada.
La última patraña de Putin, anunciada hace muy poco, es sacar de las cárceles a delincuentes para encasquetarles un uniforme y enviarlos a cometer atrocidades en Ucrania, a violar mujeres, saquear y asesinar civiles, cuyos cuerpos encuentra la tropa de Ucrania con las manos amarradas por la espalda.

Lo que es seguro es que ninguno de los condenados que será la nueva carne de cañón de Putin ha cometido, ni de lejos, la cantidad de crímenes y atrocidades que son la marca de Putin, un sicópata enloquecido que no va a quedar como otro Pedro el Grande, sino como Iván el Terrible de nuestra época, un resucitado Stalin, el peor monstruo del siglo XX a quien unos médicos despacharon a los infiernos cuando tuvo que ser hospitalizado.

KEYWORDS

Balances Políticos Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad