Agentes del ICE dispararon a migrante que trató de escapar

La incertidumbre causada por las actuaciones del ICE ha movido a muchos estadounidenses con raíces latinas, pero en la legalidad, a llevar consigo, todo el tiempo, sus pasaportes o sus documentos de identificación, para evitar caer en una redada y pasar días o semanas sin lograr aclarar su situación, o ser deportado.

Por El Diario de Hoy

Sep 10, 2019- 18:15

Un retén de la policía persiguió un vehículo que no se detuvo en un retén en el Bulevar del Ejército, en el límite entre San Salvador y Soyapango. Los agentes dispararon sus armas y causaron la muerte al conductor, por lo cual el jefe del operativo ha sido procesado.

Obviamente lo que procedía era dispararle a las llantas del vehículo y avisar a otros carropatrullas para interceptarlo, no disparar al conductor, pues además en la balacera otras personas pudieron haber sido heridas o muertas.

Esto contrasta con otro hecho repulsivo: en Nashville, Tennessee, agentes de ICE (inmigración) dispararon contra un mexicano que escapaba de ellos, quien resultó herido y ahora es investigado por el FBI por “acción agravada contra un agente federal”.

En la cacería humana desatada en Estados Unidos contra los inmigrantes indocumentados se está llegando a extremos de inhumanidad, como en este caso, literalmente aplicando la “ley fuga” a quienes traten de escapar.
“La ley fuga” es una ilegal y desproporcionada condena a muerte contra personas que no han cometido ningún delito fuera de no tener papales, que no son requeridas por ningún tribunal de justicia.

El hecho recuerda la consigna que las autoridades (sin que se definiera exactamente cuáles) otorgaban al héroe de la serie de James Bond: “licencia para matar”, pero entendiéndose matar a mafiosos y grandes criminales, no a civiles inocentes ni menos a ilegales en los países donde Bond se movía, aunque era obvio que esos grandes criminales no podían ser ciudadanos con sus papeles en regla en tales lugares.

La persecución de indocumentados ha adquirido un carácter violento y siniestro, pero igualmente en África unos grupos islámicos persiguen y matan a cristianos, el dictador Erdogan a los kurdos, en Siria unos contra otros, y Mugabe, dictador de Zimbabue —que acaba de irse al otro mundo después que los militares lo derrocaran— a sus opositores…

A la mujer de Mugabe la apodaban “Gucci Grace” por el hábito que tenía de ir de viaje a Europa para efectuar compras de todo lujo, más o menos como las parejas de Funes en sus continuos viajes a Miami y Los Ángeles.
El problema con ICE y los inmigrantes es que se parte de generalizaciones sin sentido que llevan a tremendas injusticias y además separan familias en las cuales los niños, estadounidenses en una gran medida, son apartados de sus padres y quedan con traumas para toda la vida.

La inmensa mayoría de inmigrantes tiene que cuidar sus familias, sus vidas, sus conductas. No se da entre ellos lo que por desafortuna sucede en otros grupos de estadounidenses, donde es frecuente encontrar niños cuyos padres y abuelos son la misma persona y que pasar “haciendo nada” les da igual por los subsidios que reciben que les permiten precisamente no hacer nada.

La expulsión violenta de grupos humanos, los pogromos, se viene dando desde los más remotos tiempos, siendo uno de los más memorables el forzado destierro de los hebreos en Babilonia cuando regía Nabucodonosor, así como la Diáspora desde la destrucción de Jerusalén en el año 70 D.C., las expulsiones de judíos por los rusos —el tema de la película “Violinista en el Tejado”— y las forzadas migraciones de pueblos enteros en la época de Stalin. Pero nunca, hasta hoy, se había dado el caso de un pogromo contra cristianos, en una nación también cristiana.

EE.UU. fue constituido por inmigrantes de todas partes

La incertidumbre causada por las actuaciones del ICE ha movido a muchos estadounidenses con raíces latinas, pero en la legalidad, a llevar consigo, todo el tiempo, sus pasaportes o sus documentos de identificación, para evitar caer en una redada y pasar días o semanas sin lograr aclarar su situación, o ser deportado.

Una precandidata a la presidencia de Estados Unidos, la senadora Kamala Harris, ha dicho que se persigue gente en su país por tener sus facciones, su aspecto, “su look”, es decir, en este caso su ascendencia indo-jamaiquina.
Se persigue a los hispanos, de la misma forma, sin considerar que hasta que Texas y todo el oeste de Estados Unidos fue arrebatado de México, todo era mexicano.

Tags Opinión |

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad